EL LADRÓN DEL SECADOR

martes, 23 de noviembre de 2010

Mis cuñados estaban pasando unos días en casa con nosotros (no viven en la mima ciudad). Luego éramos cuatro (Bueno, eso sin contar con los gatos y la perra…pero no creo que ellos tuvieran nada que ver en esta historia…más que nada, porque todavía no he tenido tiempo de enseñarlos a escribir y tal).


Esa mañana yo tenía que madrugar para irme a hacer unas cosillas. Así que, mientras el resto de los ocupantes de la casa dormían (esta vez si…incluidos mis pequeñajos) tuve que llevar a cabo una de las acciones para las que más fuerza de voluntad me veo obligada a reunir…tirarme de la cama y meterme en la ducha (no lo recuerdo, pero seguramente iría con los ojos aún cerrados) a una hora intempestiva…tanto, que ni si quiera el sol se había dignado aún a salir.


Gracias a ese maravilloso bien que llamamos agua, me desperté del todo y pude vestirme sin confundir las prendas de ropa o algo por el estilo. Y entonces llegó el momento de pánico. Saco el secador de su cajón y…¿dónde carajo está el ladrón??


Aclaro en este punto (que visto lo que leeréis a continuación creo que es preciso aclararlo) que los enchufes de mi casa son de agujeros pequeños, y el secador lleva clavijas gordas…y en consecuencia para poder enchufarlo es imprescindible un ladrón de entradas gordas y clavijas pequeñas.


Dicho esto, sigo con la historia…


Me volví loca buscándolo…no sólo por el baño, si no por toda la casa… pero no hubo suerte. Ninguna suerte. El ladrón no aparecía por ningún sitio. Recordaba claramente que el día anterior lo había dejado enchufado al secador (como sieeeempre) y estuve a punto de despertar a todo el mundo para que me ayudara a buscarlo (si, esta vez también incluidos mis pequeñajos, que, sobre todo la perra, busca como nadie). Pero una infinita bondad me invadió y decidí no hacerlo. Decidí darme algo de gomina en el pelo y largarme con el mojado. Eso si, no sin antes dejarme una nota a mi misma acordarme de buscar el dichoso ladrón a mi vuelta. Así que, fui a la pizarra magnética que tenemos en la cocina y escribí: ¿El ladrón del secador???


Cuando terminé con mis papeleos, a eso de las 12 de la mañana, aún me acordaba…más que nada porque el frío que había pasado al salir con el pelo mojado se había grabado en mi memoria…¡que congelación de ideas, por Dior!


Así que, en cuanto llegué a casa, fui directamente a la cocina para borrar mi autorecordatorio, antes de poner a buscar de nuevo. Y cual no sería mi sorpresa, al encontrarme que esa frases para mi misma había recibido no una, ni dos…si no nada menos que tres respuestas:


- A mi no me mires, que yo no he sido.


- Yo tampoco he sido!!


- Yo creo que no has mirado bien. Nadie te ha robado el secador. Lo acabo de ver en el cajón del baño.


¬¬



Nota: No…no encontré el ladrón. Tuve que comprar otro…

VISITA MAÑANERA

jueves, 21 de octubre de 2010

Ayer por la mañana, estaba yo recién levantada, tomándome mi café recién hecho y viendo un capítulo una serie mañanera recién empezado también, cuando de repente sonó el timbre.


Lo primero que hice, fue mirarme en el espejo que tengo colgado en la pared, justo enfrente del sillón y al ladito de la tele.


“Fu, menudos pelos! Y encima con el pijama este de circulitos verdes a lo años 60…vaya piiiiiintas”


Pero bueno…a esas horas tan mañaneras seguramente sería alguna vecina con intención de recuperar una prenda de ropa que había caído en mi tendedero o algo like that.


Fui hasta la puerta mientras me recogía el pelo en una coleta…porque si, vale, sería una vecina mínimo veinte años mayor que yo, vestida con una bata de guatiné (o cómo narices se escriba eso) y con una zapatillas de andar por casa de cuadritos (seguramente granates y blancos…o en su defecto azules y blancos). Pero a pesar de eso, yo siempre me exijo un mínimo de presencia…y lo del pelo alborotado a su libre albedrío, como que no me convencía mucho.


Y con mi coleta bien alta, abrí la puerta con la mejor de mis sonrisas mañaneras. Y ahí, delante de mis narices, me encuentro ¡con un bombero!


Sip. Un bombero de los verdad. Con su uniforme de bombero, su gorro de bombero, sus músculos de bombero y su carita bonita de bombero.


Y mi sonrisa se debió de convertir en una cara de fliping con el mundo.


Yo, que soy muy rápida en eso de pensar (aunque parezca mentira llevo años practicando) me monté ipso facto dos posibles teorías acerca de por qué narices había un bombero en mi puerta.


Por un lado, no se por qué estúpida razón (ya ves tú lo que tendrá que ver) se me vino a la cabeza una especie de escena de peli porno. Pero esa teoría la deseché enseguida (tampoco sé por qué).


Y por otro lado, pensé en que estaban desalojando el edificio…porque eso, aunque me gustara menos que la teoría anterior, si que tenía más que ver con un bombero de los de verdad (¿nooo??).


Y, antes si quiera de que el bombero empezara a hablar (¿veis como soy muy rápida pensado?) yo me empecé a agobiar al caer en la cuenta de que sólo tengo un trasportín ¿cómo iba a sacar a los tres gatos??? Aysssssss…Mierda! Sabía que no tenía que haber regalado a mi cuñada el otro transportín…fu, fu, fuuuuuuuuuuu!


Entonces, el bombero habló.


- Perdona ¿tienes las llaves de la terraza de arriba?


“¿De la terraza de arriba? ¿Para qué, ein?” La primera teoría volvía a tomar presencia en mi cabeza “Que yo tengo novio…y además está en la cama…y como se levante te va a pegar una palizaaaaa…”


- Si…¿las necesitas?


(Yo y mis preguntas de respuesta obvia…en fins…)


- Si…es que unos vecinos tuyos se han quedado encerrados en el ascensor y el motor está ahí arriba.


“Ahmmmm…jo, mucha experiencia en pensar rápido, pero no doy ni una!”


Y le dí las llaves y salió corriendo escaleras arriba. Y entonces, me fijé en que también había un policía arrodillado en el suelo mientras mantenía la puerta del ascensor abierta y metía las narices por el hueco.


No pude resistirme, yo también quería meter las narices…Y me asomé. Y ví las cabecitas de tres de mis vecinos de enfrente y la de mi vecino de al lado. Sólo se les veía la cabeza porque el ascensor se había atascado entre plantas… jooooer, que yuyu que me dio, oye. Tanto que, aunque hay dos ascensores y el que se atascó estaba arreglado dos horas después, hoy tengo unas agujetas en las piernas increíbles…con eso os digo to. Hasta que no se me pase el yuyu, escaleras pa arriba y escaleras pa abajo (quién me mandaría a mi vivir en un 6º!).


Ah, si…respecto al bombero, cuando vino a devolver las llaves, ya le abrió mi chico. Yo no le volví a ver, porque estaba muy ocupada apuntando en la agenda la imperiosa necesidad de comprar otro trasportín o bien, pedirle el viejo a mi cuñada…

ESCAPADA A LOS PIRINEOS

viernes, 30 de julio de 2010

Estos días de atrás he estado perdida en los Pirineos. Y ahora que ya me he encontrado por aquí otra vez, voy a contaros unas cuantas cosillas de este viaje, a mi manera…que no es otra que daros unas cuantas pinceladas (como hice aquí o aquí, por poner un ejemplo ^^).

Ahí van:

1.- Se me ha caído un mito. Tanta foto de montañas nevadas impresionantemente grandes y cuando llego allí, montañas impresionantemente grandes había, si…Pero la nieve no la ví por ningún lado! Y si me largué para allá huyendo del calor, el tiro me salió por la culata, porque me bajé del coche al llegar con 40 graditos, y me subí en él para volver con los mismos 40 graditos…Ofú!
(Vale, si, lo sé…es culpa mía por ir en julio en vez de en noviembre… :P)


2.- A pesar del calor, aquello mola un montón! (Así, sin más, no hace falta dar por qués, porque todo es un porqué).


3.- Compré lotería de Navidad en Sort…pero la brujita de la suerte no estaba. Y no, no se había largado de vacaciones a Punta Cana…Resulta que nos presentamos allí el día que decidieron mandarla a restaurar. La chiquilla que había allí nos explicó que como todo el mundo al comprar sus décimos se los pasaba por la nariz para que les diera suerte, pues la pobre brujita estaba ya a punto de perder sus fosas nasales…y no era plan de permitir tal crueldad, claro. Así que, nos conformamos con hacernos una foto con una pegatina gigante suya que había en la puerta.


4.- Paseando por un pueblecito, de pronto nos topamos con una bandera catalana colgada en una ventana. En ella, había escrito lo siguiente: “Piqué, Puyol, Xavi y Capdevila no son españoles, son catalanes. Ese mundial no vale.” (Lo ponía en catalán, pero no sé reproducirlo tal cual…). El caso es que mientras lo leíamos se nos acercó una mujer entradita en años y nos dijo: “Ni caso, que tontos hay en todas partes”. Y siguió su camino…
Y os parecerá una chorrada, pero la frase de esa mujer me marcó…Me gustó como lo dijo, en el sentido que lo dijo y por qué lo dijo. Y por eso lo cuento.


5.- Estábamos echándonos unas fotos y mi chico se dejó las gafas de sol encima de un coche. Cogimos el nuestro y nos largamos. Pocos kilómetros después, la guardia civil apareció para devolvernos las gafas. Lo habían visto, las cogieron y nos siguieron para dárnoslas. Esto también puede parecer una chorrada, pero me gustó el detalle. ^^


6.- Nos perdimos con el coche. No sé cómo carajo los hicimos, pero de pronto estábamos subiendo una carretera infinita, estrechísima y con millones de curvas. No nos cruzamos ningún coche y no vimos ningún indicio de vida humana en los alrededores. Tal cual subimos, empezamos a bajar. Una hora después, aparecimos en el punto de salida :S


7.- Visitamos un minipueblo compuesto por 3 calles: La principal y dos que la cruzaban. Pero eso no era lo curioso. Lo que me impactó fue el emplazamiento. Resulta que estaba situado en el peñón más alto del pico más alto. Al final de la calle principal había un abismo que LO FLI – PAS. Daba un miedito considerable. Pero que bonito era, coñe!


8.- También descubrimos un pueblo fantasma. Bueno…en realidad era un pueblo abandonado, pero lo de “fantasma” mola más. Era más grande que el minipueblo del abismo, pero no tenía ni un solo habitante. Y a mi me chocó un montón…¡Si tenía su iglesia y todo! Y ahora no hago más que preguntarme por qué carajo abandonarían aquel pueblo…


9.- En general: Mucha naturaleza, muchas cosas bonitas y mucha diversión. Diez puntos para los Pirineos! ^^

LA CARTA

viernes, 9 de julio de 2010

Esta misma mañana, después de llevar unas semanas de trabajo hasta arriba, me han dado una carta muy bonita, muy bien redactada y con una presentación muuuuy cuidada…Sólo faltaba un detalle para que estuviera completa: mi firma.

Venía a decir lo siguiente:


“No es por ti, es por nosotros…no tenemos un p*to duro. Así que, a partir del 31 de julio, te damos vacaciones indefinidas. Ale, que las disfrutes. Te queremos mucho y bla, bla, bla…”


No lloréis por mi…ahora dispongo de tiempo suficiente para quitarle el puesto a Sara Carbonero (el puesto de trabajo, no el de novia del santo :P)

Y esto es todo…no tengo mucho más que decir al respecto.


LO QUE NO ME PASE EN UN PASO DE CEBRA...

martes, 29 de junio de 2010

Iba yo tan feliz el otro día a llevar unos papeles a mi jefe (bueno, va…feliz no iba. Que tenía unas ganas de irme a mi casita…) cuando llegué a un paso de cebra en rojo para peatones (osea, para la menda).

Y en este punto, al que no lo sepa, le aviso de que a mi siempre me pasan cosas en los pasos de cebra (véase un caso por aquí, y otro por allá).

Seguimos…Estaba yo ahí solita, al sol, sudando la gota gorda, cuando de repente se paró a mi altura un hombre de unos cincuentra y tantos laaaaargos.

Por el rabillo del ojo capté que el hombre no paraba de mirarme de arriba abajo. Odio que la gente haga eso si no te conocen de nada…mmm…¡Y si te conocen también, qué carajo!

Intenté pasar de él y concentrarme en el bonito paisaje compuesto de coches y más coches pasando delante de mis narices…pero se debió de dar cuenta, y decidió hablarme para que no me pudiera escaquear.

- Oye…¿es que todavía no han acabado las clases?

- ¿Perdón??

- Como vas con la carpeta…

¬¬

- Son cosas de trabajo.

- ¿De trabajo?? Joder…pues yo pensaba que venías del instituto…

¡Venga yaaaa! ¿Otra veeeez? ¿Por qué a mí?? ¡Gente del mundo, graduaros la vista, por Dior!

Ni si quiera le contesté y seguí mirando al frente.

El semáforo se puso en verde y crucé. Y seguí andando…Y al rato me dí cuenta de que el hombre no se separaba de mi. Iba a mi altura, a mi mismo paso y seguía mirándome el muy pesado.

Como supongo que os esperaréis, termino por volverme a hablar…

- Pues yo tengo una hija buscando trabajo y no encuentra.

- Ahm…

- Está en el extranjero ¿sabes?

- …

- Pero bueno, yo tengo dinero para mantenerla. Es que soy propietario de una empresa de transporte y no me va nada mal.

(Pos vale…Y se supone que me tiene que importar porqueeeee….¿???)

- A todo esto ¿en qué dirección vas?

¿Es qué no lo ves? ¡Si me estás siguiendo!

- Porque si vamos para el mismo sitio, aquí delante conozco una cafetería…y si quieres te puedo invitar a desayunar, eh??

¿???? Su p*ta madre! Éste lo que quiere es ligar conmigo!!

- Tengo mucha prisa, lo siento.

- Bueno, pues si quieres te doy mi teléfono y si alguna vez necesitas algo…Yo podría darte trabajo.

Si…ya me imagino yo de qué tipo de trabajo estamos hablando, ya…

- No gracias…me adelanto que llego tardísimo. Adios.


Y a correr se ha dicho. Tanto, que cuando mi jefe me vio entrar por la puerta puso una cara extrañísima…Claro, si debía parecer que venía de retar a Usain Bolt

TELEGRAMA

viernes, 25 de junio de 2010

Siento mi ausencia de estos días. Stop. He estado más liada en el curro que un gato intentando tejer una chaqueta de lana. Stop. Este fin de semana lo paso fuera. Stop. Pero prometo empezar a ponerme al día con el mundillo blogueril el lunes. Stop. Os estoy echando mucho de menos. Stop. Tengo muchas ganas de leeros y ver cómo os va. Stop. Y, además, tengo varias historias raras de esas que sólo me pasan a mí por contaros (tengo una de un paso de cebra y todo! ¿Por qué me pasan tantas cosas en los pasos de cebra??) *. Stop. Además, hoy me ha llegado el álbum de Piximigo y os debo unas foticos. Stop. Nos vemos a la semana que viene. Stop. Joer…que telegrama más poco telegrama…Requetestop! ^^



* ¿Se pueden poner paréntesis en un telegrama?? :P

CIBERCONSULTORIO

lunes, 14 de junio de 2010

Vamos con un post de búsquedas gracias a las que ciertos navegantes llegan hasta aquí…

Debajo de cada búsqueda, hallaréis mis humildes aportaciones que espero puedan servir de algo a estos buscadores de respuestas en blogs ajenos…



Ainsss que harta estoy de gilipollas!
Y yo, hija…y yo!


Calor en el dedo gordo del pie
Ehmmm…dile al perro que se te quite de encima. No suelen levantarse hasta que se lo pides…


Cómo puedo ligarme a un desconocido sin ser pesada
Uuuuuh…eso mejor se lo preguntas a Su, que está hecha una experta en estas cosas! ^^


Cómo saber si un gato es una bruja
¿Preguntándoselo??


Dedo gordo pie sin uña
Puaaagh!


Dónde están los sueños de ayer
Pufff ¡A saber! ¿ande andarán??


El mejor tiro de peonza del mundo
Estas cosas no se buscan en Google…se buscan en Youtube! Que todo hay que explicarlo, hombreya!


El tío bueno del mes
No sé, no le he visto por aquí…


Lista de todas las peonzas 2010
¿De todas, todas?? ¿De todas las del mundo mundial??? Fu…


Indirectas a la amiga pesada de mi novio
Déjate de indirectas…estas cosas cuanto más claritas queden mejor, eh!


Lo que yo te haría ni lo sueñas
Mmmmmm… X, confiesa ¿Has sido tu??


No muevo bien el dedo gordo del pie
¿Has probado a quitarte el zapato??


Pasa un tío bueno y tu mirando
Y tú desde dónde me vigilas?? Eh, eh, eh???


Que pesada eres
Gracias…es un don.


Sueño con gatos negros en casa quería entrar
¿Quién?? ¿Tu querías entrar en casa huyendo de los gatos? ¿O los gatos huyendo de ti?


Tío bueno del día

Ehm…no, tampoco le he visto por aquí.


Vaca borracha infantil

¿Mande??


Tío bueno de la coca-cola.
Ese no existe…era un muñeco hinchable que sólo usaban para grabar los anuncios. Después lo desinflaban y lo metían en una caja de cartón hasta el próximo rodaje.


¡Quiero un tío bueno!
Vale ya con los tíos buenos, por Dior y por la virgen! Salid a la calle a buscarlos! Que por mucho que lo escribáis en Google no van a aparecer tíos buenos en vuestras habitaciones con un lacito rojo en la………….cabeza…
¡Coñe ya!

¿QUÉ EDAD APARENTO??

viernes, 11 de junio de 2010

“Ding-dooooong”

- Cocolisooooo, abreeeee!


Inciso: Cocoliso es el mote cariñoso con el que llamo a uno de mis gatos que es capaz de abrir las puertas saltando y colgándose del manillar…Pero lo hace sólo cuando le da la gana…cuando yo se lo pido, no me hace ni puñetero caso. Así que, me miró desde su cunita, pero no movió ni un pelo…y me tocó levantarme del sillón. Fin del inciso.

Abro la puerta y me encuentro a una mujer con un fajo de participaciones de lotería en la mano.

- Hola, guapa!

(Uyss…que efusividad…)

- Hola…

- ¿Está tu madre?

(Ein??)

- No.

- ¿Y tu padre?

(Juer…)

- No…

Pone cara rara.

- ¿Y con quién vives?

(¿Y a usted que le importa???)

- Con mi novio…. – (Y tampoco está…jatetú).

- ¿Vives sola??

(Nop…le acabo de decir que vivo con mi novio…está un poco teniente usted, eeeeh!)

- Si…bueno…no vivo con mis padres.

Hace un gesto raro mirándome de arriba a abajo.

- Pues si que sois precoces ahora los jóvenes…bueno, pues nada, déjalo. Adiós.


Y se largó.

Y yo fliping…porque vamos a ver…mola aparentar menos edad de la que tienes y todo ese rollo…pero tanto como para que la mujer esta me viera como una cría que no debería estar independizada…juer! Eso duele!

Y encima, se fue sin intentar venderme la lotería…

Jo…yo quería lotería.

(No, mentira…no la quería :P)

MI ÁLBUM Y YO

lunes, 7 de junio de 2010

Hace un tiempo, mi chico me propuso hacer un álbum digital con nuestras mejores fotos a través de Internet.

Tenemos millones de fotos distribuidas entre discos duros, pen drives, carpetas varias de ordenadores varios (bueno “varios”, no…de dos sólo) y la verdad es que la idea de poder tener las mejores en un álbum tangible para poder atormentar a las visitas obligándoles a pasar las páginas…mola!

Además ¡que carajo! Que me gusta a mi eso de tener un álbum de nuestras fotos en el mueble del salón, bien a la vista…Es algo como muy de mayores, no? Así, a lo gente seria!

Así que no me negué a su propuesta.

Estuvimos mirando páginas que ofertaran ese servicio, pero en todas tenías que descargar un software. Y…no es por descargar, que si hay que descargar, se descarga…pero descargar pa na…

El caso es que, tan a tiempo (que oye, ni que fuera cosa de brujería) apareció en Bloguzz la promoción de Piximigo en la que daban a varios blogguers la oportunidad de probar su servicio para hacer álbumes digitales y una vez hecho te lo enviaban a casa.

Éste, mi querido blog, fue seleccionada para la promoción…y yo más feliz que una perdiz! ^^

Lo primero que me llamó la atención es que no había que descargar nada…todo el trabajo lo haces online. Luego las ventajas son enormes…subes tus fotos desde el ordenador (o desde tus redes sociales, véase Facebook and company) y aleeeee, a diseñar se ha dicho! Y claro, una vez que las fotos están en Pixmigo, puedes acceder a tu álbum desde cualquier ordenador para seguir montándolo, sin necesidad (como pasaría con otras plataformas) de esperar a tener acceso al ordenador en el que están las fotos o la aplicación descargada.

Hay un montón de plantillas prediseñadas (veranos, bebés, bodas…). Si seleccionadas una de ellas, después puedes hacer los cambios que gustes…no tienes por qué ceñirte a ese diseño a raja tabla. Eso me gustó, pero al final me decidí por una plantilla para crear el álbum yo misma desde cero (una, que es muy hacendosa…je!).

Fue coser y cantar (más fácil incluso…porque yo cantar si, pero coser lo que es coser…:S). Es todo muy intuitivo…tienes la posibilidad de añadir varios efectos a las fotos, marcos, clip arts, un montón de fondos para las páginas y todas las combinaciones que se te ocurran a la hora de colocar las fotos.

Y hablando de lo que realmente importa…los precios no están nada mal y puedes elegir entre varios tamaños y número de páginas.


Me han mandado un código para poder hacer el pedido del álbum y recibirlo en mi casa…Así que, ando esperando que me llegue.

Cuando me manden el album, prometo editar este post y colgar alguna fotillo del mismo, para que veáis el resultado final (Y esto si que es una promesa, Doctora! ^^).

CONVERSACIÓN LABORAL

miércoles, 2 de junio de 2010

Aquí reproduzco fielmente la conversación que tuve el lunes a primera hora con un compañero:



(Yo / Compañero)





- Bla, bla, bla, bla, bla…y debería ser como una fe de erratas.

- ¿Cómo una RATA???

- No, joer…como la fe de erratas…

- ¿Ein??

- A ver ¿empezamos desde el principio?

- Si, mejor…

- Venga ¿la M con la A……..???

¬¬

- Imbécil…


- Je!





Es lo que tienen los lunes a primera hora…

LA DICHOSA PEONZA...

jueves, 27 de mayo de 2010

Ayer por la tarde, iba yo por la calle haciendo uso de mi capacidad de inercia, cuando llegué a un paso de cebra…de esos que no tienen semáforos y en los que, a consecuencia, te la tienes que jugar para cruzar. Así que, irremediablemente tuve que poner el estado inercia en off y concentrarme un poco en mi misión. Lo justo…mirar a un lado y a otro. Por mi derecha venía un coche, pero si aceleraba el paso me daba a tiempo a cruzar. Y eso hice…acelerar el paso.

A mitad del paso de cebra, comprobé que las posibilidades de que el coche llegara a mí antes de que yo llegara a la acera eran bastante bajas. Serían segundos de diferencia…pero a mi esos segundos me bastaban. Así que, bajé la mirada al suelo y volví a poner en on el estado de inercia.

Cuando puse el primer pie en la acera algo irrumpió en mi campo de visión. Era una peonza que salía disparada hacia la carretera. Detrás de ella, un niño de unos 6 ó 7 años corría agachado con intención de cogerla.

Y todo se sucedió prácticamente a la vez:

Oí el ruido del coche…estaba a centímetros de mi.

Oí un grito de mujer…

- Noooooooooooo!

Y no sé como coño pude reaccionar tan rápido. Con el pie izquierdo hice un control de la peonza que ni CR9, oiga! Y con la mano, (también la izquierda) agarré al chaval (que ya me había sobrepasado unos centímetros y estaba a punto de saltar a la carretera) por el cuello de la camiseta y lo paré en seco. Creo que hasta le levanté en el aire por un momento.

Escuché el chirrido del coche al frenar y juraría que cerré los ojos…pero no lo recuerdo bien. Ya os digo que todo esto fue en cuestión de segundos.

Cuando recuperé el aliento (de eso si me acuerdo…contuve la respiración como una especie de acto reflejo o yo qué se!), miré hacia atrás y me encontré al coche clavado en mitad del paso de cebra. No habría frenado a tiempo…

El conductor tenía una cara de susto increíble…miró al chiquillo, me miró a mi, me hizo un gesto como diciendo: “puffff” y arrancó de nuevo. Juraría que las manos le temblaban encima del volante.

Cuando quise darme cuenta, la madre del niño estaba arrodillada a mis pies abrazándole. Yo ya le había soltado, aunque tampoco recuerdo en qué momento lo hice…

La mujer, no llegó a llorar, pero le faltó poco. Me dio las gracias como un millón de veces…

Yo sólo podía sonreír y decirle: “Nada, mujer…tranquila”. Y estuvimos así unos minutos, hasta que decidí irme…

La sensación que se me quedó fue super extraña…Una especie de mezcla entre miedo y orgullo.

Y ahora que estoy escribiéndolo, acabo de darme cuenta de que no sé qué carajo pasó al final con la dichosa peonza…

EN UNA SOLA PALABRA

martes, 25 de mayo de 2010

He visto este meme en el blog de Laquesigueaquí…y me ha gustado la idea. Consiste en contestar a todas estas preguntas en una sola palabra…Molan los retos! ^^

Ahí va:

¿Dónde está tu móvil? Bolso.

¿Tu cabello? Largo.

¿Tu mamá? Genial.

¿Tu papá? Genial.

¿Tu comida favorita? Fideua.

¿Tu sueño de anoche? Gratificante.

¿Tu bebida favorita? Coca-cola.

¿Tu sueño/meta? Felicidad.

¿En qué habitación estás ahora? Ofi.

¿Tu hobby? Letras.

¿Tu miedo? Tristeza.

¿Qué quieres ser dentro de seis años? Feliz.

¿Dónde estabas anoche? Cama.

¿Algo que no eres? Tonta.

¿Muffins? Natillas.

¿Artículo en tu lista de deseos? MAC.

¿Dónde creciste? Castilla.

¿La última cosa que hiciste antes de contestar? Leer.

¿Qué traes puesto? Ropa.

¿Tu tele? Grande.

¿Mascotas? Cuatro.

¿Tus amigos? Buenos.

¿Tu vida? Guay.

¿Tu humor? Alegre.

¿Extrañas a alguien? Si.

¿Vehículo? Corsa.

¿Algo que no traes puesto? Abrigo.

¿Tu tienda favorita?
Varias.

¿Tu color favorito? Amarillo.

¿Cuándo fue la última vez que reíste?
Minutos.

¿La última vez que lloraste? Olvidada.

¿Tu mejor amiga? Lejos.

¿Un lugar al que irías una y otra vez? Papis.

¿Una persona que te envía mails regularmente? Mami.

¿Lugar favorito para comer? Homes.



Y ahora…si alguna de estas palabras os ha generado dudas y sentís la necesidad imperiosa de resolverlas, estoy a vuestra disposición en los comentarios! ^^

LA LOCA DE LA CABINA

miércoles, 19 de mayo de 2010

Hay ciertos caminos que ya hacemos por inercia. Salimos a la calle y nos dejamos llevar porque nuestros pies ya saben llegar solitos a su destino (que, por ende, es también el nuestro, claro…).

Pues el otro día, mis pies me estaban llevando de vuelta a casa, mientras yo iba distraída pensado en tonterías y, seguramente, canturreando en mi interior alguna cancioncilla, cuando llegamos a un paso de cebra. Resulta que, según mi teoría, igual que los pies saben el camino, los ojos descifran ellos solitos si un semáforo está en verde o en rojo y mandan a los pies la señal de parar o seguir, sin tener que pasar por intermediarios. Vamos…sin pedirte permiso a ti, que estás muy ocupad@ pensando en tonterías, como bien he dicho antes.

El caso es que mis ojos detectaron el rojo para peatones y mis pies se pararon.

Y yo seguí en mis cosas.

Ningún otro órgano o sentido suele intervenir en este proceso de inercia. Pero, mientras estaba ahí parada, de pronto mis oídos se empeñaron en sacarme de mis ensoñaciones.

- ¡Hija de p…………..!!


“¿Ein?”

Claro…tuve que poner a trabajar a mi querido cerebro. Y le ordené que dirigiera la mirada hacia donde los oídos me decían que venía esa voz histérica.

Y justo delante de mí, en la acera de enfrente, en una de las pocas cabinas telefónicas que quedan, veo a una muchacha de no más de 30 años con el auricular pegado a la oreja. Morena. Moño mal recogido con una pinza. Pantalones de algodón rosas. Camiseta de tirantes blanca con manchas amarillas. Zapatillas de estar por casa de felpa azul. Y las venas marcadas en la frente.

- Te he dicho que vengas ahora mismo…………….que vengas o te matoooooooo!!

O_o

- No te estoy amenazando, peazo de guarra! Pero como no vengas te juro que te matooooo!

:S

- Se va a cortar…¡Se va a cortar y no tengo más monedas! Que vengaaaaas!! Me cago en la p……….

Y se cortó.

Y la loca esta la tomó con la cabina, y se lió a porrazos con ella, utilizando el auricular para tal misión. Le daba con tanta fuerza que cada golpe hacía rebotar su propio cuerpo.

Emitía ruidos extraños, a lo karateka y lanzaba juramentos no aptos para reproducir en público.

Mis ojos me avisaron de que el semáforo se había puesto en verde.

Mi cerebro les dio la orden de dar media vuelta y continuar por esa acera hasta el siguiente paso de cebra. Hecho que después me obligaría a retroceder unos metros para llegar a la calle que tenía que tomar. Mi cerebro lo sabía. Sopesó y llegó a la conclusión de que, aunque hubiera tenido que andar varios km más, la mejor opción era no acercarme a aquella loca que aporreaba la cabina cada vez con más rabia y que se había quedado con ganas de matar a alguien que…no es por nada, pero seguramente no iba a aparecer y la loca lo sabía.

Jo…cuanto me alegro de tener un cerebro que, aunque esté desconectado, tomándose unas vacaciones en las Bahamas, mientras tu te dejas llevar por la inercia, en décimas de segundo vuelve y se pone a trabajar al 100% si la situación así lo requiere.
Y mención especial a los sentidos (que son los que dan la voz de alarma) y a las extremidades y demás órganos (que te permiten poner pies en polvorosa en caso de ser necesario).

EXPERIENCIAS POLICIALES...

viernes, 14 de mayo de 2010

Serían más o menos las doce de la noche de un viernes. Mi chico y yo íbamos en el coche de camino al pueblo…tocaba finde rural. Llevábamos a la perra atrás, dormidita en su cesta, más a gusto que un arbusto.

En esto, que al pasar un cambio de rasante, nos vemos en frente una rotonda repletita de Guardia Civil…Se habían montao allí una fiesta que pa qué! Aquello era el control de los controles. El control por excelencia…Sólo faltaban los de Callejeros, oye!

Y como no podía ser de otra manera, en cuanto nos acercamos un poquito nos hicieron el alto con el chisme ese fluorescente (¿Cómo carajo se llamará eso??).

El guardia civil nos indicó que paráramos un poco más adelante. Y allí que paramos. Le veo acercarse a él sólo por el espejo retrovisor (Ole ahí valiente! Dí que si, héroe, que tu no necesitas ayuda!).

Llega a la altura de mi ventanilla y me hace un gesto para que la baje. Le doy al botoncito y en los segundos que tarda la ventanilla en bajar, el tipo tiene una idea. Enchufa la linterna y alumbra el asiento trasero acercándose a la ventana para marujear un poquillo y tal.

En esas que el fogonazo de luz despertó a la perra. Y ella que abre los ojos, se deslumbra y encima ve el careto de un señor que no conoce en la ventana del coche…pueeeeees ¡escandalera que montó! Se puso a ladrar super histérica y se fue para la ventana.

El guardia civil dio un salto para atrás (más gracioso…a lo “lago de los cisnes”) acompañado de un gritito (juas! Es que cada vez que me acuerdo me troncho, tu!).

Y de pronto me veo a otros dos guardias civiles corriendo hacia el coche. Uno de ellos gritando:

- ¡Sujeten al perro! ¡Sujeten al perro!

Ese mismo, al llegar a la ventanilla, me dice:

- ¿Es que no saben que no se pueden transportar animales peligrosos sueltos en el vehículo??

- ¿Ein? No va suelta, señor Guardia Civil…lleva su arnés y su cinturón de seguridad. Además…peligrosa, peligrosa, no sé yo hasta qué punto…

El guardia civil me mira incrédulo y enchufa con su linterna a la parte trasera. Y ahí que se ve a mi perra, que ya se había tranquilizao porque se había dado cuenta de que los tipos aquellos no eran peligrosos, tumbadita en su cunita con cara de buena.

Inevitablemente, le dio la risa. Y se giró hacia su compañero para preguntarle que cómo se asustaba de “eso” si no pesaba ni tres kilos (en realidad pesa 3 kilos 200 gramos…pero bueno, tampoco calculó mal del todo el hombre).

Al final, haciendo esfuerzos por contener la risa, nos dedicó el esperado:

- Continúen…

Y continuamos.

Y nos dimos cuenta de que nos habían parado para nada, porque con todo el jaleo, al final, ni habíamos soplado ni na de na!

Y como dicen que para muestra un botón…aquí os muestro muy amablemente a la perra tan peligrosa que tengo…





(Todo esto fue hace casi un año ya…pero me acordado leyendo un post de Mo sobre sus experiencias con los cuerpos de seguridad…¿vosotros tenéis alguna que declarar??)

EL TIO BUENO

martes, 11 de mayo de 2010

Ayer, cinco minutillos antes de la hora de salida de la oficina, andaba yo tratando de terminar una cosilla que no quería dejar colgada, cuando empiezo a oír a lo lejos risillas y cuchicheos.

Intenté hacer oídos sordos y centrarme en lo mío, que “seguramente” pensé “será menos divertido, pero tengo que quitarme este tostón de encima YA”.

Las risillas fueron en aumento y los cuchicheos pasaron a tener un volumen de voz considerable…luego dejaron de ser cuchicheos, claro…

Así que, mis queridas compañeras, terminaron por hacer que apartase la mirada de la pantalla y las mirase a ellas. Estaban mirando por la ventana, con carillas picaronas y alguna hasta con los colores subidos.

Eran solo tres, pero habían conseguido captar la atención de todos los demás.

Al final, un compañero les preguntó qué narices les pasaba…

Entre risas escuché las expresiones “Tío bueno” y “¡Dios, lo que le haría yo a ese!”

Y claro…hubiera sido de muy mala compañera no acercarme a mirar por la ventana después de escuchar eso, no?? (Que conste que no fui la única, que casi todas las féminas metieron primera y salieron cortando el viento para la ventana).

Y allí que llego yo emocionada a asomarme…les pregunto:

- ¿Dónde, dónde?

- En el banco del museo…

Y miro para el banco del museo…

- Mmmm…no…ahí solo veo a mi…

¬¬

- ¡Dejad de mirar ya, cacho perras en celo, que tiene dueñaaaaaa!

Apagué el ordenador, cogí mi bolso y salí corriendo a la calle. Mi chico me estaba esperando abajo, jugueteando con el casco de la moto, sentado al solecito en el banco del museo…

P.D.- El mosqueo me sigue durando hoy…y llevo toda la mañana mirando a esas tres con mala baba :P

DEPILACIÓN: ESA GRAN MISIÓN

sábado, 8 de mayo de 2010

El jueves por la tarde, al llegar a casa del trabajo, me esperaba un regalito que estaba deseando tener en mis manos.

Mi cuñi y su novio (de ahora en adelante el cuñao“”), que estaban pasando unos in the house, me lo pusieron delante de las narices nada más abrir la puerta. Hacía un par de horas que se lo había dejado el mensajero y como son unos marujos natos estaban loquitos por saber qué era.

Tiré el bolso por ahí y me senté en el sillón para abrirlo, flanqueada a izquierda y derecha por ellos dos. Era lo que yo esperaba que fuera. Esto:





Mi cuñi me arrebato la caja de las manos, mientras el cuñao daba palmitas sonriendo… (sí, qué pasa, en esta familia nos hace falta poco para emocionarnos! :P).

A medida que mi cuñi sacaba cosas de la caja, yo se las quitaba y las miraba embelesada mientras ella me leía para qué servía cada una…Y el cuñao seguía con las palmitas (más animao que es él…).

Cuando vaciamos la caja por completo, nos encontramos con toooodo esto:


Mientras mi cuñi y yo leíamos al detalle las instrucciones, el cuñao dejó por fin de dar palmitas y se hizo con la Silk- épil. La observó durante un ratillo, hasta que no pudo resistirse más y la encendió.

- Buaaah, nenaaaas! Si tiene hasta una lucecilla para que veáis bien los pelillos!

Y…¿qué pasa si juntas una Silk-épil con lucecilla y un hombre en pantalón corto???

Efectivamente, su mano cobró vida propia (estoy segura de su cabeza no quería hacerlo…no quería) y fue acercando la maquinilla hacia una de sus piernas lentamente. Mi cuñi y yo contuvimos la respiración…

Esperábamos un grito a lo tarzán…pero no llegó.

- ¡Si no duele nada! Vaya inventos que os hacen a las mujeres!! A todo esto…¿no habéis dicho antes que lleva un chisme de corte apurado o algo así?? Eso para las patillas de lujo, no??

¿Veredicto final del cuñao?

- Bueh! Que locura de máquina! Le voy a decir a mi madre que me compre una!


Por mi parte, lo que más me llamaba la atención era eso de que no llevara cables y…sobre todo, que se pudiera usar en la ducha!! Así que, como los cuñaos no se iban, decidí esperar al día siguiente para probarla.

Ayer, a media tarde, estaba viendo la tele con mi chico y no podía esperar más…

- Nene, me voy a duchar

- ¿Ahora??

- Sip

- Bueeeeeno…

Y salí corriendo para la habitación a coger mi Silk-épil 7 todopoderosa…Pero mi chico me pilló por el pasillo con ella en dirección al baño.

- ¿Dónde vas con eso??

- Ehmmm…a ducharme…y a probarla.

- ¿En la ducha?? ¿Estás loca?

- Que no, jo! Que pone que se puede usar en el agua.

- Y una mierrr…que te electrocutas!

Momento maratón. No me quedó otra que salir corriendo hasta el servicio y encerrarme por dentro.

- Joder, nenaaaa, no lo hagas! Que yo te quiero mucho, tienes una buena vida…piensa en los gatos y en la perra!!

(Vale, no fue pa tanto…en cuanto me metí al baño, mi chico pasó del tema…alomejor calló en la cuenta de la indemnización millonaria que le podía caer si de verdad me electrocutaba…).

Pero no me electrocuté! Y no sólo eso…si no que no me dolió nada (nada de nada, que sólo sentía un hormigueo en las piernas…dolor cero! Prometido) y encima, gracias a la lucecilla que lleva incorporada no me dejé ni un solo pelo rebelde…muajajajaja! Por primera vez en mi vida, fui más fuerte que todos ellos!!

Después ya fuera de la ducha, probé el resto de cabezales…y misma sensación, mismo resultado.

Valoración general:

Lo mejor: Hoy estreno minifaldaaaaa!

Lo peor: El cuñao no me dejó estrenarla! Jo!

Muchas gracias a Bloguzz y a Braun por darme la oportunidad de probar la nueva Silk-épil 7…es genial!

ASESINA PSICÓPATA II

lunes, 3 de mayo de 2010

Viernes. Media horita más y empezará oficialmente el fin de semana. Ando feliz y canturreando delante del ordenador porque por la noche voy a ver a Los Planetas y a Franz Ferdinand.

De repente, la puerta de la oficina, que estaba entornada, se abre de par en par. Desvío la mirada hacia allí, interesándome en ver quién ha decidido regalarnos una visita un viernes a estas horas.

Y entonces, la veo…

Ahí. De pie. Muy seria. Haciendo una especie de repaso visual a mis compañeros.

Es ella. La asesina psicópata ha vueltooo!! Más de una semana después (mira que se ha hecho esperar la jodía), pero ha vueltoooo!!

Lo primero que se me pasa por la cabeza es: “Jo, pues si que te fuiste a aparcar lejos, bonita…”. Acto seguido, recuerdo sus palabras:

- … ¡Se van a enterar estos! ¡Se van a enterar!

Trago saliva y me escondo debajo de la mesa al grito de “¡A las barricadas! Es ella, es ella…¡Ha vuelto!”

No, mentira…

Quizá abriera los ojos mogollón expectante, pero ya. Hasta ahí mi reacción histérica.

La señorita psicópata se acerca a mi compi de recepción y le pregunta por un compañero. Éste, que venía de recoger unas fotocopias, escucha que preguntan por él y se acerca voluntariamente…así, a lo inocente.

Yo, mientras, paso una notita a mi compi de al lado (los años de colegio fueron un buen entrenamiento para las comunicaciones secretas), explicándole que es ella. Stop. Que está aquí. Stop. Que ha vuelto. Stop. Y que se va a cargar a nuestro compañero delante de nuestras narices. Requetestop.

El compañero se identifica.

“Maaaaaal”

Ella sonríe y se identifica también. Resulta que es de un sindicato (o eso dice). Le pregunta si pueden hablar en privado.

Mi compi de al lado y yo intentamos hacerle señas para que él sepa con quién está tratando. Pero no nos ve (o si, y se asusta pensado que nos ha dado un ataque de epilepsia conjunto…y se hace el tonto). Y se lleva a la señorita psicópata a un lugar “privado” (al descansillo).

Mi compi y yo nos miramos. Nos encojemos de hombros. Le damos por perdido. Se acabo. El lunes habrá que empezar a buscarle sustituto.

Llega la hora de salir y él aún no ha entrado.

Mientras recojo, barajo la teoría de que le tenga retenido con algún tipo de arma blanca en el descansillo y cuando salgamos “nos vamos a enterar”. Pero no digo nada. No vaya a ser que a mis compis les entre el canguelo y no quieran salir…que yo esta noche (repito por si lo habíais pasado por alto) tengo que ir a ver a Los Planetas y a Franz Ferdinand si o si. Da igual. Que sea lo que Dior quiera!!

Salimos y están los dos ahí, callados. Nos miran irnos.

Se han callado a posta. Seguro. ¬¬

Y ya está. Me olvidé del tema hasta hoy.

Al llegar esta mañana mi compañero estaba contando la conversación que tuvo con la señorita psicópata. Resulta que al ser el único fijo de la oficina, venía para convencerle de que se afiliara a su sindicato, porque no tenemos representación…Y de ahí eso de que “nos íbamos a enterar”, porque somos unos desconsiderados que no nos preocupamos por el bien del resto de la empresa y pasamos del sindicato…y bla, bla, bla.

Jo…pues vaya psicópata más aburrida, tú!

HOY (EDITADOOOOOOOOO!!)

miércoles, 28 de abril de 2010

Esta mañana, el beso de buenos días de mi chico ha sido especial.

Los lametazos de mi perra y los ronroneos de mis mininos al salir de la habitación, también han sido especiales.

El café de hoy, estaba especial.

He bailado al ritmo de canciones discotequeras mientra me vestía (si, los bailes también eran especiales ^^).

La llegada a la oficina, ha sido especial, porque todos, toditos, todos se han acordado! (Y la psicópata, tampoco hoy estaba esperándonos!)

Hoy el móvil está sonando más que de costumbre…y todas esas llamadas son especiales.

Porque hoy, queridos amigos y amigas de la blogsfera, como algunos ya habréis imaginado, es mi cumpleeeeee!!

Y a mi, me encanta mi cumplee!!




Así que, venga, todos al unísono, que os oiga bien:

¡ Cumpleaaaaños Feliiiiiiiiiiiiiz………………………….! ^^
Ainssss, que ilusión me hace, oyes! Que parezco una niña chica!


EDITOOOO: Resulta que mirando el correo, me acabo de encontrar con que ayer nombraron a este, mi querido blog, Blog del Día ¡Toma, toma, tomaaaaaaaaa!

Así que he decidido tomármelo como un regalito de cumple de parte de la blogsfera!! Y se lo agradezco muchísimo tanto al equipo de Blog del Día, como a todos ustedes…porque sin vosotros, este blog no tendría sentido!!

Y ahora, corred a leer la entrevista que me hicieron y que han publicado aquí!! ^^

Joooooooooo, que contenta estoy hoooooooooooooooy!

ASESINA PSICÓPATA

jueves, 22 de abril de 2010

Esta mañana, subiendo los escalones del portal de mi ofi, de pronto escucho una vocecilla detrás mi…

- Perdona…perdona…


“¿Ein?? ¿Será un hada? ¿Un elfo? ¿Cualquier otra criaturilla del bosque perdida y desorientada en la gran ciudad?”

Me giro y veo a una mujer dentro de un coche, parada en medio de la calzada, con la ventanilla del copiloto bajada y señalándome con el dedo imperiosamente.

-¡Perdona! – repite subiendo el volumen de voz.

“Jo…no es ninguna criaturilla del bosque…” pienso mientras bajo los escalones que ya tenía subidos (Arggg, un esfuerzo desperdiciado) y me dirijo hacia el coche, observando la cola que ha montado la buena mujer.

Al llegar a la ventanilla del copiloto, me pregunta:

- Oye ¿sabes si en este edificio está "nombredemiempresa"?

- Ehh, si, si…es aquí.

- ¡Vale! Voy a aparcar y vuelvo ¡que se van a enterar éstos! ¡Se van a enterar!

O_o

“Upsss”

- ¡Gracias! – medio grita mientras mete primera y se larga.


En ese momento me he planteado 2 opciones:

a) Llamar a los geos y volverme a mi casa a esconderme debajo de la cama.

b) Ser valiente, subir a avisar a mis compañeros y ayudarles a montar las barricadas y tal.

No es que yo sea una heroína ni nada por el estilo, pero oye…a algunos de esos compañeros les tengo aprecio. Así que, me he hecho la valiente y he subido a avisar.

- Pero ¿tenía cara de loca?? – me preguntan tras darles la noticia.

Me encojo de hombros.

“Desde luego, cara de hada o de elfo no tenía…”

No han querido montar barricadas. Se han limitado a cerrar bien la puerta.

- Para que tenga que llamar – dice un compi.

- Pero si llama ¿vas a abrir?

- Pues claro…

“Pues vaya…¿de qué sirve cerrar la puerta ante la inminente llegada de una asesina psicópata si tienes pensado abrir cuando llame?”

Vale…he exagerado un poco con lo de “asesina psicópata”. Era para darle emoción al asunto…porque emoción lo que se dice emoción, tiene más bien poca.

El caso es que la buena mujer, al final no ha aparecido por la oficina en toda la mañana…

No habrá encontrado aparcamiento, digo yo.
Sueños de ayer. Design by Pocket