ADIVINÉ QUIÉN ES QUIÉN Y GANÉ

jueves, 16 de octubre de 2008

- Diga?

- Señorita X?

- No…lo siento.

- Verá Señorita X, le llamo de…

- No, no…que se ha equivocado, que no soy la Señorita X.

- ¿No es usted X… Y…. Z….?

- No.

- Mire, si le llamo de Blabla S.A. Solo queríamos informarle de una oferta especial en…

- Pero que no soy X!

- De verdad, son solo un par de minutos. Tenemos que informar a todos los clientes de esta oferta y…

- A ver, que yo no sé nada de su empresa. Ni siquiera me suena el nombre! No soy cliente suya…

- Tengo aquí sus datos de cliente, Señorita X y…


“Arrrrgggggh…no me lo puedo creer! O esta buena mujer es rematadamente tonta…o me está tomando el pelo vilmente. No cabe otra opción posible…No, no…”


- Mire usted - (al más puro estilo ex- presi que me salió la frasecita, oye!)- que esos datos de cliente que tiene ahí, no son míos. Yo no soy X… Y…. y como sea el segundo apellido.


(No me dio tiempo a memorizar el dichoso apellido…al principio de la conversación, ni siquiera llegué a pensar que me fuera a ser útil hacerlo…).


- ¿Su número de teléfono es el 6………?

- Si…

- Pues ese es el teléfono de X…. Y….. Z…..

- Que no! "Santa pacienciaaaaaaa!"- que habrá un error. Tomarían mal el número de teléfono.

- Lo anotó usted misma, Señorita X.


“Ojalá pudiera meter la mano a través del teléfono y agarrarle del pescuezo cual conejo! ”

- Mire, le prometo que yo no soy X…- "Ya me gustaría a mi conocer a la dichosa X para darle una buena patada en el trasero por andar por ahí dando números de teléfono ajenos!"- así que, voy a colgar. Y me gustaría que no me volviera a llamar, porque no pienso contestar ¿de acuerdo???

- Está bien, está bien…tampoco es para que se ponga usted así. Lo siento mucho. Es posible que haya un error “¿Es posible???”- pero si tiene unos minutos, puedo informarle de los servicios que ofrece Blabla, S.A y si lo desea…………

Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Colgué.

Ilusa! Que soy una ilusa…Peazo de ingenua!

Era todo una estrategia de marketing para conseguir clientes! ¬¬

CONVERSACIONES DE ASCENSOR...

viernes, 10 de octubre de 2008

Desde siempre, he escuchado eso de que “el tiempo” es el tema más socorrido y, en consecuencia, más utilizado en las conversaciones de ascensor… A ver ¿de verdad alguien posee la gran suerte de tener unos vecinos que se limiten a hablar del tiempo en el ascensor???

También es posible que yo haya ido a parar al único edificio de este país en el que los vecinos pasan del tiempo tres quintales…No lo sé, pero lo cierto es que a lo largo de este año y medio que llevo viviendo en esta mi querida comunidad, he tenido que sufrir…digooooo, tratar, los temas de conversación más surrealistas y, en ocasiones, desagradables, en el ascensor.

La afición de mis vecinos por hablar de cosas ¿raras?, unida al hecho de vivir en un sexto, me supone un elevado grado de imposibilidad de zafarme de ciertos comentarios. Nunca puedo decir eso de “Me bajo aquí!”, más feliz que una perdiz porque voy a poder escapar de la conversación. No, no, no…a mi me toca aguantar la parrafada, el chaparrón, o como queráis llamarlo…y luego, de camino al sexto, volverme loca intentando encontrar algún sentido a lo que me han dicho o algún porqué que explique la razón que les ha llevado a contármelo, precisamente a mi.

Y para ejemplo un botón… Este es el caso que se me ha dado esta misma semana (Si! Solo uno! No todos los días tengo la mala suerte de coincidir con alguien en el ascensor! Y, a veces, algunos vecinos suben o bajan calladitos…). Eso si, antes he de avisaros que es uno los casos más “exagerados”, por decirlo de alguna manera…sino el que más. Si todos los comentarios ascensoriles fueran como este... hace tiempo que hubiera empezado a plantearme el mudarme, porque me habría asaltado la terrible duda de si en verdad vivo en un edificio de viviendas o más bien en un manicomio disfrazado…ejem…


“Estaba el Señor Don Gato…”

(Vecino: Azul; Yo: Rosita)


- Hola.

- Buenos días.

(…)

- Oye…tu eres la del sexto, no?

- Si…

- Y tienes un gato, ¿verdad? Le he visto algunas veces en tu terraza…

- Si...bueno, tengo dos. Un gato y una gata.

- Ah…

(…)

- ¿Sabes? Siempre lo pensado, pero nunca se lo dicho a nadie…¡Los gatos tienen que estar buenos! Se les ve tan tiernecitos…¿eh? ¿a que si?


O_O

¿Nunca se lo has dicho a nadie??? ¿Y por que diablos tienes que decírmelo precisamente a mí???

Juro, perjuro y vuelvo a jurar que si veo a este individuo merodeando por mi planta, pido una orden de alejamiento!

UN EXTRAÑO EN MI COCHE (O DOS, O TRES...)

lunes, 6 de octubre de 2008

Siete y media de la mañana de un sábado cualquiera (este pasado…por ponerlo fácil…). La que suscribe lleva ya más de 24 horitas en pie. El Sr. Morfeo lleva acechando un par de horas cada vez con más fuerza. Definitivamente, tras haber terminado con todas y cada una de las reservas de fuerza que encontré escondidas a lo largo y ancho de mi cuerpecito, había llegado un momento en que ya no podía (ni quería, seamos sinceros…) mantener los párpados levantados.

Nos acababan de echar de la última discoteca en la que habíamos estado, (Explicación: Echar= Encender las luces) por cansinos…que yo tenía sueño, pero la cara del portero cuando vino a pedirnos que nos fuéramos por enésima vez, pedía a gritos que alguien le indujera un coma hasta el año que viene, por lo menos…

Por suerte para mí, la discusión entre mis amigos acerca de a qué after ir, no llegó a buen puerto. Así que, cada uno para su casa y el Sr. Morfeo conmigo.

También por suerte para mi, mi nene y yo habíamos ido hasta allí en coche (de lo contrario nos esperaría un hora de pateo o, en su defecto, otra hora esperando que algún taxi se quedara libre y tuviera la condescendencia de rescatarnos del paseo).

De camino al coche, él venga hablar y yo venga pegar cabezazos. Éramos una adivinanza andante: “¿quién se ha levantado a las siete y quien a las 12??? ¡Que alegría, que alboroto, para quien acierte un perrito pilotoooo!”

Por fin llegamos al coche. Me siento en el lado del copiloto. Mi nene al volante. El Sr. Morfeo atrás. Cinturón. Ventanilla abajo. Codo apoyado en la ventilla. Cabeza apoyada en la mano. Posición perfectamente cómoda. Bien. Cierro los ojos y me dispongo a sumergirme directamente en la fase rem…sin preámbulos ni historias, que no estamos para tonterías ¿verdad, Sr. Morfeo??

Escucho el motor del coche. No me perturba.
Maniobra marcha atrás. No me perturba.
Sonidito del intermitente. No me perturba.
Una mano me agarra el brazo desde la calle. No me perturrr….. ¡Que coñeeee! ¡Claro que me perturba! ¡Menudo susto! Que no me quedé en el sitio porque estaba tan cansada que ni mi corazoncito tenía fuerzas para infartarse, que sinoooo…

Abro los ojos ipso facto y me encuentro a un tipo mirándome fijamente desde el otro lado de la ventanilla (Nota: Recordemos que la ventanilla estaba bajadaaaaaa!) con una sonrisa de oreja a oreja.

- ¿Te conozco??? …Mmm…No, no te conozco… No te conozco….¡Nene no le conozcoooooooo!!

(Algo así farfullé, pero no recuerdo exactamente el orden de las palabras…)

- No, no, no me conoces...lo siento ¿te he asustado???


“:S Nooooo, que bah, hombre! He saltado del sillón y me he pegado al techo cual chicle porque es una práctica muy sana que suelo practicar a diario, no te jod…..”

- Es queeee, veréis, voy con dos amigos - sigo con la vista su dedo, que señala a otro chaval y a una chiquilla que esperan expectantes unos tres metros detrás de él – Y no somos de aquí…hemos preguntado cómo volver al hostal y nos dicen que nos queda más de una hora andando…Y, no sé, si os pillara de paso, pueeeesss….

Cortó en seco y me volvió a mirar fijamente. Yo, sólo acerté a murmurar un tímido: “No sé….” Y me giré enseguida hacia mi nene interrogándole con la mirada. Él le preguntó a dónde iban exactamente, y al volverme para escuchar su respuesta el tipo aquel ya no estaba en la ventanilla…estaba abriendo la puerta de atrás! Y los otros dos, venían corriendo hacia el coche. Momento rezo interno: “Por favor, Señor, que sean buena gente, que sean buena gente, que sean buena gente…”.

(Consejo: cuando os subáis al coche…¡Echad los seguros de TODAS las puertas!)

Se acoplaron en el asiento de atrás mientras mi nene y yo les mirábamos atónitos. Y una vez estuvieron bien cómodos, el tipo de la ventanilla contestó a la pregunta:

- Dejadnos dónde vayáis vosotros, que seguro está más cerca que esto…

Algo confuso, mi nene quitó el freno de mano y salimos de allí con los tres personajillos ocupa coches en el asiento trasero.

Por supuesto, el Sr. Morfeo tuvo que apearse para ceder su sitio, puesto que los cuatro no cabían…y, en consecuencia, todo mi cansancio se esfumó y abrí los ojos cual lechuza.

Durante el trayecto, comprobé que mis rezos internos habían surtido efecto, y en verdad eran buena gente. Eran de Barcelona y les costó un poquillo explicarnos dónde narices estaban alojados, pero finalmente, más o menos, les dejamos al lado.

Lo cierto es que resultaron ser bastante simpáticos los tres, e incluso nos regalaron un paquete de tabaco cuando nos escucharon comentar entre nosotros que se nos había acabado. Simplemente resultaron ser unos chavalillos perdidos que le echaron morro a la situación.

Al día siguiente, pensándolo fríamente, me di cuenta de la poca capacidad de reacción que tengo (ejem…tenemos…los dos!) ante el factor sorpresa. Malo, malo…

UNA DE LAS MEJORES EXPERIENCIAS DE MI VIDA

miércoles, 1 de octubre de 2008

Primera fase: Incredulidad. Mi primera reacción fue negarme en rotundo a creérmelo.

“No puede ser, no puede ser y no puede ser…¡He dicho que no puede ser!”


Segunda fase: Enfurruñamiento. Mi segunda reacción fue enfadarme muchísimo.

“¿Por qué no me hicisteis caso??? ¿Por qué??”


Tercera fase: Felicidad. Mi tercera reacción ha sido emocionarme. Sonreír y sentirme feliz…muy feliz.

“¡Esta es una de las mejores experiencias de mi vida!” (Lagrimilla que asoma...)


Y ahora, vamos con la historia, para que podáis entender estos cambios tan bruscos en tan poco tiempo (cuestión de un par de semanas), y dejéis de pensar que he sufrido un episodio paranoide de personalidad múltiple o algo así.

Hace unas tres semanas, mi nene y yo, en amor y compañía, nos fuimos cinco días para mi tierra…Cuando vamos, no solemos llevarnos a los animales para ahorrarlos a los pobrecicos el sufrimiento de pasarse encerrados en el coche tantas horas y después el cambio exagerado de ambiente y temperatura. Los gatos, pueden quedarse solos, mientras tengan suficiente agua y comida, ellos tan felices como perdices! (aunque lo cierto es que les dejo niñera…pero eso ya es otro tema), pero mi cachorrilla no puede quedarse sola. Ya sabéis, lo típico: Necesita sus paseos, sus mimitos y no sentirse abandonada, porque de lo contrario daría tales serenatas a los vecinos que seguro que al volver nos veríamos nominados para abandonar la casa...

Teniendo esto en cuenta, la cachorrilla se va de vacaciones también a casa de otros álguienes que nos la cuidan (Ja!)…

Buenoooooo, vamos con lo bueno.

Al volver de mi tierra, la primera parada antes de llegar a casa fue para recoger a la cachorrilla…y cual fue nuestra sorpresa cuando al salir tan efusiva y feliz como siempre a recibirnos, nos encontramos con que nos la habían convertido en una pequeña bolita…Si, si…estaba gordísima….con el tipazo que ha tenido ella siempre! Ainsss…

¿Qué hicimos? Regañar a esos álguienes por sobrealimentarla y ponerla a régimen estricto a la pobrecica mía…

Una semana después, no solo no adelgazaba sino que su barriga iba en aumento, y empecé a temerme lo peor…pero no podía ser. En junio, cuando tuvo su primer celo, la llevábamos siempre con correa y estábamos siempre encima de ella…y ninguno de los dos vimos a ningún macho acercarse…no podía ser. Así que, algo asustados ya en vista del volumen que aquella barriguita estaba alcanzando, llevamos a la cachorrilla a visitar a su gran amiga (la odia hasta el infinito y más allá, juas!) la señora veterinaria.

La buena mujer, tomó a la cachorrilla en brazos (contra su voluntad, of course!) y se la llevó para hacerle una placa. Mi nene y yo, nos quedamos en la consulta sentados, nerviosos y ansiosos…y todo lo que acabe en –osos que signifique “desquicie máximo!!”.

Al rato, entró de nuevo peleándose con la cachorrilla que hacía todo lo posible por zafarse de sus brazos…Venía muy sonriente. Demasiado sonriente. Entonces, dejó en el suelo a mi pequeñaja, y soltó la bomba:

- Enhorabuena chicos! Vais a ser cuatro más en casa!

:O

(Entro en la primera fase)

Nada más salir de allí, nos miramos y dijimos casi al unísono:

- ¡Los “álguienes”!

(Salgo de la primera fase para entrar de golpe y porrazo, así, sin anestesia ni nada, en la segunda)

Y es que, en ese momento de frustración, nos acordamos de que los últimos días del primer celo de la cachorrilla, tuvimos que hacer un viaje relámpago de 48 horas a mi tierra…y la cachorrilla se quedó con los “álguienes”. Por supuesto, les habíamos avisado de que no la dejaran a solas con ningún macho…

Acto seguido mi nene les llamó por teléfono y les preguntó. Les obligó a hacer memoria y….¡Bingo! Resulta que pensaron que su perro no iba a poder montar a mi cachorrilla porque el es muy grande y ella muy pequeña…y pensaron también que en consecuencia no iba a pasar nada por dejarlos solos en el jardín….¡Aaaaaaarrrgh! Si es que siempre lo digo yo, ¡que pensar demasiado es malo! ¡Muy malooooo!

Esa misma noche me descubrí a mi misma mirando con cara de tonta la placa en la que se veían perfectamente a los cuatro cachorrillos…Y no pude evitar coger a mi Kira en brazos, poner mi oído en su tripita y quedarme un ratazo enorme escuchando los latidos de esos corazoncitos…

(La fase dos empezaba a desvanecerse…)

La semana pasada, el jueves, un ratillo después de publicar el post anterior, mi nene me llamó para decirme que creía que la cachorrilla se iba a poner de parto porque la notaba muy rara… Fue la vez que menos he tardado en llegar a mi casa desde la ofi (no me escapé…ya casi era la hora!....ejem…buenooo, venga, va…lo confieso! huí furtivamente 10 minutillos antes de la hora….).

(La fase tres llegó como un terremoto).

Me pasé con ella las cuatro horazas anteriores al parto dándole mimitos…y las tres horas desde que la primera cachorrilla asomó la cabecita, hasta que llegó la última (son cuatro cachorrillas…cuatro bebecitas preciosas!).

Y cuando todo terminó, extasiada, se acurrucó a mi lado y se quedó dormidita mientras las cachorrillas mamaban y yo le acariciaba suavemente la cabeza, consciente de estar viviendo una de las mejores experiencias de mi vida…

V DE VENDETTA

jueves, 25 de septiembre de 2008

Por fin, en medio de estos días lluviosos y de actividad incesante para la nena, he conseguido encontrar un huequecillo para actualizar…y qué mejor que hacerlo dando por satisfecho a Doc y haciendo que su venganza se haga realidad.

Hace ya bastante tiempo que este doctorcito me reto a retroceder determinadas cantidades de años en mi vida para contaros en qué andaba yo por aquellas épocas tan maravillosas…y después vaticinar qué narices andaré haciendo dentro de las mismas cantidades de años.

Como os decía, él lanzó el reto en forma de la venganza más vengativa que se le ocurrió…y yo lo recojo encantada, pobrecico mío… ¡V de vendetTa, Doc! ;)

Pues aleeee, vamos a empezar a retroceder, siguiendo un pequeño esquema que espero que haga las veces de mini resumen a la perfección!


Hace 10 años:


Ocupación: Rebelde sin causa.

Estilo de música preferido: Dance, techno…bla, bla, bla…

El niño de mis ojos: No sabe, no contesta.

Un sueño: Ser periodista algún día.

Dato adicional: Mi pasatiempo preferido era escaparme por la ventana de clase con mis amigas en la hora de matemáticas :S Ahora suena raro…pero os juro que era divertido!



Hace 5 años:


Ocupación: Universitaria.

Estilo de música preferido: Pachangueo (menudo cambio en cinco añitos, eh! Juas!)

El niño de mis ojos: Sigue sin saber y…en consecuencia, sin contestar.

Un sueño: Terminar la carrera para ser periodista algún día.

Dato adicional: En esta época salir de fiesta era mi pasión. No había ni un solo rincón de todas las discotecas de my city que yo no conociera…



Hace 2 años:


Ocupación: Doctoranda (toma ya! Visto de lejos suena bien y todo!)

Estilo de música preferido: De todo un poco y más…

El niño de mis ojos: Él que había empezado a serlo otros dos años antes y continúa siéndolo hoy en día…y espero que siga siéndolo siempre! J

Un sueño: Terminar de estudiar ya y poder empezar a ejercer como periodista.

Dato adicional: El ritmo fiestero había bajado un poco ya…pero poco…muy poco. Lo justo para dejar algo de tiempo para mi un nuevo hobbie…viajar! Aunque, ahora que lo pienso…en realidad, también me iba de fiesta durante los viajes…así que se podría decir, que ambos pasatiempos se fusionaron!



Hace un año:


Ocupación: Disfrutadora de la vida (estaba a punto de terminar el año sabático que había decidido tomarme).

Estilo de música preferido: Seguía siendo de todo un poco y más.

El niño de mis ojos: Ainsss…pues quién va a ser…

Un sueño: Empezar a trabajar para ser periodista de verdad de una puñetera vez!

Dato adicional: Llevaba ya unos meses viviendo con mi nene…y todo era tan genial como lo es hoy.



Bueno, fin del retroceso…Y ahora vamos con la segunda parte del reto y/o venganza: el vaticinio. Esta parte, me parece algo surrealista, la verdad...así que, espero que no os moleste que las respuestas también lo sean ;)



De aquí a 1 año: Me habrán hecho fija y me habrán subido el sueldo, porque, se habrán dado cuenta de que no pueden vivir sin mi…

De aquí a 2 años: Desde que me tocaron tropecientos millones de eurillos en la lotería de Navidad (Nota Mental: Empezar a comprar lotería de Navidad!), todo se ha vuelto mucho más fácil. Por supuesto, ahora tengo mi propio periódico de gran tirada nacional…no me hacen falta contratos fijos ni subidas de sueldo porque ¡soy riquisísima! Y hago uso de esa riqueza para crear una fundación benéfica para la protección y salvaguarda de animales callejeros y abandonados.

De aquí a 5 años: Mi nene (socio co-fundador de nuestro periódico) ha pasado a ser mi querido maridito y ya tenemos la parejita: niño y niña…niña y niño…el orden no altera al producto, que dicen! Los veranos los pasamos en nuestra casita de Miami, en Navidad esquiamos en Suiza y el resto del año se saltea con diversos viajecitos aquí y allá (sin descuidar la educación de los niños, por supuesto, oséaaaa - léase en tono pijísimo -).

De aquí a 10 años: Ese periódico tan sensacional y sus cuantiosos beneficios han derivado en todo un imperio de la comunicación que ha dado el salto internacional y se mueve a nivel mundial. Vamos, que más quisiera Prisa llegarnos a la suela del zapato! Ja!
En lo personal, seguramente habrá llegado algún que otro churrumbel más y seguiremos siendo tan felices como siempre.
No puedo dejar de mencionar aquí que, la fundación benéfica para la protección y salvaguarda de animales callejeros y abandonados que creé, va sobre ruedas, y salvamos la vida a millones y millones de esos pequeñajos.




Ainsssss…que fácil es soñar!



****************************************************************************************************************

Nota al pie: Muchísimas gracias a Mafalda por sus premios! ;) Ya sabes que me hacen muchísima ilusión esas cosas, guapaaaaaa!

Notal al pie 2: Muchísimas gracias también a todos los que me habéis echado de menos estos días! El volumen de trabajo parece que ha bajado un poquillo, así que espero poder comentaros a todos a lo largo del día de hoy! Porque leeros, os he seguido leyendo…a trozos y a ratos…pero era superior a mis fuerzas no hacerlo! Jeje!

Besitos a todos!

DE MADRID AL CIELO

lunes, 8 de septiembre de 2008

18:00 PM----- Entrada a Madrid. Intenciones, más que entendibles en un principio, de atravesar la capi en una horita como mucho.

21:00 PM----- Seguimos en la comunidad madrileña. Enlatados en el coche. Con sed. Con hambre. Con ganas de pegar una patada en el cu…. al culpable de tan grotesco atasco.



Hacía mucho tiempo que la nena no se chupaba uno de los archiconocidos atascos madrileños. No lo echaba de menos en absoluto, la verdad…pero supongo que, por pura estadística….por pura probabilidad, ya me tocaba repetir la experiencia. Así que, paciencia y al toro…que suele decirse.

Mi nene al volante. La prima de la nena en el asiento trasero. La nena de copiloto. Tropecientos mil coches rodeándonos. La situación no tiene desperdicio. No, señor.

(Nene: Verde; Prima: Rojo; Nena: Rosa)


Punto muerto.


- Prima…Son imaginaciones mías o estás sacando la lengua a la niña del coche rojo???

- Ehhhmmm, uhmmm, eeh…estooooo…jo! Ha empezado ella!

- ¡Si, si! Es verdad! Que yo la he visto empezar a ella.

- Vale…si…será verdad…pero ¡ella tiene 10 años!

- ¡Y yo tengo un aburrimiento encima de caballo!



Primera.


Punto muerto.


- Prima…¿queda algo de comer por ahí?

- A ver, a ver…¡Si! Almendras…¿quieres?


- Puagh…no! Este alcalde de Madrid tanta obra, tanta obra y no se le ocurre poner un puesto de helados por aquí ni nada…total! Si se pasan media vida en atascos…Yo creo que harían negocio, no?

- ¿???? – miro a mi nene y le susurro- psss…pssss, creo que la prima sufre un principio de enajenación mental o algo, no?


Primera.

Punto muerto.


- Oye nena…¿qué hora es?

- Las siete.

- ¿Las siete, siete??? ¿Las siete de verdad? ¿No las seis y siete, sino las siete siete??? Me estás diciendo que hemos hecho dos kilómetros en casi una hora??? Diossssss.


Primera.


Punto muerto.



- Prima, prima…has visto a los del coche azul?? Llevan un rato mirándome.

- ¿Un rato??? Ja! Llevan una hora y media mirando los pesaos! Me están desquiciando! Oyeee, mira a ver…si eso te da tiempo a irte con ellos a dar una vuelta a ver si encuentras un puesto de helados…En una hora te esperamos medio kilómetro más adelante, vale?

- Mmmmm….oye, pues…mala idea no es.


:S “Ainsssss…que se me han vuelto loquitos perdidos los dos yaaaa, ¡Socorroooooo!”


Después de tres cd’s, unos cuantos intentos de huir a pie, varias ideas surrealistas de la prima de la nena para librarnos del atasco, y una calentura de coche (y de cabeza!) que pa qué contaros…por fin, a las 21:00 pm, el atasco se disolvía y nosotros conseguíamos salir de la Comunidad Madrileña.

A mi, cuando llegamos a nuestra city, me dieron una ganas increíbles de aplaudir, de besar el suelo, de encadenarme a una palmera para no tener que volver a atravesar Madrid…y ¡eso que la vuelta a casa suponía el fin de las vacaciones!

Sinceramente, después de aguantar algo así, cualquiera que sea tu destino, se te antoja el más maravilloso de los paraísos. Creo que por fin se a cuento de qué viene eso de:

“De Madrid al cielo”.

UNA FRASE Y UNA IMAGEN

viernes, 29 de agosto de 2008

Después de malgastar un montón de espacios publicitarios en pensar en ello, en vez de en hacer zapping (el mejor deporte que el hombre ha inventado hasta el día de hoy…), por fin creo tener las respuestas al meme de Casandrita.

Se ha convertido en un auténtico reto. Si soy sincera, este es, posiblemente, el meme más difícil que me han escasquetadddd……..digoooooooo, al que me han nominado.

Ayer por la tarde, mi pobre cabecita ya no daba más de si. Me amenazo. Me aseguró que si seguía haciéndola pensar “sólo y exclusivamente” en imágenes y canciones, se plantaría en huelga indefinida…y claro…una no se puede permitir eso de tener la cabeza en huelga porque, vale, quizás en muchas ocasiones no la haga ni puñetero caso…pero en otras muchas me salva mi culito bonito, así queeee, pensé que la mejor carta que podía jugar llegados a este punto, era hacer trabajar a otra cabecita….

Ni corta ni perezosa, me giré hacia mi nene y le solté un gancho directo:

-
Nene, tu que me conoces bien ¿Qué frase de que canción crees que me describe mejor???

Su cara…ejem…indescriptible. Tras unos segundos y con la ceja levantada, me constestó:

- Mmmm, cariño…creo que no duermes suficientes horas, eh!


Vale. Creo que es suficiente con esto para que os hagáis una idea de lo que ha supuesto este meme en mi vida personal…ainsss.

No, en serio, tras su respuesta, le expliqué la situación y el motivo de mi pregunta y lo entendió (o eso dijo…porque yo creo que está empezando a pensar que esto del blog no es bueno para mi salud mental, juas!).

Lo entendió, pero su cabecita tampoco supo ayudarme…Así que, después de preguntarles también a los gatos y a la cachorrilla y de ver sus caras poker ante la cuestión planteada, solo me quedaba una baza: La almohada. Tampoco me ayudó.

Al final, como siempre, quién ha acudido en mi ayuda esta misma mañana, ha sido San Google, que me ha dado la imagen. Después, viendo que una parte del dilema estaba resuelto, a mi cabecita se le ha pasado el mosqueo y ha decidido remontarse unos años atrás para traerme la frase de la canción…

Así que, vamos con ello.


Frase de una canción que me defina:


“Se te acusa de ser joven, inconsciente y liberal”



¡Toma ya! Todo ello, por supuesto, en el buen sentido de la palabra (que siiii, que os digo yo que todas, toditas, todas las palabras de esa frase tienen un buen sentido!).

Y ¿qué más puedo decir sobre la frase? ¡Son tres adjetivos! Así que, ellos solitos dicen casi todo…dad rienda suelta a vuestra imaginación y tendréis el resto.

Bueno si…una cosa más diré…que sino queda todo muy en el aire: La frase es de “Somos el futuro”, una canción de Siete 7 Black…¿Le recordáis?? Es un chavalín que tuvo mucho éxito a principio de los 90 con su primer (y creo que último) disco :P


Una imagen que me defina:






Amor, complicidad y ayuda. Esos son los tres conceptos que me evoca esa imagen y…son tres de los cuatro pilares centrales en los que apoyo todos y cada uno de los pasos que doy.

¿El cuarto pilar? La alegría ;)

Y TAN TRISTES...

lunes, 25 de agosto de 2008

El otro día, andaba yo saltando de un blog a otro cual mariposilla campestre feliz, cuando de repente me topé con un post que hizo que se encendieran en mi cabecita las luces de alarma.

Al principio, parecía simplemente una entrada de una bloggera que había descubierto a otra bloggera (o sea, que son dos las bloggeras implicadas…) que había conseguido enamorarla con su forma de escribir. Vale, hasta aquí todo perfecto. A mi también me ha pasado y me seguirá pasando…seguro.

El caso, es que la bloggera number one había decidido dedicar a la bloggera number two un post enterito, repleto de los más bonitos halagos y frases de admiración, no sólo hacia su forma de escribir, sino también hacia su persona.
Bueno, hasta aquí, me sigue pareciendo perfecto. Un bonito detalle, la verdad.

Como cabía esperar, tras tanto piropeo, la bloggera number one invitaba a todos sus lectores a que se pasaran por el blog de la bloggera number two, para que pudieran disfrutar de los placeres que producía la lectura de la poesía que esta chiquilla plasmaba en la pantalla.

Y para que la invitación quedara completita y nadie pudiera resistir la tentación de hacer clic en el consabido y necesario link al blog de esta joven promesa de la literatura mundial, a la bloggera number one se le ocurrió que la mejor publicidad que podía hacer a la bloggera number two, dejando a un lado los halagos y piropos de los que antes os hablaba, era incluir en esta entrada dedicada uno de los poemas de esta poetisa (valga la redundancia) sin precedentes…ejem…

Y es aquí donde la historia dejó de parecerme perfecta…


Y os preguntaréis por qué…

¿Es que no te gustó el poema? ¿Tan malo te pareció? ¡Matitha, mujer, que tampoco es que tu hayas ganado un Nobel de Literatura, como para permitirte juzgar así, eh!

No, no, no…¡todo lo contrario! ¡Me encantó el poema! Vaya si me gustó…Es de los mejores poemas que he leído en mi vida. Tanto, que ese poema es mi preferido desde ¡hace años! Tanto, que siempre he adorado a Neruda por haberlo escrito…

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche….”

Y tan tristes, querido amigo Neruda…Yo me entristecí sobre manera cuando mis ojos se posaron sobre el poema. No me enfadé. Simplemente me entristecí.

Me entristeció darme cuenta de que había alguien capaz de pensar que podía hacer pasar por suyo un poema de Neruda sin problemas…que nadie se daría cuenta. Posiblemente, sin saber que se trata de uno de los poetas más famosos de la historia de la literatura y que, el poema en cuestión es, de todos los suyos, uno de los más conocidos. Pero aún más me entristeció pensar que, alguien, al otro lado de la pantalla, ni si quiera conociera a Neruda. Ni si quiera hubiera leído nunca ese poema…y, en consecuencia, había creído a pies juntillas que se trataba de una obra inédita propiedad de quien había intentado hacerla pasar por su suya…tristemente, con éxito.

Nada más lejos de mi intención que utilizar este post para dibujarme a mi misma como una persona con una cultura tan sumamente elevada que se pueda permitir el lujo de reprender a alguien que no sepa quién es Neruda. No tengo tan nivel de cultura, ni quiero, por supuesto, reprender a nadie. Por eso, precisamente, tras pensarlo durante unos largos minutos, decidí no dejar ningún comentario a la bloggera number one. Y decidí también, que ni si quiera iba a visitar a la bloggera number two. No sabía que decirles a ninguna de las dos sin que sonara a represalia. Quizás, simplemente debiera haberme limitado a dejar un comentario impersonal y directo. Algo como esto:


“Veinte poemas de amor y una canción desesperada”

Pablo Neruda, 1924.

EL SEÑOR ABURRIMIENTO

martes, 19 de agosto de 2008

Din, Dooon…Aburrimiento llamando a Martitha….

Din, Don…vamooos! Abre! Que sé que estás ahí.


Aburrimiento, lejos de desistir al no recibir respuesta alguna por parte de Martitha, pone los brazos en jarras y se queda muy quieto ante su puerta.

Ya saldrás ya…no te puedes quedar ahí dentro para siempre. No señor…y cuando salgas, aquí te estaré esperando ¡Que lo sepas!

Martitha, por su parte, disfruta de sus últimas horas de vacaciones dentro. No quiere ni oír hablar del tal Aburrimiento. Pero sabe que el jodio tiene toda la razón del mundo. Que más bien antes que después, tendrá que salir e irse con él de la mano a trabajar. Ainssss.

Y así fue. Ayer, exactamente a las 7:00 am, Martitha tuvo que abandonar a la señorita Vacaciones, para irse con el petardo ese de Aburrimiento. Castigo cruel donde los haya…sobre todo teniendo en cuenta que Martitha y Aburrimiento no se llevan nada bien. Nunca suelen estar juntos…ella siempre consigue evadirle. Pero, bien sabía Don Aburrimiento que el lunes 18 de agosto Martitha lo tendría muy difícil para darle de lado. Sumamente difícil…tan difícil que, a lo largo de la jornada laboral (intensiva y solo de mañana…por suerte!) le fue totalmente imposible.

Y es que, ayer, los únicos que poblaban la oficina, eran Martitha y el cansino de Aburrimiento, que no dudó en sentarse al lado de la pobre chiquilla y quedarse ahí quitecito durante tooooda la dichosa mañana. Arggggh!

Martitha, lo intentó todo:


Estudiarse las instrucciones de la fotocopiadora: Mala idea…a medida que ella leía, Aburrimiento crecía más y más en altura y anchura…


Probar todos los botoncitos del mando a distancia del aire acondicionado: No estuvo mal…pero duró poco. Muy poco. A Aburrimiento ni siquiera le dio tiempo a levantarse de la silla…¡Vaya mierd…piiii! ¿Dónde se ha visto un mando con tan pocos botones???


Jugar al baloncesto con la papelera: Con esto estuvo a puntito de deshacerse del pesado de Aburrimiento…si hubiera encestado alguna de las pelotitas de papel, seguro que Aburrimiento hubiera tenido que irse. Pero no pudo encestar ninguna y terminó cansándose de intentarlo, así que, Aburrimiento se quedó allí sentado…


Hacer un collage con post-it de colores: Buah…cuando llevaba puestos media docena se dio cuenta de que eso era una estupidez ¡Ya no había más colores distintos! L


Empezar a escribir un libro sobre los inconvenientes de volver de las vacaciones un día antes que tus compis…e incluso que tus jefes: “Si no hay compis, no hay descansillos. Si no hay jefes, no hay trabajo…..” Esa fue la primera y última frase del libro. Se negaba a continuar. No pensaba caer tan bajo como para confesar al mundo que prefería trabajar a seguir allí sentada junto al señor Aburrimiento sin hacer nada….


Dibujar a la jefa de sección en la pizarra del fondo: Aquí, Aburrimiento casi tiene que irse para dejar su sitio al señor Pánico, cuando Marthita quiso borrar su gracioso dibujillo y no encontraba el dichoso borrador mágico…Pero al final lo encontró y Aburrimiento se quedó…En este caso, lo cierto es que era preferible que se quedara, si…


No hubo manera. Así que, Martitha se tuvo que hacer a la idea. Se armó de paciencia y aguantó estoicamente hasta las 15:00 pm, mirando por la ventana de vez en cuando y dándose paseos entre las mesas cada media hora para estirar las piernas.

Al salir de la oficina, muy educadamente, Aburrimiento se despidió de Martitha. Ella, por su parte, se fue corriendo a una inmobiliaria para cambiar de piso lo antes posible y que nunca…¡jamás!…El señor Aburrimiento pudiera volver a encontrarla.

CUENTA PARA NOTA...

viernes, 8 de agosto de 2008

Mi querido profe Hackett me ha puesto tareas findesemaneras…y claro, la nena, pues tiene otros planes bastante más fiesteros…así que, como buena estudiante y buenísima alumna, para que el profe no se enfade si llega el lunes y mi cuaderno está en blanco…pues antes de empezar la fiesta dejo hechos los deberes…no vaya a ser que lo deje para última hora y luego no haya tiempo y el profe me ponga un cero, cerito, cero…no, no…que una es muy aplicada y no se puede permitir una nota tan baja en el expediente, porque…Cuenta para nota ¿verdad, profe??

Vamos a ello, pues…

Según las explicaciones del maestro Hackett, lo primerísimo que hay que hacer es copiar las reglas…mmmm… ¿copiar??? Jo, profe! Estos deberes si que molan! Eso de copiar se me da de lujo!

Aleeeee, a copiar se ha dicho:

- Escribir 14 “pequeñas cosas” que me hacen feliz.
- Copiar primero las reglas.
- Seleccionar 6 blogs para que sigan con el meme.
- Avisar a los blogs seleccionados.

Bueno…el profe no ha explicado mucho más…pero, como ya he dicho antes, soy muy aplicada, y claro…he deducido que no solo había que “copiar” las reglas, sino que también había que leerlas. Bieeeen, no cuesta mucho leer cuatro frasecillas…vamos bien, profe!

Fu! Vaya con las cuatro frasecillas…osea, que ahora hay que escribir ¡14 cosas! ¡Ni más ni menos que 14! Jo, profe! Esto se va complicando, eh! Ainsss…bueno, pues nada, todo sea por evitar ese cero, cerito, cero…

Pero…¿puedo hacer antes el recreo, profe? Venga, andaaaa, voy a jugar un ratito y ahora vuelvo…ya verás como así lo cojo con más ganas.

Tic-tac

Tic-tac

Tic-tac

¡Ves, profe, no he tardado nada! Siii, ya se que cuando haces los deberes en casa no hay recreo, pero, oye! Por una buena alumna, lo que sea, no? :P

Que si…que no me enrrollo más, que ya voooy! Venga:

1.- Sentarme a hablar horas y horas con mi mami de tonterías varias y de cosas serias más varias todavía…y verla sonreír cuando aparezco furtivamente con ganas de charla.

2.- Los consejos de mi papi…y que siempre esté ahí para dármelos, incluso sin habérselos pedido.

3.- Convertirme en la confesora de mi hermanito querido. Que me cuente sus secretillos y espere mi opinión como si de un preciado tesoro se tratara.

4.- Levantarme todas las mañanas y ver a mi nene a mi lado y ese besito mañanero acompañado de un “buenos días, guapa”.

5.- Que mi nene me susurre “Te quiero”.

6.- Que mi gatito, Uli, me despierte con ronroneos y mimitos varios.

7.- Que mi cachorrilla, Kira, salte y gimotee de alegría cada vez que me ve…aunque solo haga diez minutillos que me he ido.

8.- Que mi gatita, Isis, escale por mi pierna para pedir mimitos y apoye su cabeza en mi hombro y se quede ahí ronroneando hasta dormirse…

9.- Que una amiga me llame solo para decirme “hola”.

10.- Que mi jefe no vaya a trabajar.

11.- Releer un relato que acabo de escribir y sentirme orgullosa de mi misma.

12.- Que alguien me de un beso en la mejilla sin venir a cuento.

13.- Que al levantar la persiana por la mañana, me salude un sol radiante.

14.- El blog. Encontrarme vuestros comentarios. Sentir vuestro calor a través de la pantalla. Leer vuestros post y reírme con ellos, emocionarme con ellos, conoceros un poquito más con ellos…a fin de cuentas, sentiros cerca con ellos.

¿Qué tal profe? ¿Me subirá la media??? Siii, ya sé que el ejercicio no ha terminado… Valeeee, venga, vamos a por lo siguiente.

Ahora toca seleccionar a seis de mis compis de clase para que hagan también los deberes…ja! Que listos! Creían que se iban a poder escaquear, eh, profe! :P

Pues los seleccionados, son…

Cristi!

Florci!

Amanda!

Jordi!

Nuria!

Y…of, course! Mi “destrozamemes”…digooooo, “mi destrozadeberes” favorito: Doc! (Que no se si ya le habrán mandado hacerlos, pero…así tiene más presión! Muajajajaja!).

Y ahora si que si, profe…solo queda eso de avisar a mis compis…pero te prometo que lo hago ya mismo…en cuantito que termine el segundo recreo! ;)

¡GALA DE ENTREGA DE PREMIOS!

miércoles, 6 de agosto de 2008

Feliz y emocionada, Martitha, sube al estrado a recoger los cuatro premios que, tan seguidos, le han sido otorgados estos últimos días.

De su discurso de agradecimiento en general por todos ellos, resaltaremos una frase: “Haceos una idea de lo que estos premios significan para mi, teniendo en cuenta que en ellos veo reflejado hacia mi el mismo aprecio que yo os tengo a vosotros, a todos vosotros…y eso es mucho aprecio, amigos”.



Enjugándose una lagrimilla de emoción, pasa a dedicar unas palabritas a cada una de esas personitas que le han concedido cada uno de estos premios:


Premio Amigas Bloggeras:




Manzana de Caramelo: “Tan dulce como su propio nombre indica. Y tan fuerte a la vez, como muestra su avatar. Realmente, no hace mucho que la conozco…y no recuerdo si descubrí yo su blog o ella el mío. Pero lo que si sé, es que me encanta esa dulzura suya de la que hablaba y su forma de plasmarla en sus post. Y lo que si recuerdo es su historia hecha blog… Muchas gracias por este premio, Manzanita. Ese “amigas” que reza su nombre, puedes tomártelo al pie de la letra!”



Premio Brillante Weblog 2008:



Casandra: “¡Que decir de mi Casandrita! El suyo, es uno de los primeros blogs que visito casi todas las mañanas. La primera vez que visité el ciberhogar de este encanto de chiquilla, me topé con un blog lleno de colorido, de ilusión en sus palabras, de confesiones, de días buenos y noches no tan buenas, de sueños cumplidos, de esperanzas por cumplir…Me topé con una vida echa palabras. Me topé con una personita estupenda que, o bien directamente, o bien entre líneas, nos mostraba a diario su forma de ser y su manera de ver la vida. Sin tapujos. Sin vergüenzas. Sin miedos…Me topé con todo eso y con más. Y después vinieron sus comentarios, llenos de vida y siempre dispuestos a arrancar una sonrisa (o una carcajada, como suele pasar ;) )…Muchas gracias por todo eso Casandrita. Y, por supuesto, muchas gracias también por este premio, que viniendo de ti, es todo un honor poseer! ”



Premio Safiro:



Amanda: “A ti, cariño, si que hace relativamente poco tiempo que te conozco. El primer día que supe de ti, fue porque vi un comentario tuyo en otro blog animando a que alguien adoptara a un gatito que habías encontrado. Me encantó la forma tan dulce en que hablabas de ese gatito. Yo y mi amor incondicional hacia los animales nos sentimos cautivados. Allí te animé a que adoptaras tu misma al pequeñín. Ayer, pude leer en tu último post que lo habías hecho. Desde aquel primer día supe que estaba ante una persona con un corazón enorme. Gracias por ser así y por estar ahí…Y gracias por este premio! Me hizo muchísima ilusión que me lo dieras conociéndonos hace tan poco tiempo!”



Premio Gracias por tu gran Corazón Amiga:


Mafalda: ¡Ella si que tiene un gran corazón! A Mafalda empecé a leerla anónimamente (No se si lo sabías o te acabas de enterar…si es así, tómatelo como una confesión provocada por la emoción del momento y por la que no puedes enfadarte, jeje!). Fue en una época en la que yo dí un descanso al blog. A mi blog, porque seguía leyendo a todos los bloggers que tenía en mi lista de links y…en los comentarios de los blogs de estos bloggers fui encontrándome cada vez más con esta Mafalda moderna y dicharachera…Terminó cautivándome con sus comentarios y no tuve más remedió que visitar su blog. A partir de ese momento, me hice fija. Al principio anónimamente. Cuando volví a retomar mi blog, por fin le di señales de vida a Mafaldita para que supiera de esa ciberespía que se pasaba por sus aposentos. Muchísimas gracias por este premio! Y, por supuesto, tú también debes tomarte ese “amiga” al pie de la letra!


Y ahora…me llega el turno a mí de repartir todos estos premios. Si, esta vez me voy a mojar y voy a dar nombres…porque la ocasión lo merece (pero, por Dior! Que no sirva de precedente, eh!). Eso si, espero que me perdonéis, pero no voy a poner los links…están todos aquí a la izquierda en sitio preferente! Entendedme, son demasiados! ;) Así que, ahí vamos, estos fabulosos premios goes tooooooooo:


Premio Amigas Bloggeras
Amanda LifeStyle

Mafalda

Una de nosotras

(Tercer) Diario de una jóven maniática

Paradojas de girar como una noria.


Premio Brillante Weblog 2008:

Y entre tanta gente

Doc JB

El Hidalgo Informático

Desde la Tienda

Chasky Frikyblog

Los Mundos de Missy

Este tren de la vida

Pacificando o no

Atlantis 2050

El abuelo tiene un blog

Safe Heaven

Y, permitidme hacer una mención especial en este punto a cuatro bloggeros a los que sigo (y me siguen) con muchísimo cariño, desde los inicios de este, mi querido blog, allá por 2006…

Paper!

Ángel sin alas!

Azusa!

Y entre tanta gente!


Premio Safiro:

La casa encendida

El color de los sueños

Testamento de Miércoles

Blaze of glory

Quién sabe, igual un día

Florcy

Meam0ami

Tengo una duda (última adquisición a mi lista de links…y espero que duradera! ;) )



Premio Gracias por tu Gran Corazón Amiga:

Certificado de existencia (Mi Casandritaaaa! Mil gracias , otra vez, por tu premio!)

Princesa en apuros

Manzana de Caramelo (Muchísimas thanks, de nuevo, por pensar en mi para ese premio!)

A cool girl

Pescao, boquerones y calamares

As I am

Persiguiendo mariposas

Soy Nany (Guau! Guapa!)


Bueno…y hasta aquí este megapost! Seguramente me haya dejado algunos en el tintero, lo sé. Pero mi intención era galardonaros a todos, porque todos valéis un montón! Así que, quién no haya visto su blog en la lista, que se autoproclame ganador del premio que más le guste…o de los cuatro! Esto último, también vale para los que si estéis en la lista, por mi…todos sois merecedores de los cuatro premios!

Vaya…al final no me he mojado tanto, eh! :P

BARBARIE ESTÚPIDA

viernes, 1 de agosto de 2008

A eso de las 10 de la noche, suelo sacar a mi cachorrilla a pasear…el paseo de la noche. Por lo general, es una actividad soberanamente aburrida, exceptuando las ocasiones en que la pobriña se da cuenta del aburrimiento que me abruma y me hace alguna “perrería”…o lo que es lo mismo, alguna gracia, para entretenerme.

Pero no, este no es otro post mascotil, tranquilos! ella no es la protagonista de este post, porque el otro día, no hizo falta que la pequeñaja hiciera nada fuera de lo normal. El entretenimiento estaba asegurado.

Cuando salimos a la calle, todo parecía estar bien. La misma estampa de siempre. Todos los jardines de alrededor de los edificios (vivo en una zona peatonal rodeada de jardines), estaban plagados de canes acompañados de sus respectivos dueños (es lo que tiene sacar a la cachorrilla en hora punta, jeje!). Solo me extrañó un pequeño detalle. En frente de mi portal hay un banquito que, por lo general, suele estar ocupado por tres o cuatro mujeres mayores que desde que cae un poco el sol, se pasan ahí las horas muertas hablando y tejiendo jerséis, bufandas y qué se yo (que con el calor que hace, es verlas y me entra urticaria que pa qué!). Lo extraño del caso es que ese día no estaban. Su lugar lo habían usurpado unas cinco o seis chavalillas que rondarían los 15 o 16 años.

Un par de ellas estaban sentadas a horcajadas en el banco, otras dos o tres en el respaldo y una más en el suelo frente a las demás. Esta última tenía el móvil en la mano con musiquilla de esa flamenco-pop a toda pastilla (buenoooooooo, a toda la pastilla que un móvil puede permitir claro…). Y bromeaban entre ellas.

Verlas ahí me trajo muchos recuerdos…¡Cuantas noches de verano me he pasado yo con mis amigas en esa misma situación! Exceptuando, claro, lo de la musiquilla del móvil…que a mis 15 años lo del móvil se estilaba poco todavía…ejem…

Aunque no tardé mucho en darme cuenta de que su forma de “pasar el rato” no tenía absolutamente nada que ver con la mía de entonces.

Me alejé un poco y mi cachorrilla se puso a jugar con un perrillo que había suelto por ahí y me quedé parada mirándolos (Inciso: Es taaaaan mona! Jeje!).
Y de pronto, un grito me hizo girar la cabeza bruscamente:

- Hija de piiiiiii…ya te dije que si te volvía a ver por aquí te mataba, zorr… piiiii!!!

Al girar la vista ví como las cinco o seis ¿chiquillas? Se levantaban del banco amenazantes. Miré en la dirección en que ellas lo hacían y ví venir a otro grupillo de chicas de su misma edad. La más esmirriá de todas, va y suelta:

- ¿Ah, si? Aquí te espero, guarra! Que sois todas unas pu…piiiiiiiii

No hubo más palabras entendibles. Todas echaron a correr, las unas hacia las otras. A mi, se me vino a la cabeza la mítica escena de Braveheart…aunque el grito libertario no tuvo mucho que ver, la verdad. Mientras, en un acto reflejo eché el freno de la correa de la perra y la traje hacia mí para cogerla en brazos. Hice bien. Menuda batalla campal que se montó allí en un momento.

Me quedé allí petrificada mirando como una boba con la cachorrilla en brazos. La situación me había sorprendido tanto que no sabía muy bien qué hacer. Entonces, se acercó el dueño del perrillo con el que había estado jugando mi pequeñaja para cogerlo también. Se quedó a mi lado unos segundos mirando y después me dijo:

- Creo que es mejor que nos subamos a casa…que en estas cosas siempre pagan justos por pecadores.

Y se fue hacia su edificio. Pues si, lo cierto es que el hombre tenía razón. Pero….eeeeeeey! Que yo no podía irme a mi casa! Las muy jodías se estaban zumbando justo en mi portal! Es más, cuando intenté vislumbrar entre codos, puños y piernas voladoras si había alguna especie de tierra de nadie, en medio de la batalla, por donde pudiera colarme, fui testigo de cómo una de las diez o doce que formaban aquella jauría (ya no era capaz de distinguir cuáles eran del grupillo de las del banco y cuáles no) empotraba a otra contra el portal mientras la tiraba del pelo. Indirecta pillada…imposible entrar en casa.

Tras unos momentos de principio agudo de pánico, se me encendió la bombilla…¡El garaje! Corrí hacia la parte trasera del edificio con la cachorrilla en brazos y entré por el garaje. Subí algo asustadilla todavía en el ascensor…aunque no sé si por el hecho de que me hubiera podido pasar algo, o por lo triste del espectáculo que acababa de presenciar. Asusta saber que hay crías tan niñas capaces de algo así…

Al entrar en casa, solté a la perra y corrí en busca del móvil ¿es que a nadie se le había ocurrido llamar a la poli? Pero si…si se les había ocurrido, porque antes de que yo encontrara el teléfono (es que el bolso es un poco grande :P) escuché las sirenas.

No sé nada más. No me asomé a la ventana, ni nada parecido. No quería seguir presenciando aquella barbarie estúpida.

A la mañana siguiente, cuando me iba a trabajar, todo estaba tan tranquilo…parecía que no había pasado nada. Podría haber sido un sueño…si no fuera por una sandalia rosa, pisoteada, que había en el escalón de mi portal.

MOMENTOS "TIERRA TRÁGAME"

jueves, 24 de julio de 2008

Dicen que reírse de uno mismo es muy saludable, mentalmente hablando. Así que, he decidido que hoy es un buen día para hacer un poco de terapia con vosotros…para lo que os invito a que os riáis conmigo (que no de mi, eeeeh!) de estos dos momentos estelares de “Tierra Trágame”, que un día me tocó vivir…


“Tierra Trágame I”:

Allá por mis años mozos…oseasé, con unos 18 añitos, la nena se compró un supermodelito minifaldero negro de los que quitan el hipo. Me lo probé mil veces delante del espejo a lo largo de la semana. Me miraba a mi misma y me sentía una especie de diosa sexy…no veía la hora de que llegara el viernes por la noche para estrenarlo!

Pero si que llegó… ¡vaya si llegó! Cuando mis amigos me vieron aparecer se deshicieron en piropos y mi ego creció como la espuma. De camino al primer bar, varios desconocidos continuaron con los piropos y el ego crece que te crece…y entre piropos y crecidas de ego fue pasando la noche…hasta que llegó la hora de ir a mi discoteca favorita. En la entrada tenía unas escaleras super altas que había que bajar para acceder a la pista y a las barras…justo al final de la escalera, abajo, había un grupo de unos cinco o seis chicos que clavaron sus miraditas lascivas en mi, cuando me vieron en lo alto. Y yo, empecé a bajar con al cabeza bien alta y mirando hacia otro lado, disimulando, haciendo ver que no me había dado cuenta de que no me quitaban ojo de encima…

¡Craso error, mon amour! Mirar hacia otro lado es lo peor que se puede hacer mientras bajas una escalera empinadísima, con tacones, minifalda y…no lo vamos a negar, un par de copitas encima ya….SI…lo habéis adivinados listill@s! Soberano trompazo el que me pegué! Recuerdo que sentí que cuando uno de mis pies buscaba el escalón, solo encontró vacío…Lo siguiente que viene a mi mente es verme de rodillas justo en el centro del círculo que formaban los cinco o seis chicos de abajo…que, por suerte, lejos de reírse de mi, cuando consiguieron quitar de sus caras los gestos de asombro, enseguida se agacharon a ayudarme…muy caballerosos ellos, mientras mis amig@s (ten amig@s para esto!) se partían de risa a mitad de la escalera.

Horas después, mientras uno de esos chicos me acompañaba a casa (jeje :P ), comentábamos la escena y va el tío y me suelta : “Con lo guapa que eres, no te haría falta usar esa manera tan rara de entrar a los chicos…pero funciona, eh!” ¬¬


“Tierra Trágame II”

Cuando contaba catorce añitos, dos de mis mejores amigas y yo, estábamos sentadas en un banco de un parque elucubrando sobre cómo sería eso del “instituto”, al que iríamos por primera vez de novatillas, un par de días después. Nos cansamos enseguida…estábamos aburridas. No sabíamos que hacer. Era demasiado temprano para ir a ningún sitio…así que teníamos que encontrar algo que nos entretuviera en aquel parque. Y tuvimos la genial, estupenda y maravillosa idea de jugar a uno de nuestros pasatiempos para momentos aburridos en la calle: Poner nota a los chicos que pasasen y después sacar una media para ver cómo andaba el tema por esa zona de la ciudad (juasss…cosas de crías!)

Y nos pusimos a ello. No recuerdo qué nota media llevaríamos…pero habían pasado ya unos 10 o 12 chicos y todos ellos habían sido convenientemente puntuados. Y en ese momento, llegó él. Tendría unos ventitantos años, venía corriendo, enfundado en una mallitas ajustaditas…ejem…una de mis amigas y yo, le dimos un diez al unísono. La otra se quedó callada muy pensativa unos segundos…justo lo que él tardó en pasar delante de nuestras narices y entonces ella dijo muy indignada: “Pues para mi ese tío es un cero…por chulo ¡Que no puede marcar más paquete, hombre! Y encima seguro que lleva un calcetín”.

Para nuestra mala suerte, el chiquillo era fino de oído y se giró al instante. Vino hacia nosotras hecho una auténtica furia….y nunca sabré por qué extraña razón estaba tan seguro de que el comentario… ¡Lo había hecho yo! Por supuesto, buena persona que es una, no delaté a mi amiga. De todas formas, la enoooorme bronca que nos echó fue para las tres…no se libró ninguna. Repartió bien, el amigo. Nosotras, nos quedamos calladas, sin saber a dónde mirar, y muertitas de vergüenza. Cuando el muchacho se quedó a gusto, se dio media vuelta de nuevo y se largo corriendo…

Hubiera quedado aquí la cosa, si no fuera porque, un par de días después, en el salón de actos del instituto, nos presentaron a nuestros profesores y…a nuestro tutor de ese curso ¿adivináis quién era ese tutor??? ¡Bingo para los nenes y nenas blogueros! Pues si, nuestro tutor, profesor de Educación Física, era el chaval de las mallitas ajustaditas que corría por el parque dos días antes. Imaginad la situación cuando nos vio sentaditas a las tres juntas en las mismas posiciones que en el banco del parque…él sonrió y yo…yo…yo no quiero ni pensar la cara que tuve que poner!

Tuvimos la osadía de ponerle nota…Ahora, la nota nos la tenía que poner él a nosotras! :S

DE LUNES A DOMINGO

lunes, 21 de julio de 2008

La semana pasada fue dura…muy dura. Me pasé los días corriendo de aquí para allá como una loca. Creo que el miércoles ya ni siquiera pensaba, solo actuaba, me movía por instinto, casi por repetición, cual zombi tonto… y, cuando llegó el viernes…cuando llegaron las tres de la tarde del viernes, no me lo creía! Me dejé caer en el sillón con intención de dormir hasta el lunes…pero, ja! Resulta que el fin de semana también estaba destinado a ser duro, muy duro…

Vamos por partes y hagamos un miniresumen de lunes a domingo…Ahí va:

Lunes: Teníamos una salida. No me preocupé. Es lo de siempre. Todas iguales. Un par de horitas, un par de hojillas con notas y un par de fotillos…lo de siempre. Además, esta vez era en la playa!…ilusa de mi…pensaba que hasta podría aprovechar para tomar algo en algún chiringuito y tomar el sol un ratillo con los dos compis que me acompañaban…

Cuando el lunes por la mañana, nos enteramos de que nuestro “Jefe, jefe” también venía, algo me dijo que esta no iba a ser otra salida más…Y efectivamente, no lo fue. Las dos horitas se quintuplicaron (si, si…2x5 igual aaaaaaa….pues eso), de tomar el sol, nada de nada, porque menuda chupa de agua que nos chupamos…así, por nuestra cara bonita! Y aunque no tuvimos mucho tiempo para comer, no importó…ya comimos suficiente arena…arghhh. Y lo peor, es que, llegó el día. Ese fue el día. Yo sabía que en este trabajo algo así te puede pasar cuando menos lo esperas. Lo sabía, pero nunca me había pasado hasta ahora…y creo que no estaba preparada para que me pasara así, sin avisar ni na…snif, snif. Y ¿qué te pasó, Martitha, qué te pasó? Naaaaada, lo más normal del mundo (eso me decían por allí…ejem), que a gente que no conoces de nada le de por acordarse de tu mami simplemente porque estás haciendo tu trabajo…y te suelten una ristra de insultos, amenazas e improperios que ni a un árbitro que no ve un penalti en la final de Champions League, oyeeee… Ozúuuu! Que yo no tenía la culpa de lo que estaba pasando! Yo solo estaba haciendo mi trabajo! Y hubiera preferido estar en mi camita soñando con los angelitos, pero ey! Cuando toca, toca…y punto en boca, yaaaa!

Martes: Un montón de trabajo acumulado. Empiezo a hacerlo contenta…por lo menos nadie me insulta mientras me cae el chaparrón del siglo encima…por lo menos, aquí estoy agustito sentada delante de mi ordenador con el aire acondicionado y mi vasito de agua. Por lo menos, esa tranquilidad me duró un par de horillas…hasta que me avisaron de que al día siguiente teníamos que volver al infierno playero…A partir de entonces el martes se torció. Nada me salía bien, estaba de mal humor, no quería volver allí y estuve a punto de enfadarme y no respirar o algo…

Miércoles: Me tuve que levantar una hora antes de lo normal, porque había que llegar al infierno playero una hora antes de lo normal. De camino, llamé a mi mami para que estuviera preparada ante el inminente pitido de oídos que se le avecinaba a la probrecita. Volvieron los insultos, las amenazas y los improperios…y esta vez, un hombre hasta nos levantó la mano y vino hacia nosotros ofensivamente (menos mal que al final resultó que jugaba de farol…) y…una vez más, la lluvia nos acompañó en el infierno playero.

Por suerte, esta vez las dos horitas nos se quintuplicaron, solo se triplicaron…así que llegué a casita para comer. Y me encontré con que nuestros queridos friends habían secuestrado a mi nene. Y yo no tenía ni coche, ni ganas de irme de fiesta…y en consecuencia, comí solita y pasé la tarde entera solita dormitando en el sillón.

Jueves: Me paso la mañana entre las faldas del “Jefe, jefe” quiere corregir todo lo que escribo sobre el infierno playero y no me deja sola ni a sol ni a sombra…pufff, menudo agobio!

Por la tarde la compra de la semana…

Por la noche, nos llama un amigo antes de cenar. Viene otro amigo suyo de Barcelona y quiere recibirle por todo lo alto. Quiere fiesta. Se van todos de fiesta juevera. Yo me quedo en casa como una niña buena porque el viernes a primera hora tengo que estar fresquita por si pasa algo en el infierno playero y hay que salir zumbando para allá…

Viernes: Me paso la mañana pendiente del teléfono por si acaso pasa algo en el infierno playero. Por fin, a la una, me llega un sms que me arranca una sonrisa. Todo ha terminado. Todo está bien. Ya no habrá que volver. Fiuuuuu!

Después de comer, me tiro en el sillón, como os decía antes, con intención de dormir hasta el lunes…Llamada telefónica. Se programa fiesta findesemanera. O lo que es lo mismo: fiesta sin fin desde el viernes por la noche hasta el domingo por la tarde. Hay que comprar víveres y bebida…Rumbo al super, y marchando para la casa de la piscina (lugar escogido para el acontecimiento).
Empiezan a salir de paseo las cervecitas y yo, cojo fuerzas…

Sábado y domingo: Música, barbacoas, piscina, bebida, fiesta y pocas horas de sueño. No importa. Me lo paso genial.

La fiesta findesemanera se alargó más de lo normal. Ayer por la noche, terminamos todos en mi casa…y mientras los demás, acababan definitivamente con las reservas de cerveza, la nena se fue a la cama…ya no había nada que me mantuviera despierta…Mi cuerpecito no podía más. Ahora, solo espero que esta semana sea más relajadita…por lo menos hasta el miércoles, porque como el viernes no se trabaja, hay una nueva fiesta findesemanera programada de jueves tarde a domingo noche…Que Dios nos pille confesaoooos!

Y SI FUERA....

miércoles, 9 de julio de 2008

La semana pasada, Casandra me nominó para hacer este super meme (lo de “super” es por lo largo que es el jodioooo, jeje!). Y como a sus nominados nos tiene mucho cariño (que buena que es mi Casandritaaaa) pues nos dio la opción de hacerlo sin fotos…¡menos mal! A ella le quedó muy, muy, muy requetebonito con fotitos, pero es que a mi me da una pereza infinita ponerme a subirlas…ufff…así que, desde aquí, un aplauso para Casandra que venció a la pereza y subió el montón de fotos que requiere el meme!

Pero tranquilos, que haré uso de mi gran poder de palabra y descripción :P

Y sin más excusas, vamos a por el toro, que viene fuerte!

***************************************

Si fuera una palabra: Imaginación

Si fuera una bebida: Always Coca- colaaaaaaaaa (toma publicidad gratuita, como si les hiciera falta más! Juasss!)

Si fuera un animal: Una gatita, of course! ;)

Si fuera algo de la casa: En esta coincido con mi nominadora querida…el sillón! Mmmm ¿por qué será tan placentero dormirse en el sillón? ¿Qué diablos tiene que atrapa cual telaraña a las moscas??? Ainsss…misterios sin resolver…

Si fuera una zona del cuerpo: Los labios (Nota aclaratoria para mal pensados: los de la cara!!!)

Si fuera una obra de arte: “Afrodita, Eros y Pan”…es una escultura griega, del periodo helenístico, creo recordar, que me parece algo picantota…y siempre me ha hecho gracia por eso :P De esta os pongo un link de la foto andaaaaa, que no soy tan mala como para haceros buscarla a vosotros! Jeje!

Si fuera flor: La de la azalea blanca ;)

Si fuera película: Kill Bill… Muajajajajaja (Risa malévola)….jeje! Es broma, es que no se me ocurre ninguna que me identifique tanto como para asegurar que si fuera película sería esa…

Si fuera fruta: Sandía fresquita y jugosita! Mmmm, a estas horas se me hace la boca agüita pensando en ellaaaa…

Si fuera un recuerdo: El primero.

Si fuera un color: El rosita, jiji…Ainsss, que pongo colorada solo de pensar cómo os estáis riendo de mi por eso…

Si fuera un sentimiento: La alegría! Yupiiiii!

Si fuera un sentido: El sexto! Está claro!

Si fuera un satélite: ¿Alguien espera que diga otro que no sea la luna???

Si fuera uno de los siete pecados capitales: (Martitha mira hacia otro lado mientras escribe esto y hace como que silva…vamos, que intenta disimular…) La lujuria, ejeeeem…¿es que hay más???

Si fuera un olor: A césped recién cortadito…

Si fuera árbol: Una adelfa…que son bonitas y además, según tengo entendido (eso es lo que me dicen cada vez que me acerco a una…) sus hojas son venenosas… Muajajajaja (otra vez risa malévola…¡Qué pesaita que estoy con eso, eh!).

Si fuera algo suave: ¿Papel higiénico??? Jajaja…¡Es broma! Creo que la respuesta a esta coincide con la tercera!

Si fuera un personaje de cuento: La bella durmiente, sin lugar a dudas!

Si fuera ciudad: No me lo pienso…Venecia.

Si fuera música: Digamos que una fusión Pop-Rock.

Si fuera un cuerpo celeste: Una estrella…la más brillante y bonita de todas, como me dice mi nene…(Martitha otra vez colorada…)

Si fuera personaje de fantasía: ¿No vale otra vez la Bella Durmiente?? Venga, vaaaa, cambio, que ya he repetido antes una….Mmmmmm, pues…creo que sería una Fragel Rock!! Siiii!

Si fuera un sueño: La paz…a todos los niveles.

Si fuera prenda de vestir: Creo que minifalda ¡Juasss! Últimamente son mi prenda comodín!

Si fuera fenómeno atmosférico: La nieve…la blanca y frequita nieve…

Si fuera estación: Primavera florida (Como se nota que no tengo alergía, eeeeh!) y con la sangre alteradilla!

Si fuera medio de transporte: Un yate (Aleee, pa pija yo, y no los que salen en el programa ese de los ricos de la MTV, que me dan una envidiaaaaaa)

Y fin del meme!!

Bueno, ahora se supone que viene la tanda de nominaciones…Pero, creo que de esta os libráis…para que luego digáis que no soy buena…Aunque, ahora que lo pienso…¿no estaría mal ver que hacen Doc y su técnica destrozamemes con este, no??? Muajajajaja (Siii, otra vez risa malévola…pero ya está, ya es la última…ejem….por este post, claro).

LA CHICA MISTERIO II

viernes, 4 de julio de 2008

Tras toda una semana laboral repleta de cuchicheos, risillas, miradas cómplices y desayunos jugando al Piedra, Papel y Tijera…hoy, por fin, después de nada más y nada menos que cinco días, hemos obtenido algo de información acerca de la chica misterio.

Para asombro de todos, esta mañana, después de llevar toda la semana apareciendo a las 11 y largándose antes de la una, a las ocho y cinco la susodicha ha entrado por la puerta. Eso si, sin saludar ni nada, como siempre, eso ya era demasiadooo…suficiente que hoy, siendo viernes, le ha dado por madrugar!

Y aunque no ha perdido suficientes rondas del Piedra, Papel y Tijera, al final ha sido my friend de recepción la que le ha echado los huev….digoooo, la valentía suficiente al tema y se ha inventado una artimaña para tener una excusa para hablar con la chica misterio.


Al poco de llegar la chica misterio, my friend de recepción me ha llamado a mi extensión… (yo: en rosita raro, my friend de recepción: en verde):

- ¿A qué pesado madrugador me vas a pasar??? (jeje…que nooooo, que es broma! Jamás contestaría así, no vaya a ser que me haya pasado la llamada directamente, que muchas veces lo hace, la jodíaa…)

Ahora en serio:

- ¿Si?
- Oye, oye, que voy!
- ¿A dónde te vas???- (Yo es que a esas todavía ando un poquillo dormida y hay que explicármelo todo muy bien…:P)
- Que voy a hacer una incursión en territorio hostil – es que es mu cachonda, ella…jeje- díselo a F y a B – mis compis de al lado – y estad antentos, que voooooy…

Y ha colgado…Tan contenta que estaba! La pobre, no sabía lo que se le venía encima!

Yo, muy obediente, se lo he dicho a F y a B. A F le ha entrado otra vez la risilla floja…menos mal que la ha controlado antes de que se expandiera cual epidemia como el otro día. Y a B le ha entrado la prisa porque tenía una salida a ¡las 10 de la mañana! Andaaaa que! No había tiempo ni na para que my friend de recepción hiciera la incursión!


A los pocos minutos de su llamada, con nosotros más atentos que en una conferencia sobre el fin del mundo o un tema de importancia similar, hemos visto como my friend de recepción se levantaba y venía hacia nosotros (creo que el otro día ya comenté que la chica misterio había elegido sentarse relativamente cerca de mi sitio…).

A medida que se acercaba a ella (por la espalda, como Dios manda…juasss!), la atención iba en aumento. Ya no solo éramos nosotros 3…ya toda la ofi se imaginaba qué iba a pasar y no le quitaban ojo! (la mayoría con gestos de lo más cachondo…para ponerse a hacer fotos, oye…)

My friend de recepción, le ha puesto la mano en el hombro y cuando la chica misterio ha mirado hacia ella, le ha dicho muy seria (bueno, más o menos, no puedo reproducir las palabras exactas, exactas…Pero ha sido algo muuuy parecido a esto) (My friend de recepción: rosa raro, tonta el capu...digooo, chica misterio: verde):


- Perdona que te moleste, pero como ayer te fuiste a las 12 y media de la mañana- (ejem, toma indirecta!)- pues no pude hablar contigo, pero el caso es que alguien llamó preguntando por una tal Elena ¿No serás tú? Porque, claro, aquí nadie sabe tu nombre, y creo que, por lo menos a mi me lo deberías decir, por si te llaman y tengo que pasarte la llamada, no?

(Nota aclaratoria: Por supuesto, ayer no llamó nadie preguntando por ninguna Elena…todo pura estrategia…)

- Pues no, yo no soy Elena. Además, a mi no tiene por qué llamarme nadie aquí.

- Bueno vale…pero no sé, qué menos que decir tu nombre a tus compañeros, no?

- Me llamo C…y no sois mis compañeros. Bueno, lo vais a ser solo un par de meses. Soy autónoma y vengo exclusivamente ha hacer un solo trabajo. Cuando lo termine me iré a otro sitio y fin de vuestro contacto conmigo.


(Asombro generalizado…menuda cara que he tenido que poner al escuchar eso…)


- Aaaaaahmmmmm…

My friend de recepción no ha dicho nada más…se ha tragado la bordería de la tía petarda y se ha dado media vuelta. Y cuando ya llevaba medio camino recorrido, la chica misterio dice en voz alta sin apartar la vista del ordenador:

- Ah! Y no tengo horario fijo. Me pongo mi propio horario dependiendo de cómo lleve mi trabajo…

Vamos, que en resumen hemos descubierto, gracias a que my friend de recepción haya tenido que aguantar semejante derroche de bordería, los siguientes datos de la chica misterio:

A) Nombre: C.
B) Profesión: Petarda.
C) Relaciones laborales: Nulas.
D) Duración de contrato: Solo unos dos meses (Yupiiiiiii!)

LA CHICA MISTERIO

miércoles, 2 de julio de 2008

Hay chica nueva en la oficina, se llama ……..¿??? y…¿es divina?

Pues no lo sé…no sé ni como se llama, ni si es divina, ni nada de nada sobre ella. Ni lo sé yo, ni lo saben mis compis, ni nadie parece saberlo! Es la chica misterio, oye…

Llegó el lunes. Entró hablando por el móvil, echó un vistazo por encima de los ordenadores y se fue directita a una de las mesas vacías (Nota aclaratoria: es que nos hemos mudado hace poquillo, y ahora tenemos algunas mesas que aún no están ocupadas…pero al tiempo…)

Nosotros nos mirábamos confusos. Primero, nos hacíamos gestos de interrogación los unos a los otros agachando la cabeza detrás de los monitores para que no nos viera. Después, a uno de mis compis le entró la risa floja y fuimos cayendo como moscas todos…que contagiosa que es la jodía risilla esa… Ufff, el caso es que yo estuve a punto de tener que meterme debajo de la mesa o algo, porque seguir riéndome sin hacer ruido se me hacía bastante cuesta arriba ya.

Y os preguntaréis de qué nos reíamos…pues oye, tampoco lo sé. No tengo ni la más remota idea…no le veo la gracia ahora, ni se la ví entonces. Pero no sé…supongo que de lo surrealista de la situación o vete tu a saber de qué! El caso es que no había excepciones, allí se reía hasta el tato…

Y a todo esto, mientras se producía una especie de desternillamiento generalizado, la chiquilla seguía hablando por teléfono como si nada, oye…toda digna ella.

Siguió un rato hablando por teléfono…un rato considerable….tan considerable que a los demás nos dio tiempo a terminar de reírnos, a que nos diera el típico segundo ataque de risa incontenible y a volver a relajarnos… Y al final, la chiquilla colgó y dejó el móvil. En ese momento todos miramos a la jefe de sección y ella simplemente se encogió de hombros y nos dedicó una mueca que vino a decir: “No tengo ni piiiiii idea de quien es esta”.

Y la misteriosa chica, encendió el ordenador. Ja! Toma ya! Tenía contraseña y todo…¿o no? ¿Quizás leyó la mente de alguno de nosotros y nos robó la nuestra??? Mmmmm.

Al final, la jefe de sección, cansada de que le atravesáramos con la mirada, se levantó y se fue para ella. Y todos los demás hicimos acercamiento de cabeza (Juass! Que no se notó nada, no! Si algunos parecían avestruces!) y agudizamos el oído. A mi se me había sentado relativamente cerca, así que me enteré de todo sin tener que hacer ningún esfuerzo sobre humano. Y esta vino a ser la mini conversación que tuvieron la chica misterio y la jefe de sección:
(Rosita extraño: jefa ; azul clarito: chica misterio)

- Buenos días.
- Hola…
- ¿Te importa decirme quién eres?
- Trabajo aquí.
- ¿Desde cuando?
- Pues desde hoy.
- Es que a mi nadie me ha informado de que venías.
- Ah…pues no sé.
- Ya…

Y la jefe de sección se dio media vuelta y volvió hasta su mesa. Allí se quedó un rato pensativa, mirando la pantalla del ordenador sin verla y, de vez en cuando, dirigía la vista hacia la chica misterio, que, por su parte, tecleaba como una loca ¡Dios sabe qué! Y por nuestra parte, dejamos el trabajo más colgao que na! Porque todos los demás no hacíamos más que cuchichear entre nosotros y mirar a la jefa y mirar a la chica misterio y volver a cuchichear y volver a mirar a la jefa y volver a mirar a la chica misterio y…así una y otra vez.

La jefa intentó hacer un par de llamadas, pero no encontró al otro lado de la línea a quién buscaba, y al final se levantó, agarró el bolso, le dijo algo a my friend de recepción y se largó a toda prisa. ¡Y allí que nos dejó con la chica misterio! Alaaa, a nuestra suerte…indefensos totalmente… :S

Por supuesto, en cuanto salió por la puerta me levanté y fui a preguntar a my friend de recepción…qué se había ido a las oficinas centrales a ver si alguien podía decirle quién narices era la chica misterio y cuál era su misión exactamente.

Bueno, bien, entonces ya nos relajamos todos. Pronto llamaría nuestra mano protectora dándonos datos precisos sobre la chica misterio. Problema resuelto.

Ja! A día de hoy, tres días después, seguimos sin saber nada de la chica misterio, porque aparece por aquí (lo más mosqueante es que llega a la hora que le da la gana y se va, por supuesto, a la hora que le apetezca…), se sienta y escribe. Es lo único que hace. No habla, no nos mira, ni siquiera saluda, la jodía! Y la jefa de sección…¿dónde diablos se ha metido nuestra adoradísisisima (léase con ironía) jefa de sección? ¡Que desde que se fue en busca de información sobre la chica misterio, no ha vuelto! Jur, jur…¿a qué da miedito??? Bueno, en realidad sabemos que no la ha pasado nada malo (no demasiado malo…), porque nos han comunicado que está enferma. Ya podía haberse acordado de llamar para hablarnos sobre lo que descubrió de la chica misterio antes de ponerse enferma…

¿Quién ha dicho que está difícil encontrar trabajo??? ¡Si está tirao! Te vas una mañana a dar un garbeo, y cuando veas una ofi que te guste, pues allá que te metes, te sientas sin decir nada a nadie y aleee, a trabajar!

Y nosotros, llevamos desde el martes jugando a Piedra, Papel y Tijera, a escondidas, para ver a quién le toca acercarse a la chica misterio y preguntarle….mmm, eeehhh....no sé, algo!
Sueños de ayer. Design by Pocket