¿BODA EN SEPTIEMBRE?

sábado, 29 de julio de 2006

Que dice que se casa…cuando me lo dijeron, mi cara debió ser un poema. Cuando ella misma me lo verificó, mi cara debió ser algo así como las rimas completas de Bécquer…

A ver, ella tiene 27 añitos ya, casi 28…y en edad casadera está, no lo vamos a negar (y más teniendo en cuenta la pila de años que lleva la nena martirizando nuestros oídos con eso de casarse…). Él…si os digo la verdad no tengo ni idea de cuántos años tiene, pero debe rondar los treinta y pocos. “Bueno” pensareis “pues no es tan raro…¿a qué venía la cara de rimas completas de Bécquer?” Pues no, la verdad es que hasta aquí no es tan raro…

Lo raro viene ahora, y es que, si hacemos un cálculo del total de los días que se han visto desde que se conocieron hace más o menos un año, nos salen unos dos meses día arriba, día abajo. Y además, si tenemos en cuenta que sus respectivos lugares de residencia distan entre si de una distancia de…mmm…más o menos…mmm…no sé cuánto será exactamente, pero vamos, que de España a Perú, además de todo el Atlántico, tiene que haber una sarta de kilómetros que pa qué!

Si, los que estéis pensando que se conocieron por Internet, habéis dado en el clavo. Cuando llevaban unos meses hablando (cuatro o cinco, creo recordar), el muchacho agarró la maleta y vino a verla. Fue en esa ocasión cuando le conocimos las demás. Sólo hablamos con él una vez (el resto del tiempo que estuvo por aquí se lo pasaron viajando por el país), y la conversación que mantuvimos con él cada una de nosotras fue más o menos esta:

- Hola! ¿Qué tal?

Muack, muack.

- Encantada.

Cuando el chico volvió para las américas, ella se quedó con una sensación que podríamos ubicar entre la añoranza y la alegría. Le echaba de menos, pero después de conocerle en persona, según ella, ya si estaba segura de que le quería…

Hace un mes, fue ella quien se subió a un avión con la única compañía de su maleta para hacerle una vistilla. Y qué os voy a contar…que vino encantada y, también según ella, más enamorada aún.

Ha tardado bastante en confesar lo de la boda, no se atrevía, “me ibais a llamar loca” dice que pensaba…no se equivocaba. Los términos loca y locura volaron aquella tarde y las siguientes a su alrededor sin que nada de lo que dijera pudiera acallarlos.

Al final, de tanto repetirla que se lo pensara, que el matrimonio no se puede tomar tan a la ligera, que arriesgándose tanto las probabilidades de ganar o perder son de un 50%/50%, y eso es muy poco…al final ha decidido pedir una excedencia en su trabajo e irse a vivir con él seis meses. “Si va bien, me caso en septiembre”.

Sin embargo, a pesar de parecer tan segura de si misma, estos últimos días se la ve distante, sus comentarios ya no son tan categóricos y cuando habla de él, ya no repite como una ametralladora que le quiere…y no es que no lo repita, es que ni siquiera lo dice. Y a pesar de ello, sigue convencida (o eso parece) con lo de los seis meses de convivencia y con lo de la boda en septiembre.

Y hasta aquí puedo contar, porque hasta aquí tengo permiso…Podéis darla vuestras opiniones y consejos, leerá vuestros comentarios.

Y en cuanto a mi, sólo me queda decirte que no avances hasta que no estés segura del todo de querer hacerlo, y que si en septiembre del año que viene vamos de boda, espero que esa boda sea el principio de una historia de amor digna de contar a los nietos. ¡Te deseo toda la suerte del mundo!

20 sueños:

PaperBoat dijo...

A veces nos dejamos llevar porque pensamos que si lo hacemos seremos más felices, que tenemos que darnos prisa para coger trenes que quizás no pasen por nuestra estación jamás. Y, lo cierto es que, desde mi punto de vista, hay que estar muy seguros para dar pasos, para avanzar, para ir más allá. No pasa nada por esperar, por querer escuchar a nuestro corazón un poco más, porque si esa persona ha de ser la ideal estará ahí, aunque pasen unos meses más o unos años.

Se trata de decisiones que no hay que tomarse a la ligera. Seguro que tu amiga lo quiere mucho y tiene muchas ganas de estar con él. Y todo lo que lo echa de menos y la vida que se imagina juntos la pierde. Pero es mejor andar con pies de plomo y si no está segura esperar a que las decisiones y los momentos surjan por sí solos. No se debe forzar nada.

Haga lo que haga espero que le salga bien y que sea una historia de esas que te dejan con la boca abierta y hacen creer en el amor a aquellos que tan escépticos estamos.

Un besazo para las dos.

Ro dijo...

ups!!!! esta vez comento, comento (q yo tb te leo aunque no te comente) Creo q es una buena decisión probar primero a vivir juntos unos meses. Pero deberían hacerlo en el lugar donde van a vivir cuando se casen, aunque parezca una gilipollez es importante. Cuando en una relación cuentan más de dos, es decir, familiares, amigos, etc... pq se comparte de forma abierta todos los detalles son importantes. La forma de conocerse es lo de menos, pero el tiempo q pasan juntos y lo que sienten el uno por el otro si que lo es. Deben hacer ambos lo que les dicte el corazón, lo que les apetezca de verdad sin sentirse presionados ni obligados, tanto para unirse como para separarse. Y si bueno, se casa y luego no funciona... pues para eso está el divorcio, las maletas y los aviones, para volver a casa, esa q cada uno de nosotros sentimos como nuestra de verdad. Suerte y espero q tu amiga encuentre el amor de verdad.
Bss

Mav dijo...

Mmmmmmmm como mola jop!!!! Pues yo no me voy a enrrollar tanto solo que animo y que si ta animada pues adelante sino se moja no pesaca como se suele decir... Asik muxo animo... es muy heavy pero adelante!!!!!!!! ;)!!! Y que salga to bien!!!

Smuassssssss

unknown dijo...

Si que es fuerte si, pero tiene que dejarse llevar por lo que siente, y por lo que esa vocecita que proviene de su interior le dicte, porque cada día me doy más cuenta que lo menos importa es el tiempo que haga que conozcas a una persona, amigos míos con pareja estable de años se dejaron de un día para otro, al mes conocieron a otra persona y cuando nos quisimos dar cuenta ya estaban haciendo planes de boda, sinceramente... a veces las cosas menos planeadas y controladas son las que mejor surgen, aunque la idea de irse unos meses a vivir con él tampoco suena mal, porque aquí lo que más me impacta no es el poquito tiempo que han estado juntos sino la distancia que hay por medio y todo lo que ello conlleva, pero como ya he dicho otras veces, mi romanticismo me supera y creo que cuando el sentimiento es de verdad, es grande, el resto carece de importancia. Ya nos pondrás al día de esta historia que con tu post todos nosotros hemos hecho un poquito nuestra! mucho ánimo y ojalá prospere, sería tan bonito... ( y yo que nunca he sido mu partidaria de las relaciones que empiezan via interné, fíjate) Muchos besos guapa! xx

angelsinalas dijo...

Martha, no suelo ser agorera, pero las relaciones por internet, he tenido muchas de cerca, nunca han salido bien.Y éso que han sido siemrpe los dos del mismo país, España, cuánto menos, de diferentes países, con diferentes culturas, y lo que éso conlleva. Espero que ella esté segura de lo que hace. Y sí vé algo que no le gusta, que no piense que tiene algún compromiso moral con él, que no se le escapa ningun tren. Que la vida está llena de oportunidades y seguro que encuentra algo mejor, porque ella se lo merece.
Y a tí Martha, despedirme como te mereces, hasta septiembre, en agosto me voy de vacaciones, y abandono la coctelera y espero volver a verte a mi regreso.
Decirte que has sido mi compañera, la que ha pintado de frescura y color mis dias....y que me gustaría seguir contando con tu amistad. Te quiero.

quela_leiros dijo...

gracias por el comentario ... :-) ... le mandaré una carta a la RAE, la idea no es mala...

ehm... qué fuerte, pero bueno, yo amo las bodas y, lo que es peor, mantengo una relación a distancia... no creo que sea quién de juzgar todo eso, pero tus miedos son lógicos y su decisión, sí, es un tanto " precipitada "

hasta la próxima huida!!!

PaperBoat dijo...

Martha, siento molestarte, pero tienes un pequeño encarguito en mi blog si te apetece. Besotes :D

Diogenes dijo...

yo tuve una esperiencia similar con una chica de islas Filipinas hace tres años. Estuve en manila viviendo con su familia un mes, y luego ella vino aquí. Al final me eché atras, la diferencia cultural era muy grande.

De todos modos, deseo que tua miga tenga suerte

Azusa dijo...

Pues me parece una bonita historia, ojalá todo les salga genial...

txe dijo...

pero no se casen, joder. y ustedes, los homosexuales, tampoco.

que eso ya está caduco.

cojan los ritmos de la vida. Ya se sabe: dura tres años.

y eso es lo mejor de todo.

Spoiled Princess dijo...

primero!!1 prueben a vivir un tiempo juntos a ver que tal!!

Dammy dijo...

Yo también conocí a mi chica por internet, ella es de Valencia y yo de Murcia, pero la verdad es que la distancia no es el estado ideal entre dos personas que se quieren, yo no me he casado, no necesito casarme para convivir con ella, pero entiendo que para obtener el permiso de residencia y trabajar se necesitan los papeleos propios de una boda, en cualquier caso que deje de un lado el amor cuando firme los papeles de la boda y que se quede todo claro para en caso de que no le fuera como ella desea la separación sea menos traumática, pero vaya, si lo quiere, si esta enamorada, ¿porqué no dejar de intentarlo? claro que si.

Un blogbesico.

Afrodita dijo...

Pues sí, es una locura, y a mí tb se me ha quedado cara de poema! Yo es q estas cosas así de precipitadas no las veo, la verdad! Yo creo q lo de convivir es una buena idea, más q nada para conocerse, porque estando uno en Perú, y la otra en España, se han visto muy poco, y se conocen por lo tanto, muy poco... Si después de la convivencia sigue diciendo q le quiere, adelante!!
Besotes

Captain_Ross dijo...

Pues la verdad es q esperemos q les valla bien aunq la distancia ya se sabe...
Saludos :)

infiel? dijo...

Bueno, es una locura... yo le aconsejaría que estuviese segura, porque luego pasa lo que pasa con los matrimonios... que se lo digan a mi blog, si no :P

De otra forma, las locuras son las que dan sentido a la vida muchas veces, así que eso debe valorarlo tu amiga nada más...

Si ya no dice que le quiere, ¿es porque ya no lo siente? ¿o es porque de tanto repetirlo los demás se está autoconvenciendo?

De cualquier forma, es muy difícil opìnar desde fuera. Mi consejo es que hagas caso a Martha, que sabe mucho de esto y a demás es tu amiga...

Por cierto, Martha, ya toy en casa... nos leemos, besos! ;)

El Hidalgo Informatico dijo...

Quizás sea una locura, pero quien sabe, lo mismo es el hombre de su vida, y qué sería de nosotros sin ese punto de locura. Seríamos prácticamente robots, predicibles totalmente.

En mi opinión, debería de intentarlo, me parece perfecta la idea de ir primero a vivir con él y probar que tal la convivencia, ya que es una de las partes más difíciles.

Un saludo y deséale suerte de nuestra parte!! Besosss para tod@s.

Vivas dijo...

Puede ser verdad que sea el hombre de su vida, pero yo, personalmente, esperaría un poco más... digamos un año o cosa asi minimo, por el hecho de que si sale mal, los desengaños pueden ser muy dolorosos, pero esperemos que eso no ocurra :-)

Le deseo a tu amiga una vida feliz y plena con ese hombre al que tanto quiere. Esperemos le vaya todo bien.

Besitos!!

Marius De Romanus dijo...

Interesante blog, saludos desde mi castillo del Mediterraneo...

laquesigueaqui dijo...

Qué pasó con esta historia, Martha?

Martha dijo...

LAQUESIGUEAQUÍ: Vi en el mail que me habías comentado en este post, pero en ese momento no tenía time de entrar a contestarte y...se me había olvidado! Hasta que hoy, de repente, se me ha venido a la cabeza mientras hacía algo que no tenía nada que ver! :P

Pues verás...lo que pasó con esta historia fue básicamente que se acabó. Ella decidió no pedir la excencia aún y esperar unos meses manteniendo la relación en la distancia. Quería irse con él para Navidad.

La relación no vió terminar el verano. Recuerdo que a finales de agosto, en las fiestas de un pueblo, ella conoció a otro chiquillo. También peruano, por cierto, pero instalado en España desde hacía años y con sus papeles en regla...Y este otro fue el que se llevó el gato al agua. Un año después eran pareja de hecho y hoy en día, ahí siguen, viviendo juntos más felices que perdices.

Al otro, tuvo que dejarle por teléfono. Que en una relación normal, es algo muy chungo, pero teniendo en cuenta la distancia que había entre ellos, hacerlo en persona era un poco locura, jeje. Por lo menos lo hizo de palabra y no por mail.

En fins...era difícil que aquello saliera adelante con tantísimos kilómetros de por medio...y conociéndose de tan poco tiempo.

1 besazo, guapa!

Sueños de ayer. Design by Pocket