AND THE PLANETA GOES TO...

martes, 9 de mayo de 2006

Hace ya un par de semanas, un sábado por la tarde, me encontré en el msn a mi querida primita y ahijada. La jodia tiene ya 12 añitos, y a mi me hace sentirme super vieja el pensar que yo soy la madrina de alguien que ya pasa de los 10 años…¡joer! Pero si todavía no llego a los 25…

En fin, el caso es que la conversación fue algo así:

(Ella)- Mi primi que yo más quiero en este mundo! La más guapa de todas! Cuánto tiempo sin hablar contigo.

(Yo)- Mmmm ¿quieres algo peque?

(Ella)- Puessss ¡Si! Es que te iba a llamar, pero ya que te veo aquí… ¿Vas a hacer algo esta tarde?¿Has quedado con tus amigas o con tu novio?

(Yo)- Pues si tenía planes, pero si necesitas algo…

(Ella)- Si, ayúdame porfi! Estoy pilladísima con un trabajo que tengo que entregar el lunes (inciso: Si, a mi también me chocó, pero debe ser que ahora las niñas de 12 años también se estresan con los estudios y esas cosas…¡Y yo que con 12 años todavía no sabía lo que era abrir un libro! Mis estudios de momento quedaban en la calle…pero bueno…lo mío es caso a parte).

(Yo)- ¿Y de qué es ese trabajo?

(Ella)- Pues tengo que escribir un cuento de tres folios ¡Y eso es mucho! Y no se me ocurre nada para tantos folios, y había pensado que como tu eres periodista aunque no salgas en Antena 3 (Otro inciso: Cuando empecé la carrera mi queridísima primita se empeñó en que yo tenía que salir en Antena 3 y presentar el Club Megatrix…Siempre que me ve me echa en cara que todavía no lo haga…En finnnnn…sin comentarios!).

Media hora después, mi primita estaba en mi casa, sentada a mi lado delante del ordenador y mirándome con cara de “¡Venga! ¡Ponte a escribir!” Ingenua de mí… no había caído antes en que la palabra “Ayúdame”, para ella significaba “Hazlo tú”.

Me costó bastante convencerla de que la idea tenía que salir de ella y que mi misión consistía “sólo” en ayudar…(Faltó poco para tener que echar mano del diccionario de la Real Academia para que entendiera el significado real de la palabra “ayudar”, pero, no sé si por alguna ayuda divina, al final no hizo falta…).

Tras tres cuartos de hora intentando sacarla algo de esa cabecita con caña de pescar, la nena se soltó de repente y dejó en libertad al Umbral que lleva dentro… ¡Pero que miedo que me dio…Madreeeee! De pronto decidió que el tema sería, el gran tema…”El amor”.

- Es que así seguro que se me ocurre algo…porque como he visto los Gavilanes… (Mi primita y su amor incondicional hacia Antena3…)

Desde ese momento, hasta que por fin mis dedos se posaron sobre el teclado para escribir la palabra “fin”, todo se volvió de un surrealismo absurdo que me abrumaba, me asustaba, y hasta estuvo a punto de hacerme desistir y mandarla para su casa con “el cuento” (que de cuento tenía poco) bajo el brazo a medio escribir.

De primeras ya me dijo que el chico tenía que morir. Es que si no se muere, decía, pues ya no va a quedar bonito. Decía también que antes de que él muriera tenían que pasar cosas malas para que a la gente les gustara el cuento…¿???? Bueno…yo calladita, era su cuento, y no el mío… Las cosas malas se sucedían tan rápido en su cabecita que a mi no me daba tiempo a asimilarlas: Padres malísimos que odian a sus hijos y no los dejan estar juntos (Alaaaa, que ni Shakespeare superó a mi primita con Romeo y Julieta…), trabajos de mala muerte que no duran ni dos días, discusiones nocturnas porque a la chica la ha saltado el reloj biológico y el chico no quiere hijos ni en pintura (normal! Resulta que hablamos de una parejita de 19 años! Aunque para mi primita eso era lo que hacía que la gente viera al chico como una mala persona y después no “llorarían” cuando él muriera…), y hasta violaciones de por medio (intentó colármelas un par de veces, pero ahí si que me negué en rotundo…). Y la guinda final…cuando ya se había cargado al chico (por lo menos la muerte no fue demasiado trágica…lo ahogó en el mar…), me dice que ahora viene lo mejor, que para que el cuento acabe con todos felices (con todos menos con el muerto…pensé yo…aunque bueno, teniendo en cuenta la vida tan perra que mi primita le había dado, lo mejor era ahogarse en el mar…) pues resulta que la prota estaba ¡por fin! Embarazada y estaba muy feliz porque iba a tener un hijo que era lo que más deseaba en el mundo….(¡Pero por Diosss! Que tiene 19 años, sus padres no la hablan, no tiene amigas porque lo dejó todo por su chico, no tiene trabajo, no tiene casa porque vivía en casa de su novio que ¡mira tu por donde! Te acabas de cargar….¿Me quieres explicar cómo diablos va a ser feliz esta chica? ¿De verdad puede llegar a quedar coherente que en esos momentos lo que más desee en el mundo sea un baby???) Aynnnnsssss…

Pero bueno, era su cuento y la encantaba…estaba orgullosísima de sus tres folios que no se cansaba de agradecerme. Y yo no me cansaba de repetir que no era gracias a mí ni mucho menos (no quería cargar con semejante historia sobre mis hombros el resto de mi vida…).

Se fue tan contenta para su casa y yo, no sé muy bien cómo, conseguí olvidarme del tema…Hasta ayer, que me llama mi queridísima primita por teléfono y me da la gran noticia…¡La han dado un premio por el cuento! ¿Qué, quéeeee? Pues si, resulta que a su profesora la encantó y lo presentó a un concurso… Nada, oye...que de esta el cuentecito, con un par de retoques, se nos lleva el Premio Planeta...

Y ahora, tendré que vivir con la eterna duda de quién demonios formaba parte del jurado de ese concurso…¡No quiero cruzarme con esa gente en mi vida!

8 sueños:

Pablito dijo...

¿¿¿¿Y todas esas cosas en tres folios???? Estos niños, que no dejan márgenes...

Algún día saldrá un médico hablando de la cantidad de estupidez que se puede aprender de un culebrón. Pero de todas maneras, lo que resulta llamativo es que todo lo que le preocupa a una niña de esa edad sean violaciones, embarazos, etc...

Besitos

Anire dijo...

dios mioooo tu primaha visto todas las telenovelas de la tele. y le dan un premio por eso?? vamos vamos

no me extraña q no t kisieras hacer responsable de tal hecho...

PaperBoat dijo...

Hola, agradezco mucho tu comentario. La verdad es que tenía muchas ganas de hacerme un blog y contar todas esas tonterías que se me pasan por la cabeza (y las que me ocurren a diario). Yo también estudié periodismo, jejeje, aunque no tengo una prima con esa imaginación (qué 3 folios, madre mía). Y tampoco presento el club Megatrix, a dios gracias.

Un saludo y te añado a favoritos ;)

Azusa dijo...

Jojojo, prohíbele terminantemente que vuelva a ver a los Gavilanes o nada que se les parezca...

laurita dijo...

Vaya periodista que estás hecha jodía...jeje!
Me has recordado al montón de veces que me has ayudado a hacer alguno que otro trabajo por ahí, a hacer los resúmenes de historia... te acuerdas? (Como pa no acordarse,no?) Jeje! Muchas gracias, aunque ya te lo he dicho en su día...

Y como dicen en otros comentarios por ay...me parece que tu prima ha visto más telenovelas que series y dibujos...porque vaya tela!!

Enga wapa, besines!

Luis dijo...

Me parece que a los niños de hoy en vez de cuentos lo que les van son las historias de terror!!

¿como le pueden dar un premio a un relato tan lugubre?

Y lo mas importante: ¿de donde ha sacado tu prima esa vision de la vida?

joder, que miedo...

Sobreviviré dijo...

Jajajaja. Me he divertido de lo lindo leyendote...¿dónde estabas tú? ¿rescondida?. Pues ya no te me escapas ala!

Vivas dijo...

Me da a mi que las novelas de Antena 3 tienen algo que decir respecto del cuento de t prima jajajajajajaja.

Por idos, yo nunca he tenido imaginación, y menos tanta!!!

Besitooosss!!!!

Sueños de ayer. Design by Pocket