ÉRAMOS POCOS...

viernes, 19 de octubre de 2007

Pues si...increible ¡pero cierto!

En el post anterior os hablaba de tooooodos los animales que me rodean...y por si eran pocos, pues ahora son más...dos más exáctamente.

Como bien os decía el otro día, podemos dividirlos en dos grupos: El de "Los de casa" y el de "los visitantes ocupillas que se quedan". Pues bien, una semana después, hay un nuevo miembro en cada grupo. Ja! Creo que a este paso voy a tener que poner en mi currículum "cuidadora de zoologógico cualificada" o algo así!

Empecemos por el nuevo miembro de "los ocupillas"...Decidimos llamarle Pumuki...si,si, como el famoso muñequito de la famosa serie de los 80/90...el por qué, supongo que lo imaginareis... El caso es que apareció el sábado por la noche. Estábamos haciendo un pequeña fiestecilla en la casa de campo, y de repente apareció un pequeñajo juguetón con los pelos de punta...pero de punta punta...vamos, que nunca había visto un perro con los pelos taaaan de punta. Así que, se ganó el nombre por unanimidad. Como al día siguiente y al siguiente, el pequeño Pumuki seguía por allí jugueteando con todo lo que encontraba, nos dimos cuenta de que ya era "uno más", así, decidimos hacerle un favorcillo al pequeñajo y darle un bañito para cortarle el pelo después... Tras una horita de sesión de peluquería, pudimos comprobar que si, que tenía que ojos! no sabemos muy bien cómo conseguiría ver algo con toooodo ese pelo de punta, pero tenerlos los tenía...

Y ahí sigue, con su nuevo look y haciendo amigos...

El segundo es de "los de casa". Entró en este grupo nada más verlo. Fué el lunes por la noche. Íbamos mi nene y yo por la calle, cuando lo ví en la otra acera. Era un gatito super pequeñín, solito y desamparado. Miré a los dos lados y no venían coches, así que me agaché y lo llamé...y para mi sorpresa (lo gatos de la calle no suelen acudir a tu llamada...) se acercó cariñoso y pidiendo caricias...

Nos dió penita dejarlo allí solito otra vez y como, por casualidades de la vida, íbamos a casa de una amiga que es veterinaria, pues aprovechamos el viaje y le llevamos al gatito para que nos diera un diagnostico...que fue el siguiente: "Está sanísimo, debe de tener alrededor de tres o cuatro meses y...además es un Chartreux!" ¿Un Charqueeeeee?? Pues resulta que el gatito es de una raza francesa con origen en los gatos persas, que los entendidos en gatos se suelen rifar. Por aquí, les suelen llamar "Cartujos"...Es uno de esos gatitos plateados y supersuaves y superbonitosss!

A este le tocó, por guapo y cariñoso, un billete de ida con derecho a estancia a nuestro piso! Y aquí está, dormidito sobre mis piernas mientras le sujeto con un brazo y escribo este post con una sola mano...Y no puedo evitar parar cada dos minutos para quedarme mirándole como una tonta...ainsss ¡Parece un angelito! Aunque, eso si, cuando está despierto, travieso es un rato! Pero...¿qué clase de gatito sería si no fuera travieso??

A todo esto...el granujilla que duerme ahora mismo sobre mis rodillas se llama Ulises...Uli para los amigos! Así que ya sabeis, podeis llamarle Uli! ;)

Y buenoooo...prometo por Snoopi no volver a daros la lata con los animales!

PINKY, DUQUE, BRUNO, MISI Y TODOS LOS DEMÁS...

jueves, 11 de octubre de 2007

Pinky y Duque no se pueden ni ver, se odian mutuamente desde el primer día. A Duquesa se la han llevado, pero todos esperamos que pueda volver pronto, porque la echamos mucho de menos...sobre todo Pinky! Bruno y Misi andan todo el día a la gresca, pero no pueden vivir el uno sin el otro...como buenos hermanos! Braco se fue hace tiempo tras una disputa con Pinky y no ha vuelto ¡Ójala algún día vuelva a dejarse caer por aquí! El pequeñín se acerca todas las noches para hacernos una visita, y ya de paso vaciarle la nevera a Pinky. A veces viene con su colega el enano...pero pocas veces. Y los trillizos de enfrente, parece que quieren pero no se atreven a presentarse, todo se andará...

Uno a uno:

Pinky es un fuera de serie...muy cariñoso y protector con todos...menos con Duque y con Braco...ejem...

Duque está hecho todo un atleta. Guapísimo y muy musculoso...aunque dependiendo de la ocasión puede convertirse en un auténtico miedica.

Duquesa es el amor prohibido de Pinky. Tienen una compenetración increible...con solo verlos juntos te das cuenta de que se quieren con locura.

Bruno es un buenazo! Más dulce que una tarta de chocolate, y más cariñoso que un oso amoroso...Pero fuerte y valiente a la vez...¡Y a lorito como saque su genio a pasear!

Misi es un encanto. Elegante, femenina, ágil y preciosa. Toda una joyita que enamora a cualquiera con su belleza y lo cariñosa que es.

Braco es muy apuesto. Siempre con la cabeza bien alta pero sin aires de superioridad.

El pequeñín es de lo más gracioso que te puedas echar a la cara! Eso si, hace gala de unas artes para hacerse con comida que no es suya delante de las narices del verdadero dueño (y todo el que quiera mirar) que te deja loquit@.

De enano poco puedo decir...le conozco de contadas ocasiones...Pero todo hace presagiar que se parece demasiado a su colega el pequeñín...

Y ¿qué os voy a contar de los trillizos? Tres hermanos guapísimos (y completamente iguales, claro...) a los que seguramente Pinky infunde demasiado respeto y por eso no se acercan nunca...pero estoy segura de que pronto se darán cuenta de que no es tan brabucón como aparenta y dejarán de espiar desde lejos para decirse a hacernos una visita. Yo ya me he acercado a ellos en varias ocasiones y estoy intentando convencerles...son tan simpáticos!

Los quiero muchísimo a todos...(buenooo...al enano algo menos, porque a penas le conozco) pero no puedo evitar sentir una especial predilección por Misi. Y a la vista de todos está que ella también la siente hacia mi. Nos pasamos el día juntitas...¡Hasta Bruno se pone algo celosillo, el pobre!

Si, los que desde el principio hayais pensado que estoy hablando de animales...¡Estais en lo cierto! Pinky es un Fost Terrier blanco precioso. Duque es un Pointer canela y blanco que está hecho todo un maestro de la caza. Duquesa y Braco son dos Bracos Alemanes blancos con manchitas negras (igualitos que los Dálmatas, jeje!), que parecen hermanos, oye! Bruno y Misi son dos lindos gatitos de Pelo Corto Americanos...estos si que son hermanos de verdad. El pequeñín y el enano, como sus apodos indican son dos perritos de raza pequeña. Y, por último, los trillizos son tres gatitos blancos completamente, que tienen a penas un mes.

Nooooo, no todos son mios! Pero como si lo fueran, porque se pasan la vida en la casa de campo con nosotros, aparecen y desaparecen cuando quieren. Los que si pertenecen a la casa son: Pinky, Duque, Bruno y Misi...Duquesa apareció un buen día a principios de este verano y se quedó. En poco tiempo se ganó nuestro cariño (sobre todo el de Pinky, que andaban todo el día como dos tortolitos enamorados!jeje!). Pero el buen hombre (y lo de buen hombre va en serio...porque es muy buena persona, todo hay que decirlo) que cuida la finca decidió que a él, personalmente, no le gustaba...y se la llevó muy lejos (no nos ha querido decir dónde exáctamente para que no vayamos a buscarla...grññññ). Ya lo hizo otra vez cuando llevaba con nosotros un par de semanas, y a los cinco días la perrita apareció de nuevo...esta vez, supongo que la habrá llevado más lejos, pero todos confiamos en que sea capaz de volver de nuevo! Y el pobre Pinky anda desorientado buscándola por toda la finca...

¡BIENVENIDO A LA "TIENDA AZUL Y AMARILLA"!

domingo, 7 de octubre de 2007

¿Os acordais de cuando comprar un mueble tan sólo suponía hacer un mínimo esfuerzo para acercarse hasta una tienda de muebles, mirar unos diez o quince minutos y decidirte por uno??? ¡Que tiempos aquellos,eh!

Pero ahora todo eso ha cambiado...y no veas cómo! Ahora tenemos a nuestra disposición a la "tienda azul y amarilla"...si,si...esa en la que estais pensando. La que te da la bienvenida a la república independiente de tu casa, la que tiene una ciberguía en su página web (si no la conoceis, ¿a qué estais esperando?? Podeis pasar unos minutillos divertidos intentando entablar conversación con ella! Muy recomendable para momentos de esos de aburrimiento máximo en los que cualquier cosilla de nada te entretiene...).

Bueno, a lo que iba, que me voy por las ramas! El caso es que el otro día fuí a la "tienda azul y amarilla". Nooo...no era la primera vez que iba, pero si fue la primera vez que ¡que pasé allí el día entero, enterito! Otras veces había ido para pasar el rato curioseando por aquí y por allá para terminar picando con alguna tontería que en realidad no necesitaba. Pero el otro día, fuí a comprar "de verdad". Ja! ilusa de mi, pensaba que en una mañana conseguiríamos ver toooooooda la exposición y después buscar toooodo lo que quisiéramos comprar en la zona de compra...

A primera hora de la mañana mi nene y yo estábamos allí los primeritos...no vaya a ser que pasen lista y luego no nos dejen entrar por haber llegado tarde...

- Vale, tú lleva el carrito-saco que yo me encargo de apuntar en el papelito este lo que nos guste...

A medida que esas palabras salían de mi boca me iba arrepintiendo de haberlas siquiera pensado...porque a la vez que hablaba me iba fijando en las casillas que hay que rellenar en el dichoso papelito: artículo, modelo, color,pasillo, estantería....ufff, poco más y tienes que apuntar hasta el código de barras, oye! Y claro, todo a la máxima velocidad que tu mano se digne a permitirte porque no puedes estar parado media hora delante de cada "articulo". Ainss...que ni en los exámenes de la uni tenía yo que dar tantas respuestas y a tanta velocidad!

Pero bueno, al final vas cogiendo ritmo...Y mi nene, iba metiendo en el carro-saco cosillas de esas de las que yo hablaba antes...de las que no necesitas pero ¡son tan geniales!...

Tras una caminata que ni en una ruta de esas de senderismo, por fin terminamos de ver tooooda la exposición. El lápiz y el papel echaban humo, y el carro-saco también, de lo lleno que iba ya de las cosas que puedes comprar dentro de la exposición. "Bueno" me dije "ahora bajamos, compramos lo que he apuntado en la listita (listita...ja! creo que diminutivo sobra!) y nos vamos!" Pero...mmm...¿por qué mi estómago se queja tanto? Ainsss, Martitha...¡porque es la hora de comer! ¿Yaaaaa???

Pues si, era la hora de comer...pero no problem! porque en la "tienda azul y amarilla" lo tienen todo pensado. Allí tienes a tu disposición sus ¿restaurantes? para que cómas y bebas todo lo que quieras y más! Y cuando digo todo y más es todo y más...porque eso de ser "los más baratos" se lo han aplicado a rajatabla...y no hacen excepción ni con la comida y la bebida, oye! ¡Si hasta las chiquillas de la mesa de al lado comentaban que habían ido allí solo a comer!

Bueno, tras el descanso de la comida, ya si bajamos a por las cosillas de la listita (y dale con el diminutivo...ja!). Por supuesto, además del carro-saco, tuvimos que coger otro carrazo de esos para llevar cosas pesadas. Y aleeeeeeee, a buscar artículos, modelos, colores, pasillos, estanterías... Y, claroooo, mientras buscas todo eso, pues sigues picando cosillas de las que no necesitas pero son geniales y bla, bla, bla...

Y por fin llegamos a la cola para pagar. Cargaditos hasta arriba y con la tarjeta de crédito temblando de miedito por el palo que la iba a caer así, sin anestesia ni nada! Pero mira tu...que no. Que no hubo palo! ¡Que felicidad que nos invadió a los tres (a mi nene, a mi, y a la tarjeta de crédito, claro) cuando vimos que por una cantidad irrisoria habíamos amueblado el piso prácticamente enterito! Y no sólo amueblado, eh! Que además el carro-saco iba llenito de complementos super geniales que seguro que si necesitamos!

Momento de subidón. Valeeeee, habíamos tenido que echar allí el día entero, pero creedme, merece la pena. Si...a pesar de que después, vayas a la casa que vayas seguramente te encuentres algún mueble y/o complemento como los tuyos...pero, ey! si todo el mundo va a la "tienda azul y amarilla" por algo será, no??

Tras ese momento de subidón, vino uno de bajón...y es que, mientras nos acercábamos poco a poco al coche (cada vez más despacio para que no llegara el momento...) nos dimos cuenta de que teníamos un problema serio: ¿dónde narices íbamos a meter toooooodo eso???

SALIDA INMEDIATA

lunes, 1 de octubre de 2007

A veces, viajar sólo llega a ser incluso hasta divertido…en otras ocasiones, es simple y llanamente aburrido…pero también están los viajes en solitario que podríamos denominar como altamente desesperantes y gravemente perjudiciales para la salud mental del viajero en cuestión. Pues bien, no me queda otro remedio que incluir el viaje que tuve que hacer la semana pasada entre estos últimos…

De pronto me vi en obligación de viajar “ya” y sin coche disponible…Y a la nena, que está acostumbrada a ir en coche a todas partes, no la hizo ni pizca de gracia la situación. Pero no quedaba otra, así que muy a mi pesar me rindo ante las circunstancias y me saco un billete de tren. ¡Ooooh, el tren! Que bonito y romántico suena eso de “viajar en tren” ¿verdad? Ainsss…¡cuanto daño han hecho las pelis de amorios surgidos en los vagones de algún tren de la Segunda Guerra Mundial! Viajar sólo en tren no tiene nada de bonito…y de romántico mucho menos.

Pasados unos 15 minutos de la hora en que el tren debería de haber salido, ahí me teníais a mí esperando en el andén a que el dichoso trenecito apareciera de una vez. Por las caras de tranquilidad y resignación de la gente (mucha gente!) que esperaba a mi vera, deduje que eso era lo más normal, normalísimo, del mundo mundial…

Y encima, no contentos con el retraso, cuando al dichoso tren le da por aparecer, van los de la estación y sueltan a los cuatro vientos eso de: “Salida inmediata”. ¡Y ya se montó el lío! La gente corriendo de aquí para allá, maletas volando, aglomeraciones en las puertas de los vagones y yo ahí, petrificada, loquita perdida, sin saber muy bien para donde tirar. ¡Menos mal que mi nene me había acompañado! Y fue él quien se abrió paso a empujones hasta mi vagón y me ayudó a meter la maleta sin dejar que las pirañillas me hicieran daño alguno.

Efectivamente, en lo de “Salida inmediata”, los de la estación habían informado correctamente…porque fue ¡super inmediata! Joer…si ni quiera me dio tiempo a mirar por la ventana para decir adiós a mi nene (como en las pelis esas de amorios de las que hablaba antes…jeje).

Y entonces llega el momento de conocer a tus compis de viaje…Es algo parecido al primer día de cole: Todo el mundo busca su sitio sin mirar a la cara a los demás. Yo tuve suerte y me encontré con la excusa perfecta para entablar conversación con el buen señor que me tocó en el asiento de al lado. Bueno…en realidad en mi propio asiento, porque el amigo prefería el mío al suyo.

- Es que si no estoy en la ventana lo paso algo mal…

Pues no se hable más…tranquilo, hombre, que yo me quedo en el asiento del pasillo, y yo me hago a un lado cada dos minutos a lo largo de las cuatro horas de viaje para dejar pasar a toooda esa gente que va para la cafetería, que, casualidades de la vida, estaba en el vagón de enfrente…vamos, que me tocó en un enclave estratégico. Un paso obligado.

Poco después nos informan de que no van a poder poner la primera de las dos pelis programadas para el viaje…Bueno, una que es previsora se había comprado una revista de esas que da lectura para horas y horas pero…¿dónde estaba la revista? Pues ¡donde va a estar! Guardadita en la maleta…¿y dónde estaba la maleta? Evidente: enterradita bajo otro millón de maletas…Momento “quiero llorar”. Me armo de paciencia y me pongo a pensar en mis cosas. Ainsss…siempre nos quedará nuestra propia cabecita a la hora de evadirnos! Pero el buen hombre pro-ventana se empeñó en negarme también el placer de pensar…y se puso a roncar escandalosamente…

Además, tuve la gran suerte de que me tocara en uno de esos asientos que están enfrentados a otros dos…y la amable señorita que tenía enfrente decidió combatir el aburrimiento y los ronquidos del pro-ventana haciendo uso de su portátil…lo que la obligó a estirar las piernas para mantenerlo sobre ellas con gran comodidad…Hecho que implicaba una alta reducción de la mía, ya que me vi obligada a encogerme lo más posible para dejar espacio a la señorita informática…

Y ahí estaba yo, dobladita a más no poder, con la mirada clavada en la nada, haciéndome a un lado cada dos por tres y aguantando los ronquidos del señor pro-ventana…

Cuatro horitas después, tras pegarme con medio vagón para poder recuperar mi maleta (que menudo levantamiento de pesas improvisado que me tocó hacer, oye!), por fin, puse los pies en el suelo madrileño…¡Que ganas locas de arrodillarme y besar el andén que me entraron!

Lo que vino después, da para otro post enterito: Darme cuenta de que el tren ha llegado al andén de llegadas de Ávila (cuándo mi origen era bastaaaante más al sur de la península…), encontrarme en el cercanías con una avalancha de forofos del Atleti que acaban de salir del partido, y tener que aguantar en el autobús que por fin me dejó en mi house, a un chavalín de unos 14 años que no cesó de hablar por el móvil con sus doscientos amigos, contándoles a todos la broma pesada que le había gastado a un tal Antonio esa misma tarde…¡Ey! Que cuando se quedó sin gente a quién llamar, llamó al propio Antonio para recordáselo, por si el chiquillo tenía mala memoria…

ENCUENTROS EN LA SEGUNDA FASE...

miércoles, 26 de septiembre de 2007

¿Es un sueño? ¿Tengo fiebre? ¿Deliro???

Bien...entiendo que, si los que seguíais este blog estáis leyendo ahora mismo estas líneas, os hagáis este tipo de preguntas, pero no...ni es un sueño, ni la fiebre está detrás de esto, ni el delirio se ha apoderado de vuestras cabecitas...simplemente, por difícil de creer que parezca...¡He vuelto! Y no, no pretendo que suene a amenaza...jeje...

Y supongo que ahora viene el gran momento "excusa"...pufff...pues que os voy a contar...Hace un añito por estas fechas tuve bastantes problemillas con la conexión (por ahí abajo quedó la prueba...) y bueno, solucionarse, se solucionaron...pero en el tiempo en que tardó en llegar la susodicha solución (léase: cambio radical de compañía...ejem...) pues la nena (involuntariamente, lo prometo!) se fue alejando del mundillo de los blogs...¡Ey! No enfadarse, please! que no tenía internet! hay que comprenderlo! Que ya lo pasé yo suficientemente mal los primeros días...que ¡bendita la adicción bloguera que tenía! Pasé un monillo bastante serio...Pero como todas las adicciones, esta también resultó ser superable. Eso si, a base de grandes de dosis de otro tipo de vicios que no especificaré, porque ahora no vienen a cuento... ;)

Bien, y ahora que espero haberos convencido de que no estáis soñando ni nada por el estilo, supongo que la pregunta viene a ser algo como: ¿Y cómo es que te ha dado por volver Martitha???

Buenoooooo...me dio por volver hace muuucho tiempo...pero ya se sabe. Que si hoy no tengo tiempo, que si mejor a la semana que viene, que mañana actualizo seguro...y patatín, patatán...y al final me he plantado en septiembre otra vez. Y ni que lo hubiera hecho a posta, oye! Miércoles 27 de septiembre de 2006 publico la entrada que ha dado la bienvenida a todos los que han pasado por mi blog en estos 12 meses...Miércoles 26 de septiembre de 2007, decido por fin, que si, que hoy es el día, que hoy "Sueños de ayer" vuelve a la vida. ¡Vaya bailecito de números que se traen la fechas, eh! jeje...Y me reitero NO lo he hecho a posta. NO llevo un año esperando para publicar esta entrada pensando en lo bien que quedaría el rollito de las fechas...Ni si quiera caí en ello la semana pasada y pensé en esperar a tal día como hoy para volver a publicar....Ha sido pura, purita casualidad. Me he puesto a escribir esta entrada y he decidido mirar la fecha de la última para ver cuanto tiempo hacía que no publicaba y ¡sorpresa! he llegado justo en el aniversario...

Así que, teniendo en cuenta que un año son mucho meses, muchas semanas y muchísimos días, pues creo que no estaría mal rebautizar hoy el blog...porque con un break tan largo, esto se puede considerar ya una especie de "Segunda Fase".

Bueno, y sin más rodeos, lo que yo quería decir en este post, era simplemente eso, que ¡ya me tenéis de vuelta! Así que, os doy la bienvenida a todos a esta "Segunda Fase" de "Sueños de ayer"...¡espero que la sigáis tan de cerca como a la primera! ;)

Ahhh! ¿Creíais que no os iba a dar las gracias a todos los que me habéis echado de menos y de una u otra forma me lo habéis hecho saber? jeje...¡Gracias a tod@s por haber seguido ahí a pesar del parón del blog! ;)
Sueños de ayer. Design by Pocket