AVE MARÍA PURÍSIMA...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Yo me confieso de que ayer hizo un año desde la última vez que actualicé el blog…


También confieso que ni siquiera me había dado cuenta de que había pasado tanto tiempo.


Confieso además, que hace unos meses mencioné en los comentarios algo sobre una vuelta inmediata que no cumplí.


En mi favor solo puedo decir que no toda la culpa es mía…que las redes sociales son malas…y te absorben…y no te das ni cuenta…y…y…Y eso, que me confieso. Y pido perdón por la parte de culpa que me toca (que algo hay, claro…si no, no estaría confesando…).


Ah si! Me falta una cosilla por confesar. Resulta que no habría sido consciente de que ya había pasado un año enterito, con todos sus días, todas sus noches y todas sus cosas, si no fuera porque hoy me he encontrado en el mail un comentario en tono de regañina recordándomelo. Y me he sentido un poquillo avergonzada (un poquillo solo, que la vergüenza con esto de la crisis tampoco está para regalarla) y un poquillo en deuda con vosotros…por haberme pasado un año tan vaga y dejada…


Así las cosas, creo que sería justo que cumpliera una penitencia (¿esto de las confesiones sigue yendo así??). Y creo que también sería justo que dicha penitencia la planteara esa blogger que me ha echado el rapapolvo vía comentario. Así que, querida Doctora, en tus manos me hayo. Eso si, no seas muy mala conmigo, eh! Mmmmm…bueno, mejor, para cubrirme las espaldas (y no es que no me fie de ti. Es...es..prudencia...¿cuela?? :P) añado una cláusula de derecho de admisión de la penitencia por mi parte en caso de que la misma suponga un grado de vergüenza propia que no esté dispuesta a soportar (que ya he comentado antes que no está para regalarla :P).


En cuanto a los demás, mis más sinceras disculpas por el megaparón. Si estáis dispuestos a volver a aguantarme, aquí me tenéis…emocionada y agradecida, solamente puedo decir, gracias por veniiiiir… (ala…ya me habéis hecho cantar…cachis…).

Sueños de ayer. Design by Pocket