UNA HISTORIA DE PECES Y DE CUERVOS

jueves, 23 de marzo de 2006

Ayer Andreilla me contó una historia. Me contó una historia que...¡a mi edad me quitó el sueño! Una historia de peces y de cuervos. Una historia que la pasó en la Galicia de las meigas. No creo en esas cosas...las brujas, los fantasmas y demás personajillos paranormales dejaron de asustarme hace años. Pero ayer, no sé muy bien por qué, mientras me contaba la historia noté como se erizaba mi piel.

Cuando terminó su relato, por un par de segundos reinó el silencio en la mesa. Después Lulú lo achacó todo a la sujestión...¡Claro! Tuvo que ser simple sujestión...Estoy de acuerdo con Lulú...pero ¡Ey! no veas el miedo que daba la historia. Y cuando la luz que nos alumbraba se apagó durante un segundo mientras comentabamos el relato, no le dimos importancia...Pero ahora que lo pienso...Uyyyy....

Después se lo conté a mi niño, él se reía mientras me escuchaba y al terminar me dijo que tal vez era una de las mil historias que corren por Galicia y que ella había adaptado a si misma para que sonara más real y diera más miedo...No creo que Andreilla haga esas cosas, pero entre esa explicación y la de la sujestión de Lulú, pues ¡oye! que me quedé más tranquila y me olvidé del tema.

Me olvidé del tema hasta que llegó la hora de irme a la cama...que ¡mira tú por donde! fue justo la hora en que la dichosa historia volvió a rondar por mi cabeza...¡Joer, que no creo en esas cosas! Ya, ya...no creo en esas cosas, no...pero según iba apagando las luces de mi casa a mi paso, empecé a notar una sensación que hacía años que había abandonado en el rincón de las sensaciones en desuso...¡Era miedo! Era miedo a darme la vuelta...Era miedo a girar la mirada y encontrarme frente a frente con el cuervo...

¡El dichoso cuervo! El mismo que impidió que conciliara el sueño tranquila...El mismo que me obligó a acurrucarme en una esquina y, a pesar del calor, taparme hasta la cabeza como cuando era una cria.

Hoy por la mañana, recordarlo me ha hecho gracia, y me he reído de mi misma pensando en cuanta razón tenía Lulú con eso de la sujestión...pero ¡Ey! Andreilla...No me cuentes más historias de cuervos ¡Por favor!

3 sueños:

Lulú dijo...

Chiquitina!!!!que los fantasmas no existen, todo es furto de nuestras mentes calenturientas..., y de la sujestión...jiji. Y en caso de que existieran, que no es el caso, tendrían cosas más importantes que hacer,jajajaja.
Nenita nunca te creas esas historietas de fantasmas que pasan de boca en boca. Como dice mi abueli: hasta que no lo veas no lo creas!!
Muchos besotes guapisísima!!!

Martha dijo...

Yaaaa chiky! Si no me lo creo...¡Si yo no creo en esas cosas!Pero desde ayer empecé a creer en la sujestión...jeje!
¡Que razón tenías!
Besitos guapísima!

Andrea dijo...

jajajaja, haber chikas ya sé k en Galicia hay mil historias de esas...pero en serio k esa no es una más...k esa me paso a mi de verdad...y vale k sería sugestión o lo k sea...pero el susto yo me lo lleve igual.
Besitos, de vuestra meiga favorita!!

Sueños de ayer. Design by Pocket