DE COMPRAS...

jueves, 18 de febrero de 2010

10:00 a.m

La que suscribe ve una sudadera en un escaparate y se encapricha con comprársela a su chico.
10:01 a.m

Entro a la tienda (Que empieza por Z, termina por A y las dos letras del medio hacen publicidad a la revista de Ana Rosa Quintana ¿alguien adivina qué tienda es?). Busco la sudadera. La encuentro. Busco su talla. La encuentro. Me voy más feliz que una perdiz para la caja.
10:06 a.m

Llego casi a la par que un chiquillo que sólo lleva una chaqueta. Él llega antes por unas décimas de segundo.

En el mostrador de la caja se encarama una viejuna modernilla y sin vergüenza que nos ha sacado como mucho un segundo y medio al chico y a mi.

La viejuna levanta como buenamente puede el peaso de saco de ropa que lleva arrastras. Lo pone encima del mostrador y le dice a la dependienta:

- Lo quiero devolver todo.

Y la muchacha empieza a sacar prendas del saco…prendas y prendas y prendas y más prendas y……………….Fu! Hay que j*derse! Deberían poner un máximo de prendas que se pueden devolver de una vez!

10:15 a.m

Empiezo a sentir un ligero mareo de tanta prenda pa arriba y prenda pa abajo. La pobre dependienta tiene que pasando el lector del código de barras por la etiqueta de cada una de las prendas, y luego buscar el susodicho código en el ticket de la viejuna para ir tachándolo. Fuuuuuuuuuuuuuuu.

Y lo peor, es que la buena dependienta, no contenta con tooodo eso, también se cercioraba de que la prenda estaba en perfecto estado. Ozú! Que chica más trabajadora! (Y más imbécil!).
10:25 a.m

El chico que tengo delante se sienta en el suelo apoyado en una columna. Ole ahí, mi arma! Tu si que tienes arte!!
10: 30 a.m

La chica termina con lo interminable. Pide la tarjeta de crédito a la viejuna para hacer efectiva la devolución.

El chico que hay delante de mi, viendo que por fin ha terminado el recuento de prendas, se levanta con cara de felicidad.

Y entonces…

Entonces…

¡Entonces aparece otra viejuna en la escena! Se acerca por el flanco derecho a la viejuna primera y le dice más o menos lo siguiente:

- ¿Le importa que pregunte una cosilla? Es sólo un momento.

Por supuesto, viejuna primera que es una mujer muuuy amable, le dice que “of course, mi amol, pregunta, pregunta”.

Y la otra…pone unos vaqueros de hombre encima del mostrador y le dice a la chica:

- A ver, hija…¿esto cuánto cuesta?

Y la chica mira la etiqueta y lee en voz alta ese 19,90 bien grande y en negrita.

Y la viejuna segunda, pone cara de estreñía.

Confieso que en ese preciso instante la taché de agarrá…amos, que pensé que esa cara venía a que le parecía demasiado caro. Pero entonces, la viejuna segunda suelta la siguiente perla:

- Pero vamos a ver, hija…es que yo no sé leer y de números no entiendo tampoco ¿esto está bien de precio? ¿lo puedo comprar con un billete de los azules?
:S

10:35 a.m

La viejuna segunda saca el monedero y lo vacía encima del mostrador. Llevaba treinta euros. Un billete de 20 y otro de 10. La chica le explicó que si, que con ese billete azul podía comprar los pantalones. Y la viejuna segunda le dijo que ya que estaba se los cobrara (tomaaaaa, se coló por to el morro, la jodía!).

Una vez que la viejuna segunda se fue contenta con su compra, le volvió el turno a la viejuna primera. La dependienta pasó la tarjeta por el lector e hizo efectiva la hipermegadevolución.
Después, el chavalico con la chaqueta, que el pobre llevaba ya unos minutos resoplando cual ventilador estropeao…

Y por fiiiiiiiiin, mi turno.

10:42 a.m

Salgo de la tienda con la jodía sudadera en una bolsa, rezando porque a mi chico le gustara. De lo contrario se hubiera comido la sudadera, la bolsa y a las dos viejunas al pil pil!!

(Sip, le gustó! ^^)

27 sueños:

Lalaith dijo...

¡Ostras! Vaya cosas te pasan. Yo con la paciencia que tengo para estas cosas, a los 5 minutos hubiera dejado la sudadera en cualquier parte y me habría ido de allí!! Y ya volvería a por ella por la tarde.

Pero anda que la primera viejuna, ¿¡cómo puede tener tantas cosas para devolver!? Eso huele a chamusquina... y la segunda, ¡vaya morro la tía!

En fin, afortunadamente, todo acabó bien :)

Besos!

PD: (oye, y cómo era la sudadera?)

maba dijo...

me la cargo!!!!!!!

la segunda aún fue rapidita pero lo de la primera!!! aarrrgghhh

yo es que tengo muuuy poca paciencia para las colas! y las de zara y similares, menos

besos

Martha dijo...

LALAITH: A mi lo de la viejuna primera me dió la impresión de que la historia era algo como: Voy a las rebajas, pillo tooodo lo que me gusta y en vez de hacer cola en los probadores me lo llevo a mi casa y ya si eso lo devuelvo. Pero claro...visto el cuerpo que tenía la señora y vista la ropa de ZARA...¡Era evidente que nada le iba a sentar bien! Ainsss!
Por cierto, la sudadera es negra, con capucha y con un bolsillo en el pecho...Nada del otro mundo, pero me encantaba el diseño :P

MABA: Jajajaja! Jo...yo si llega a ser algo para mi hubiera desistido, seguro! Pero me hacía tanta ilusión regalarle la sudadera...^^

1 besazo a cada una!

Maitasun dijo...

OSTIASSSSSSSSSSSSSSSSSS, ahí es nada,,, tres cuartos de hora para la sudadera... que fuerte!!!! Es que es flipante el morro de la gente... jejejejeje

Por lo menos a tu chico le gustó la sudadera... eso es lo importante...

Besotes

Martha dijo...

MAITASUN: Jajajajaja! Que expresiva que has sido!! ^^

* Ana * dijo...

Bueno, ahora tu chico tiene claro lo que le quieres.

carmncitta dijo...

Le gustó? pffffff menos mal la espera valió la pena!!!

Ana dijo...

Que horrorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

me pasó algo parecido, pero no era una viejuna, era una cuarentona ( como yo ejje) devolviendo un centenar de cosas, casi me da algo..... y las demás cajeras mirando,hay que jorobarse

Nany. dijo...

Martha, eso me recuerda un día a las 6:30am.
Panadería a tope, me pongo a la cola, al rato entra una viejuna como tu dices, se hace la sueca mirando los pasteles del mostrador y en cuanto la dependienta pregunta "a quien toca?" la vieja salta: "me pone una barra de pan?" :/ CÓMOOOO??? (creo que ahí me desperté de golpe) "Señora, disculpe, vamos primero nosotros" digo señalando a los que están delante de mi. "Ah, pero estaban en la cola?" contesta la jodia!. Se me hinchó la yugular y me salió contestarle: "no señora, hemos venido todos de excursión a ver cómo se hace el pan..." y entre dientes solté: NO TE JODE!.

y LUEGO SE QUEJAN DE LA EDUCACIÓN DE LOS JÓVENES...

Azusa dijo...

Suele pasar, tú llevas un par de cosas para que te cobren, por ejemplo, en el súper... Pero alguien con un carro repletísimo te adelanta y comienza a correr para ponerse delante tuyo, no vaya a ser que le toque esperar medio minuto... mejor hacerte esperar a tí más de un cuarto de hora...

Doctora dijo...

La historia interesante es la que empujó a la primera anciana a devolver toda esa ropa :)

lacasitera dijo...

Dicho así tiene gracia, pero la verdad es que esas cosas fastidian un monton, sobre todo si tienes tan poca paciencia como yo.
Por lo menos merecio la pena y le gusto que si no... ;D

X dijo...

No sé cómo es la sudadera (¿foto?) pero vamos, negra, con capucha y bolsillo central... cuando quieras regalarme algo no te cortes, creo que me encantará. ;-)

Anares dijo...

Yo no aguantaria tanto!!!

Besos

Señorita Hormiga dijo...

A mi se me colaron un día en los kebab y me fui indignada, que no enfadada, y me hice un pepito de lomo la mar de rico en casa. Y eso que sólo debía esperar 5min, pero pshhh la vida es corta. Cuando se van a colar soy de las que salto, perdone, hay una cola. Si, es que si ya me cuesta llegar al mostrador con lo pequeña que soy, imaginate si encima dejo que me tomen el pelo, no no.

laquesigueaqui dijo...

¡Qué paciencia, madre mía! Esperemos q le haya gustado la sudadera.

Lo que me llama la atención es lo de que devolviera tanta ropa!

Sandra dijo...

Que paciencia la tuya tia, yo a la tercera prenda ya habia soltao alguna, no puedo evitarlo, la parsimonia me saca de quicio.

Meeeeeeenos mal que le gustó la sudadera, mal asunto en caso contrario jajaja.

Feliz finde guapa.

Bichejo dijo...

Genial!!!

Al final resulta que la tercera edad está más despendolada que la jueventud...ellas sí que no respetan!!

Pobre tú, pero yo me he reído imaginándolo :)

Martha dijo...

*ANA*: También puede ser que lo que tenga claro es lo tonta que es su novia! Jajajajaja! (no sé yo si él hubiera aguantado semejante espera! :P).

CARMNCITTA: ¡Si, menooooos maaaal! ^^

ANA: Joer! Si en este caso hubiera habido más cajeras mirando, termino estrangulando a alguna! Jajajajaja!

NANY: Pufff! Y encima a esas horas! Madre miaaaaa!

AZUSA: Ya ves!! Lo del super ya es un tema delicado, eh! Jeje!

DOCTORA: Como cuento por ahí arriba, yo tengo mi propia teoría: seguramente se llevó toooodo eso sin probárselo por ahorrarse la cola del probador (las rebajas y tal), se lo probó en su casa y no le gustó nada...Porque claaaaro, la ropa que estaba devolviendo no le podía sentar muy bien teniendo en cuenta el físico de la viejuna!!

LACASITERA: Bueno, la verdad es que siempre presumo de mi paciencia...pero ese día estuvo a puntito de agotárseme!! :P

X: Jeje...es un dato a tener en cuenta, si señor! ^^

ANARES: Antes de nada, bienvenida! ;)
Y bueno, supongo que lo normal es "no" aguantar tanto! Jeje!

SEÑORITA HORMIGA: ¡Saliste ganando por goleada! Primero esos cinco minutos...y segundo ese peaso de pepito de lomo que le da mil vueltas al kebap ¡dónde va a parar! :P

LAQUESIGUEAQUÍ: Si, si le gustó!!
Y si! Por lo que veo eso es lo que más llama la atención! Jajaja! La verdad es que yo también aluciné cuando lo ví!!

SANDRA: Jajaja! Yo estaba taaan flipada viendo como la dependienta sacaba prendas y prendass de la bolsa que no podía ni abrir la boca...¡Aquello parecía el Qué Apostamos! :P

BICHEJO: Si, si...el despendole de la tercera edad ya viene de lejos! Jajajajaja!
Me alegro de haberte hecho reir! ^^


1 besazo a cada un@!

LA VANE dijo...

jajajaaaaaaaaaaaaa, me parto. ¿No matasteis a las dos viejunas? Yo soy como el muchacho que me paso el rato resolplando a ver si asi aceleran un poco.

Su dijo...

Jaja! Por menos de eso en Estados Unidos saca uno un revólver y se lía a tiros! Menos mal que le gustó la sudadera, que si no la cambia él! :D

LA YOLI dijo...

Oye, y si no le gusta, que se calle, por la cuenta que le trae. Vamos que el regalo, fue toda una declaración de amor, grrr.

¿Y las viejunas no han sufrido ningún accidente después? Chica, que buena persona eres.

Muy bueno, jajaja.

Besitos

Mo dijo...

Uff las colas en las Cajas de las tiendas me ponen mala. Pero por lo menos te tocó una dependienta apañada y el retraso lo produjo la viejuna de turno, peeeero ¿y cuando hay una cola de la leche, una dependienta cobrando y otras dos mirándola y chachareando? grrr ahí me entran ganas de matarrrrlaaaasss

Martha dijo...

LA VANE: La verdad es que el asesinato no llegué a barajarlo como opción...¡vaya ideas que me dáis! Que si luego me vuelve a pasar, me acordaré de vosotros y de vuestras ideaaaas! Jeje!

SU: Jajajajaja! Sip, suerte que tuvieron las viejunas de ser españolas! :P

LA YOLI: Jajaja! Mira, tu eres más sutil que la Vane, en vez de hablar de asesinato, hablas de "accidentes", juas! ^^

MO: Bueeeh! Si hubiera habido alguna dependienta más mirando, creo que al final la Vane y la Yoli tendrían razón y habríamos acabado saliendo en los telediarios! :P


1 besazo a cada una! ^^

Nebulina dijo...

Yo me habría cargado a alguien. Fijo xD
Un besazo!

jordim dijo...

dios, como odio las tiendas de ropa...

Martha dijo...

NEBULINA: Jajaja...yo de pensamiento lo hice! :P

JORDIM: Con cosas como esta, no es pa menos, jomío! ^^

1 besazo a cada uno!

Sueños de ayer. Design by Pocket