TOC, TOC...

martes, 31 de marzo de 2009

¿Se puede?

Venga…os permito que me deis algún que otro pescozón, que me lo merezco (pero sin emocionarse mucho, eh! Que una tiene aprecio a su cabecita!).

En fin…¿qué os puedo decir? He vuelto cuando de verdad se me ha hecho cuesta arriba este periodo de descanso. Cuando he llegado al punto de casi tener que atarme las manos para no postear…cuando me he dado cuenta, de que ya tenía las pilas cargadas para retomar el blog.

Como ya he explicado en alguna ocasión a alguno de vosotros, al principio esto fue un descanso obligado…y cuando terminó ese alejamiento involuntario, entendí que necesitaba alargar esas vacaciones, porque al separarme de todo esto por un tiempo, pude darme cuenta de que el blog se había convertido en una obligación para mí. Que había dejado de ser un pasatiempo, un espacio de recreo, relajación y diversión para convertirse en un deber. Y…me invadió la pereza. Decidí dejar de actualizar (que no de visitaros, como espero que sepáis) hasta que volviera a encenderse esa llamita…Esa que, por combustión espontánea, llega un día de repente, sin avisar…Esa que alumbra todo, consiguiendo que vuelva ser divertido, que vuelva a “apetecer”.

Hubo quien me aconsejó que colgara un cartelito de “cerrado por vacaciones” o algo por el estilo…y lo consideré, pero no lo vi claro. Y no lo vi claro porque no sabía cuando iba a encenderse esa llamita de la que antes os hablaba…porque me siento demasiado ¿atada? a vosotros, al mundo blogueril, y podía ser a la semana siguiente, mañana mismo, o una hora después de colgar el cartelito…así que, no lo hice. Aunque, claro…ahora, echando la vista atrás, resulta que si ha pasado suficiente tiempo como haberlo colgado, así que, con las mejillas como tomates, os pido mil disculpas…

Ainsss…este post se me está haciendo bastante duro…ojalá os tuviera cara a cara para poder explicaros todo esto mejor ¡cómo se echa de menos la comunicación no verbal en casos como este! Y sobre todo yo, que como sabréis los que me habéis leído, no me gusta nada eso de ponerme seria…pero bueno, creo que la ocasión lo requiere.

En fin…lo dicho, si me aceptáis de nuevo en el corral, estaré encantada de estar de vuelta!

Un besazo a tod@s!
Sueños de ayer. Design by Pocket