MOMENTOS "TIERRA TRÁGAME"

jueves, 24 de julio de 2008

Dicen que reírse de uno mismo es muy saludable, mentalmente hablando. Así que, he decidido que hoy es un buen día para hacer un poco de terapia con vosotros…para lo que os invito a que os riáis conmigo (que no de mi, eeeeh!) de estos dos momentos estelares de “Tierra Trágame”, que un día me tocó vivir…


“Tierra Trágame I”:

Allá por mis años mozos…oseasé, con unos 18 añitos, la nena se compró un supermodelito minifaldero negro de los que quitan el hipo. Me lo probé mil veces delante del espejo a lo largo de la semana. Me miraba a mi misma y me sentía una especie de diosa sexy…no veía la hora de que llegara el viernes por la noche para estrenarlo!

Pero si que llegó… ¡vaya si llegó! Cuando mis amigos me vieron aparecer se deshicieron en piropos y mi ego creció como la espuma. De camino al primer bar, varios desconocidos continuaron con los piropos y el ego crece que te crece…y entre piropos y crecidas de ego fue pasando la noche…hasta que llegó la hora de ir a mi discoteca favorita. En la entrada tenía unas escaleras super altas que había que bajar para acceder a la pista y a las barras…justo al final de la escalera, abajo, había un grupo de unos cinco o seis chicos que clavaron sus miraditas lascivas en mi, cuando me vieron en lo alto. Y yo, empecé a bajar con al cabeza bien alta y mirando hacia otro lado, disimulando, haciendo ver que no me había dado cuenta de que no me quitaban ojo de encima…

¡Craso error, mon amour! Mirar hacia otro lado es lo peor que se puede hacer mientras bajas una escalera empinadísima, con tacones, minifalda y…no lo vamos a negar, un par de copitas encima ya….SI…lo habéis adivinados listill@s! Soberano trompazo el que me pegué! Recuerdo que sentí que cuando uno de mis pies buscaba el escalón, solo encontró vacío…Lo siguiente que viene a mi mente es verme de rodillas justo en el centro del círculo que formaban los cinco o seis chicos de abajo…que, por suerte, lejos de reírse de mi, cuando consiguieron quitar de sus caras los gestos de asombro, enseguida se agacharon a ayudarme…muy caballerosos ellos, mientras mis amig@s (ten amig@s para esto!) se partían de risa a mitad de la escalera.

Horas después, mientras uno de esos chicos me acompañaba a casa (jeje :P ), comentábamos la escena y va el tío y me suelta : “Con lo guapa que eres, no te haría falta usar esa manera tan rara de entrar a los chicos…pero funciona, eh!” ¬¬


“Tierra Trágame II”

Cuando contaba catorce añitos, dos de mis mejores amigas y yo, estábamos sentadas en un banco de un parque elucubrando sobre cómo sería eso del “instituto”, al que iríamos por primera vez de novatillas, un par de días después. Nos cansamos enseguida…estábamos aburridas. No sabíamos que hacer. Era demasiado temprano para ir a ningún sitio…así que teníamos que encontrar algo que nos entretuviera en aquel parque. Y tuvimos la genial, estupenda y maravillosa idea de jugar a uno de nuestros pasatiempos para momentos aburridos en la calle: Poner nota a los chicos que pasasen y después sacar una media para ver cómo andaba el tema por esa zona de la ciudad (juasss…cosas de crías!)

Y nos pusimos a ello. No recuerdo qué nota media llevaríamos…pero habían pasado ya unos 10 o 12 chicos y todos ellos habían sido convenientemente puntuados. Y en ese momento, llegó él. Tendría unos ventitantos años, venía corriendo, enfundado en una mallitas ajustaditas…ejem…una de mis amigas y yo, le dimos un diez al unísono. La otra se quedó callada muy pensativa unos segundos…justo lo que él tardó en pasar delante de nuestras narices y entonces ella dijo muy indignada: “Pues para mi ese tío es un cero…por chulo ¡Que no puede marcar más paquete, hombre! Y encima seguro que lleva un calcetín”.

Para nuestra mala suerte, el chiquillo era fino de oído y se giró al instante. Vino hacia nosotras hecho una auténtica furia….y nunca sabré por qué extraña razón estaba tan seguro de que el comentario… ¡Lo había hecho yo! Por supuesto, buena persona que es una, no delaté a mi amiga. De todas formas, la enoooorme bronca que nos echó fue para las tres…no se libró ninguna. Repartió bien, el amigo. Nosotras, nos quedamos calladas, sin saber a dónde mirar, y muertitas de vergüenza. Cuando el muchacho se quedó a gusto, se dio media vuelta de nuevo y se largo corriendo…

Hubiera quedado aquí la cosa, si no fuera porque, un par de días después, en el salón de actos del instituto, nos presentaron a nuestros profesores y…a nuestro tutor de ese curso ¿adivináis quién era ese tutor??? ¡Bingo para los nenes y nenas blogueros! Pues si, nuestro tutor, profesor de Educación Física, era el chaval de las mallitas ajustaditas que corría por el parque dos días antes. Imaginad la situación cuando nos vio sentaditas a las tres juntas en las mismas posiciones que en el banco del parque…él sonrió y yo…yo…yo no quiero ni pensar la cara que tuve que poner!

Tuvimos la osadía de ponerle nota…Ahora, la nota nos la tenía que poner él a nosotras! :S

DE LUNES A DOMINGO

lunes, 21 de julio de 2008

La semana pasada fue dura…muy dura. Me pasé los días corriendo de aquí para allá como una loca. Creo que el miércoles ya ni siquiera pensaba, solo actuaba, me movía por instinto, casi por repetición, cual zombi tonto… y, cuando llegó el viernes…cuando llegaron las tres de la tarde del viernes, no me lo creía! Me dejé caer en el sillón con intención de dormir hasta el lunes…pero, ja! Resulta que el fin de semana también estaba destinado a ser duro, muy duro…

Vamos por partes y hagamos un miniresumen de lunes a domingo…Ahí va:

Lunes: Teníamos una salida. No me preocupé. Es lo de siempre. Todas iguales. Un par de horitas, un par de hojillas con notas y un par de fotillos…lo de siempre. Además, esta vez era en la playa!…ilusa de mi…pensaba que hasta podría aprovechar para tomar algo en algún chiringuito y tomar el sol un ratillo con los dos compis que me acompañaban…

Cuando el lunes por la mañana, nos enteramos de que nuestro “Jefe, jefe” también venía, algo me dijo que esta no iba a ser otra salida más…Y efectivamente, no lo fue. Las dos horitas se quintuplicaron (si, si…2x5 igual aaaaaaa….pues eso), de tomar el sol, nada de nada, porque menuda chupa de agua que nos chupamos…así, por nuestra cara bonita! Y aunque no tuvimos mucho tiempo para comer, no importó…ya comimos suficiente arena…arghhh. Y lo peor, es que, llegó el día. Ese fue el día. Yo sabía que en este trabajo algo así te puede pasar cuando menos lo esperas. Lo sabía, pero nunca me había pasado hasta ahora…y creo que no estaba preparada para que me pasara así, sin avisar ni na…snif, snif. Y ¿qué te pasó, Martitha, qué te pasó? Naaaaada, lo más normal del mundo (eso me decían por allí…ejem), que a gente que no conoces de nada le de por acordarse de tu mami simplemente porque estás haciendo tu trabajo…y te suelten una ristra de insultos, amenazas e improperios que ni a un árbitro que no ve un penalti en la final de Champions League, oyeeee… Ozúuuu! Que yo no tenía la culpa de lo que estaba pasando! Yo solo estaba haciendo mi trabajo! Y hubiera preferido estar en mi camita soñando con los angelitos, pero ey! Cuando toca, toca…y punto en boca, yaaaa!

Martes: Un montón de trabajo acumulado. Empiezo a hacerlo contenta…por lo menos nadie me insulta mientras me cae el chaparrón del siglo encima…por lo menos, aquí estoy agustito sentada delante de mi ordenador con el aire acondicionado y mi vasito de agua. Por lo menos, esa tranquilidad me duró un par de horillas…hasta que me avisaron de que al día siguiente teníamos que volver al infierno playero…A partir de entonces el martes se torció. Nada me salía bien, estaba de mal humor, no quería volver allí y estuve a punto de enfadarme y no respirar o algo…

Miércoles: Me tuve que levantar una hora antes de lo normal, porque había que llegar al infierno playero una hora antes de lo normal. De camino, llamé a mi mami para que estuviera preparada ante el inminente pitido de oídos que se le avecinaba a la probrecita. Volvieron los insultos, las amenazas y los improperios…y esta vez, un hombre hasta nos levantó la mano y vino hacia nosotros ofensivamente (menos mal que al final resultó que jugaba de farol…) y…una vez más, la lluvia nos acompañó en el infierno playero.

Por suerte, esta vez las dos horitas nos se quintuplicaron, solo se triplicaron…así que llegué a casita para comer. Y me encontré con que nuestros queridos friends habían secuestrado a mi nene. Y yo no tenía ni coche, ni ganas de irme de fiesta…y en consecuencia, comí solita y pasé la tarde entera solita dormitando en el sillón.

Jueves: Me paso la mañana entre las faldas del “Jefe, jefe” quiere corregir todo lo que escribo sobre el infierno playero y no me deja sola ni a sol ni a sombra…pufff, menudo agobio!

Por la tarde la compra de la semana…

Por la noche, nos llama un amigo antes de cenar. Viene otro amigo suyo de Barcelona y quiere recibirle por todo lo alto. Quiere fiesta. Se van todos de fiesta juevera. Yo me quedo en casa como una niña buena porque el viernes a primera hora tengo que estar fresquita por si pasa algo en el infierno playero y hay que salir zumbando para allá…

Viernes: Me paso la mañana pendiente del teléfono por si acaso pasa algo en el infierno playero. Por fin, a la una, me llega un sms que me arranca una sonrisa. Todo ha terminado. Todo está bien. Ya no habrá que volver. Fiuuuuu!

Después de comer, me tiro en el sillón, como os decía antes, con intención de dormir hasta el lunes…Llamada telefónica. Se programa fiesta findesemanera. O lo que es lo mismo: fiesta sin fin desde el viernes por la noche hasta el domingo por la tarde. Hay que comprar víveres y bebida…Rumbo al super, y marchando para la casa de la piscina (lugar escogido para el acontecimiento).
Empiezan a salir de paseo las cervecitas y yo, cojo fuerzas…

Sábado y domingo: Música, barbacoas, piscina, bebida, fiesta y pocas horas de sueño. No importa. Me lo paso genial.

La fiesta findesemanera se alargó más de lo normal. Ayer por la noche, terminamos todos en mi casa…y mientras los demás, acababan definitivamente con las reservas de cerveza, la nena se fue a la cama…ya no había nada que me mantuviera despierta…Mi cuerpecito no podía más. Ahora, solo espero que esta semana sea más relajadita…por lo menos hasta el miércoles, porque como el viernes no se trabaja, hay una nueva fiesta findesemanera programada de jueves tarde a domingo noche…Que Dios nos pille confesaoooos!

Y SI FUERA....

miércoles, 9 de julio de 2008

La semana pasada, Casandra me nominó para hacer este super meme (lo de “super” es por lo largo que es el jodioooo, jeje!). Y como a sus nominados nos tiene mucho cariño (que buena que es mi Casandritaaaa) pues nos dio la opción de hacerlo sin fotos…¡menos mal! A ella le quedó muy, muy, muy requetebonito con fotitos, pero es que a mi me da una pereza infinita ponerme a subirlas…ufff…así que, desde aquí, un aplauso para Casandra que venció a la pereza y subió el montón de fotos que requiere el meme!

Pero tranquilos, que haré uso de mi gran poder de palabra y descripción :P

Y sin más excusas, vamos a por el toro, que viene fuerte!

***************************************

Si fuera una palabra: Imaginación

Si fuera una bebida: Always Coca- colaaaaaaaaa (toma publicidad gratuita, como si les hiciera falta más! Juasss!)

Si fuera un animal: Una gatita, of course! ;)

Si fuera algo de la casa: En esta coincido con mi nominadora querida…el sillón! Mmmm ¿por qué será tan placentero dormirse en el sillón? ¿Qué diablos tiene que atrapa cual telaraña a las moscas??? Ainsss…misterios sin resolver…

Si fuera una zona del cuerpo: Los labios (Nota aclaratoria para mal pensados: los de la cara!!!)

Si fuera una obra de arte: “Afrodita, Eros y Pan”…es una escultura griega, del periodo helenístico, creo recordar, que me parece algo picantota…y siempre me ha hecho gracia por eso :P De esta os pongo un link de la foto andaaaaa, que no soy tan mala como para haceros buscarla a vosotros! Jeje!

Si fuera flor: La de la azalea blanca ;)

Si fuera película: Kill Bill… Muajajajajaja (Risa malévola)….jeje! Es broma, es que no se me ocurre ninguna que me identifique tanto como para asegurar que si fuera película sería esa…

Si fuera fruta: Sandía fresquita y jugosita! Mmmm, a estas horas se me hace la boca agüita pensando en ellaaaa…

Si fuera un recuerdo: El primero.

Si fuera un color: El rosita, jiji…Ainsss, que pongo colorada solo de pensar cómo os estáis riendo de mi por eso…

Si fuera un sentimiento: La alegría! Yupiiiii!

Si fuera un sentido: El sexto! Está claro!

Si fuera un satélite: ¿Alguien espera que diga otro que no sea la luna???

Si fuera uno de los siete pecados capitales: (Martitha mira hacia otro lado mientras escribe esto y hace como que silva…vamos, que intenta disimular…) La lujuria, ejeeeem…¿es que hay más???

Si fuera un olor: A césped recién cortadito…

Si fuera árbol: Una adelfa…que son bonitas y además, según tengo entendido (eso es lo que me dicen cada vez que me acerco a una…) sus hojas son venenosas… Muajajajaja (otra vez risa malévola…¡Qué pesaita que estoy con eso, eh!).

Si fuera algo suave: ¿Papel higiénico??? Jajaja…¡Es broma! Creo que la respuesta a esta coincide con la tercera!

Si fuera un personaje de cuento: La bella durmiente, sin lugar a dudas!

Si fuera ciudad: No me lo pienso…Venecia.

Si fuera música: Digamos que una fusión Pop-Rock.

Si fuera un cuerpo celeste: Una estrella…la más brillante y bonita de todas, como me dice mi nene…(Martitha otra vez colorada…)

Si fuera personaje de fantasía: ¿No vale otra vez la Bella Durmiente?? Venga, vaaaa, cambio, que ya he repetido antes una….Mmmmmm, pues…creo que sería una Fragel Rock!! Siiii!

Si fuera un sueño: La paz…a todos los niveles.

Si fuera prenda de vestir: Creo que minifalda ¡Juasss! Últimamente son mi prenda comodín!

Si fuera fenómeno atmosférico: La nieve…la blanca y frequita nieve…

Si fuera estación: Primavera florida (Como se nota que no tengo alergía, eeeeh!) y con la sangre alteradilla!

Si fuera medio de transporte: Un yate (Aleee, pa pija yo, y no los que salen en el programa ese de los ricos de la MTV, que me dan una envidiaaaaaa)

Y fin del meme!!

Bueno, ahora se supone que viene la tanda de nominaciones…Pero, creo que de esta os libráis…para que luego digáis que no soy buena…Aunque, ahora que lo pienso…¿no estaría mal ver que hacen Doc y su técnica destrozamemes con este, no??? Muajajajaja (Siii, otra vez risa malévola…pero ya está, ya es la última…ejem….por este post, claro).

LA CHICA MISTERIO II

viernes, 4 de julio de 2008

Tras toda una semana laboral repleta de cuchicheos, risillas, miradas cómplices y desayunos jugando al Piedra, Papel y Tijera…hoy, por fin, después de nada más y nada menos que cinco días, hemos obtenido algo de información acerca de la chica misterio.

Para asombro de todos, esta mañana, después de llevar toda la semana apareciendo a las 11 y largándose antes de la una, a las ocho y cinco la susodicha ha entrado por la puerta. Eso si, sin saludar ni nada, como siempre, eso ya era demasiadooo…suficiente que hoy, siendo viernes, le ha dado por madrugar!

Y aunque no ha perdido suficientes rondas del Piedra, Papel y Tijera, al final ha sido my friend de recepción la que le ha echado los huev….digoooo, la valentía suficiente al tema y se ha inventado una artimaña para tener una excusa para hablar con la chica misterio.


Al poco de llegar la chica misterio, my friend de recepción me ha llamado a mi extensión… (yo: en rosita raro, my friend de recepción: en verde):

- ¿A qué pesado madrugador me vas a pasar??? (jeje…que nooooo, que es broma! Jamás contestaría así, no vaya a ser que me haya pasado la llamada directamente, que muchas veces lo hace, la jodíaa…)

Ahora en serio:

- ¿Si?
- Oye, oye, que voy!
- ¿A dónde te vas???- (Yo es que a esas todavía ando un poquillo dormida y hay que explicármelo todo muy bien…:P)
- Que voy a hacer una incursión en territorio hostil – es que es mu cachonda, ella…jeje- díselo a F y a B – mis compis de al lado – y estad antentos, que voooooy…

Y ha colgado…Tan contenta que estaba! La pobre, no sabía lo que se le venía encima!

Yo, muy obediente, se lo he dicho a F y a B. A F le ha entrado otra vez la risilla floja…menos mal que la ha controlado antes de que se expandiera cual epidemia como el otro día. Y a B le ha entrado la prisa porque tenía una salida a ¡las 10 de la mañana! Andaaaa que! No había tiempo ni na para que my friend de recepción hiciera la incursión!


A los pocos minutos de su llamada, con nosotros más atentos que en una conferencia sobre el fin del mundo o un tema de importancia similar, hemos visto como my friend de recepción se levantaba y venía hacia nosotros (creo que el otro día ya comenté que la chica misterio había elegido sentarse relativamente cerca de mi sitio…).

A medida que se acercaba a ella (por la espalda, como Dios manda…juasss!), la atención iba en aumento. Ya no solo éramos nosotros 3…ya toda la ofi se imaginaba qué iba a pasar y no le quitaban ojo! (la mayoría con gestos de lo más cachondo…para ponerse a hacer fotos, oye…)

My friend de recepción, le ha puesto la mano en el hombro y cuando la chica misterio ha mirado hacia ella, le ha dicho muy seria (bueno, más o menos, no puedo reproducir las palabras exactas, exactas…Pero ha sido algo muuuy parecido a esto) (My friend de recepción: rosa raro, tonta el capu...digooo, chica misterio: verde):


- Perdona que te moleste, pero como ayer te fuiste a las 12 y media de la mañana- (ejem, toma indirecta!)- pues no pude hablar contigo, pero el caso es que alguien llamó preguntando por una tal Elena ¿No serás tú? Porque, claro, aquí nadie sabe tu nombre, y creo que, por lo menos a mi me lo deberías decir, por si te llaman y tengo que pasarte la llamada, no?

(Nota aclaratoria: Por supuesto, ayer no llamó nadie preguntando por ninguna Elena…todo pura estrategia…)

- Pues no, yo no soy Elena. Además, a mi no tiene por qué llamarme nadie aquí.

- Bueno vale…pero no sé, qué menos que decir tu nombre a tus compañeros, no?

- Me llamo C…y no sois mis compañeros. Bueno, lo vais a ser solo un par de meses. Soy autónoma y vengo exclusivamente ha hacer un solo trabajo. Cuando lo termine me iré a otro sitio y fin de vuestro contacto conmigo.


(Asombro generalizado…menuda cara que he tenido que poner al escuchar eso…)


- Aaaaaahmmmmm…

My friend de recepción no ha dicho nada más…se ha tragado la bordería de la tía petarda y se ha dado media vuelta. Y cuando ya llevaba medio camino recorrido, la chica misterio dice en voz alta sin apartar la vista del ordenador:

- Ah! Y no tengo horario fijo. Me pongo mi propio horario dependiendo de cómo lleve mi trabajo…

Vamos, que en resumen hemos descubierto, gracias a que my friend de recepción haya tenido que aguantar semejante derroche de bordería, los siguientes datos de la chica misterio:

A) Nombre: C.
B) Profesión: Petarda.
C) Relaciones laborales: Nulas.
D) Duración de contrato: Solo unos dos meses (Yupiiiiiii!)

LA CHICA MISTERIO

miércoles, 2 de julio de 2008

Hay chica nueva en la oficina, se llama ……..¿??? y…¿es divina?

Pues no lo sé…no sé ni como se llama, ni si es divina, ni nada de nada sobre ella. Ni lo sé yo, ni lo saben mis compis, ni nadie parece saberlo! Es la chica misterio, oye…

Llegó el lunes. Entró hablando por el móvil, echó un vistazo por encima de los ordenadores y se fue directita a una de las mesas vacías (Nota aclaratoria: es que nos hemos mudado hace poquillo, y ahora tenemos algunas mesas que aún no están ocupadas…pero al tiempo…)

Nosotros nos mirábamos confusos. Primero, nos hacíamos gestos de interrogación los unos a los otros agachando la cabeza detrás de los monitores para que no nos viera. Después, a uno de mis compis le entró la risa floja y fuimos cayendo como moscas todos…que contagiosa que es la jodía risilla esa… Ufff, el caso es que yo estuve a punto de tener que meterme debajo de la mesa o algo, porque seguir riéndome sin hacer ruido se me hacía bastante cuesta arriba ya.

Y os preguntaréis de qué nos reíamos…pues oye, tampoco lo sé. No tengo ni la más remota idea…no le veo la gracia ahora, ni se la ví entonces. Pero no sé…supongo que de lo surrealista de la situación o vete tu a saber de qué! El caso es que no había excepciones, allí se reía hasta el tato…

Y a todo esto, mientras se producía una especie de desternillamiento generalizado, la chiquilla seguía hablando por teléfono como si nada, oye…toda digna ella.

Siguió un rato hablando por teléfono…un rato considerable….tan considerable que a los demás nos dio tiempo a terminar de reírnos, a que nos diera el típico segundo ataque de risa incontenible y a volver a relajarnos… Y al final, la chiquilla colgó y dejó el móvil. En ese momento todos miramos a la jefe de sección y ella simplemente se encogió de hombros y nos dedicó una mueca que vino a decir: “No tengo ni piiiiii idea de quien es esta”.

Y la misteriosa chica, encendió el ordenador. Ja! Toma ya! Tenía contraseña y todo…¿o no? ¿Quizás leyó la mente de alguno de nosotros y nos robó la nuestra??? Mmmmm.

Al final, la jefe de sección, cansada de que le atravesáramos con la mirada, se levantó y se fue para ella. Y todos los demás hicimos acercamiento de cabeza (Juass! Que no se notó nada, no! Si algunos parecían avestruces!) y agudizamos el oído. A mi se me había sentado relativamente cerca, así que me enteré de todo sin tener que hacer ningún esfuerzo sobre humano. Y esta vino a ser la mini conversación que tuvieron la chica misterio y la jefe de sección:
(Rosita extraño: jefa ; azul clarito: chica misterio)

- Buenos días.
- Hola…
- ¿Te importa decirme quién eres?
- Trabajo aquí.
- ¿Desde cuando?
- Pues desde hoy.
- Es que a mi nadie me ha informado de que venías.
- Ah…pues no sé.
- Ya…

Y la jefe de sección se dio media vuelta y volvió hasta su mesa. Allí se quedó un rato pensativa, mirando la pantalla del ordenador sin verla y, de vez en cuando, dirigía la vista hacia la chica misterio, que, por su parte, tecleaba como una loca ¡Dios sabe qué! Y por nuestra parte, dejamos el trabajo más colgao que na! Porque todos los demás no hacíamos más que cuchichear entre nosotros y mirar a la jefa y mirar a la chica misterio y volver a cuchichear y volver a mirar a la jefa y volver a mirar a la chica misterio y…así una y otra vez.

La jefa intentó hacer un par de llamadas, pero no encontró al otro lado de la línea a quién buscaba, y al final se levantó, agarró el bolso, le dijo algo a my friend de recepción y se largó a toda prisa. ¡Y allí que nos dejó con la chica misterio! Alaaa, a nuestra suerte…indefensos totalmente… :S

Por supuesto, en cuanto salió por la puerta me levanté y fui a preguntar a my friend de recepción…qué se había ido a las oficinas centrales a ver si alguien podía decirle quién narices era la chica misterio y cuál era su misión exactamente.

Bueno, bien, entonces ya nos relajamos todos. Pronto llamaría nuestra mano protectora dándonos datos precisos sobre la chica misterio. Problema resuelto.

Ja! A día de hoy, tres días después, seguimos sin saber nada de la chica misterio, porque aparece por aquí (lo más mosqueante es que llega a la hora que le da la gana y se va, por supuesto, a la hora que le apetezca…), se sienta y escribe. Es lo único que hace. No habla, no nos mira, ni siquiera saluda, la jodía! Y la jefa de sección…¿dónde diablos se ha metido nuestra adoradísisisima (léase con ironía) jefa de sección? ¡Que desde que se fue en busca de información sobre la chica misterio, no ha vuelto! Jur, jur…¿a qué da miedito??? Bueno, en realidad sabemos que no la ha pasado nada malo (no demasiado malo…), porque nos han comunicado que está enferma. Ya podía haberse acordado de llamar para hablarnos sobre lo que descubrió de la chica misterio antes de ponerse enferma…

¿Quién ha dicho que está difícil encontrar trabajo??? ¡Si está tirao! Te vas una mañana a dar un garbeo, y cuando veas una ofi que te guste, pues allá que te metes, te sientas sin decir nada a nadie y aleee, a trabajar!

Y nosotros, llevamos desde el martes jugando a Piedra, Papel y Tijera, a escondidas, para ver a quién le toca acercarse a la chica misterio y preguntarle….mmm, eeehhh....no sé, algo!
Sueños de ayer. Design by Pocket