ROLES DEFINIDOS

lunes, 29 de mayo de 2006

No hace mucho tiempo, conocí al típico grupo de amiguitas de las pelis americanas...Nunca pensé que conocería a un grupo de personas con los roles tan definidos y tan dispuestas a jugar cada una su papel, sin salirse ni un milímetro del límite establecido...Lo cierto es que me entusiasmó la idea de tomarlas como conejillos de indias para una investigación o algo así, pero me temo que no poseo tanta capacidad de aguante como para soportar tal programación de actuaciones...demasiada previsivilidad para mi gusto ¡Qué le vamos a hacer!

Sin embargo, los tres o cuatro días que pasé con ellas, dieron de si lo suficiente como para elaborar en mi mente una especie de ficha técnica de cada una, que paso a detallar a continuación:

- La líder/feminista empedernida: Impresionadita que dejó, oye! Esa relación amor-odio que se traía con los hombres era para llenar tomos y tomos de una enciclopedia. Las ideas feministas que expresaba minuto si, minuto también, eran una mezcla de tópicos (véase: "Las mujeres somos más inteligentes que los hombres" o "las mujeres maduramos mucho antes que ellos") y de afirmaciones a las que yo aún no he encontrado sentido o argumento alguno (véase: "Las mujeres conducimos mejor que los hombres. Si ellos ganan una carrera es sólo por los caballos del coche" ¿??? Sin comentarios...). Pero a la vez, los adoraba...no podía vivir sin ellos, no podía entablar una conversación en la que los hombres no fueran protagonistas absolutos (para bien o para mal...) y no podía dejar de hablar de su ex, que según ella se había portado fatal y no le echaba nada de menos...pero ¡coño! si no le echas de menos ¿por qué diablos no puedes sacar su nombre de tu boca? En fin... Y, claro, como además de ser la feminista del grupo, era la líder, pues todas a apoyar sus decisiones y comentarios sin rechistar. Que, oye, yo hasta cierto punto lo entiendo, porque teniendo en cuenta el mal genio del que presumía (que yo no vi nunca, pero según ella lo tenía...), cualquiera decía esta boca es mía...

- La guapa/ tímida/ romántica: Ni una palabra más alta que otra...y a veces ni si quiera una palabra. Muy calladita ella, pero muy atenta también. Sobre todo cuando la que hablaba era la líder/feminista empedernida. La oí hablar en contadas ocasiones...ella se valía de su carita de muñeca para mostrar su acuerdo o desacuerdo. No la escuché sacar un tema de conversación...pero pude comprobar que había uno que la entusiasmaba: La moda. Su adoración por la ropa era proporcional al amor-odio por los hombres de la anterior. Y con los admiradores que sus ojitos azules la proporcionaban, sólo cruzaba más de una palabra si la líder daba antes su visto bueno bromeando con el chico en cuestión. Y si la líder no daba aprobación, ella se quedaba calladita, con una sonrisa y con la mirada perdida, seguramente, pensando en el día en que aparezca su príncipe azul y vivan una historia propia de película de sábado por la tarde (si la líder da su visto bueno, claro...)

- La tonta/ objeto de todas burlas: Pero que penita que me daba esta...Vale, si hay que reconocerlo, se reconoce, muchas luces no tenía la nena, pero ¡Ey!Si es tu amiga no la trates así, coño! A mi me dió toda la impresión de que a la niña la habían provocado tal trauma, que ni el mejor psicólogo podría ya hacer carrera de ella...¿Cómo podría aguantar la pobre esos insultos disfrazados de broma? No sé...supongo que a todo se acostumbra el ser humano.

- La mala/malísima: He aquí lema: "Soy guay". El resto del mundo es basura comparado con ella (todos menos la líder, esa es intocable incluso hasta para la mala...). ¿Su hobbie? Mirar a todo Dios por encima del hombro, a pesar de medir poco más de 1'50...Lo cierto es que era gracioso. También tenía otros pasatiempos: criticar, poner a su novio por encima de cualquier otra persona de género másculino, mirar con mala baba a la guapa/tímida (porque ella lo vale) y atacar con toda su artillería pesada a la tonta/ objeto de todas las burlas. Ainss...me bastaron cinco minutos para cogerla tirria...

- La presumida/ ligerita de cascos: Su máxima en la vida: "Te piropeo para que tu me piropees a mi...y si no ¡pobre de ti!". Enseño por arriba, enseño por abajo y enseño por los costados...la verdad, es que poco tenía que enseñar la nena pero bueno, la surtía el efecto deseado. ¡Cuántas historias tenía para contar! Aburrirte, con ella no te aburrías (aunque había momentos en los que perdías la cuenta de los hombres enumerados...). ¡Vaya joyita que se está perdiendo el mundo del corazón con ella! El trabajo que daría esta chica a los paparazzis...madreee!

- Y la normal/ normalísima: Esta se salva de la quema, porque esta "si lo vale". Todas las demás (menos la mala/malísima), tenían algún punto bueno (unas más escondido que otras), pero esta lo que no tenía eran puntos malos... por lo menos yo no detecté ninguno, y es a la única que he seguido viendo...Tiene temas de conversación dentro lo normal, problemas, alegrías, días malos y días buenos, y lo que es mejor..¡Hasta había ocasiones en las que se atrevía a llevar la contraria a la líder/feminista empedernida! (Muy contadas y con un tono de voz super angelical para que no se enfadara mucho, pero, ey! algo es algo!).

Y bueno, supongo que echareis en falta a la fea/acomplejada...Pues también estaba, que no las faltaba de nada, oye! Pero no soy quién para llamar fea a nadie (para eso ya está la mala/malísima...). Sólo os diré que es una de las anteriormente citadas...a vuestra imaginación dejo adivinar cuál...

Ainsss...después de conocerlas, di gracias a Dios por haber hecho que mis amigas se engloben dentro de lo que a mi entender se puede denominar "persona normal". No quiero ni imaginarme el estrés que debe suponer estar toda la vida interpretando un papel super definido y establecido por alguna fuerza superior y no poder salirte de tu texto...ni poder permitir que nadie lo haga...Pero ¡Ey! Si son felices...¡Que viva el teatro!


¡ALELUYA!

lunes, 22 de mayo de 2006

El sábado por la noche, a eso de las 10 más o menos, mi niño se fue a casa de no sé quién a por no sé qué (si se a casa de quién y a por qué, pero como no viene a cuento...) y yo aproveché para darme una duchita.

Cuando terminé, él aún no había vuelto, así que me tiré en el sillón a leer un ratillo y puse la tele para que me hiciera compañía (Ayyy...la tele, esa fiel compañera...jeje). Y mira, voy y me encuentro con el festival de Eurovisión ...¡Anda!¿Era hoy esto? Pues mira, lo dejo y a ver si hay suerte y salen las "Dutty Free" estas y me rio un poquillo.

Al poco llegó mi nene.

- Coño...¿estás viendo Eurovisión? A ver si salen las españolitas y nos reímos un poco...

¡Si es que hasta pensamos igual! Madreee...Pues nada, ahí nos teníais a los dos, viendo Eurovisión...Y de repente...¿Se ha estropeado el mando y ha cambiado solito de canal? Esto parece una peli de terror...pero no da miedo ni nada...solo salen unos monstruitos cantando...¡Coño! ¡Si sigue siendo Eurovisión! Vaya con los finlandeses estos...¡Que susto que me dieron! Juasss...

Miro a mi niño, que tiene la mirada clavada en la tele...

- ¿Qué eso???

No le contesto...si hablo estallo...su gesto le delata, él también está a puntito de estallar...Y terminamos estallando los dos en carcajadas...Pero no nos reíamos de ellos, nos reíamos con ellos del resto de países ¡Eso si que es originalidad! Y por culpa del "Hard Rock Aleluya" pues nos quedamos viendo hasta las votaciones para ver si ganaban ¡Si es que estaba cantado (y nunca mejor dicho) que tenían que quedar los primeros! consiguieron que me quedara viendo un festival de Eurovisión hasta el final...¡Sólo por eso, a mi entender, tenían que ganar! Pero bueno...todo hay que decirlo...comprarme un cd suyo, creo que no me lo compraré en mi vida...aunque si les consuela, les agradezco de corazón ese buen rato que me hicieron pasar...jeje!

Ah! Se me olvidaba...respecto a las "Dutty Free"...pues creo que no me equivoqué mucho en mi predicción de hace unos meses...

DESCUBRIENDO MI LADO PRO-CULÉ

jueves, 18 de mayo de 2006

Ayer, noche de fútbol...Ahí me teníais a mi, a una madridista de toda la vida de Dios, viendo al Barça en la final de Champions con mi niño...Ayyyyy! Quién me lo iba a decir a mi! Si no hubiera sido por él, seguramente no hubiera visto el partido y hubiera evitado por todos los medios enterarme del resultado hasta, por lo menos, el día siguiente (por eso de dormir bien y tal, jeje...).

Por si queda alguna duda, mi nene es del Barça...muy del Barça! Y cómo era la super final, pues quería verlo tranquilito en casa, y ahí que estaba yo, como buena novia, haciendole compañía.

Empieza el partido...empiezan los sustos. Dos tiros a puerta del Arsenal y mi nene empieza a sudar y a ponerse negativo.

- Ba! Otra que no ganamos...ya verás...no ganamos.

Y yo, sacándo toda la bondad que hay en mi interior ( que, por cierto, descubrí que hay mucha, porque mira que animar al Barça...¡yo!ainsss), intentando sacarle el positivismo, y asegurándole que su Barça iba a ganar a los "ingleses estos". ¡Vaya madridista de m..., que estoy hecha! Aunque bueno, saqué fuerzas para animar al Barça recordando que los "ingleses estos" fueron los que eliminaron a mi Madrí...jeje.

Y cuando por fin el positivismo inunda el salón, van los inglesitos y marcan gol...¡Desesperación! Madreeee! Si hasta me estresé yo! A ver...¿cómo era eso? inspirar, expirar, inspirar, expi...¡Ay!¡Que hiperventilo, coñe!

- Si es que ya decía yo que tenían que haber dado al Barça el gol de antes...¡Vaya arbitro! ¿Qué pasa con la ley de la ventaja,eh? ¿Qué pasa?

Mmmm...vale, una es madrista, pero hay que reconocer que de teoría futbolísitica, pues saber lo que es saber, sé más bien poco, para que nos vamos a engañar...Pregunto, porque el pregunta pasa por tonto cinco minutos y el que no, pasa por tonto toda la vida. Y mi niño, cielito que es, pasa del partido (de una final de la Champions! casi na...) y me lo explica con detalle...¡Pero que mono! Ainsss.

Y visto y no visto, fin de la primera parte con el Barça perdiendo...la botella de ron sale del mueble bar. O bien para celebrar la victoria o bien para ahogar las penas en alcohol, había que tomarse unas copitas...Y mira, que empezó la segunda parte y gracias a la primera copa estábamos los dos de un animado ya...jeje!

Los minutos pasan, el ron también... el Barça no marca. Uffffff...que mal, que mal...

Los minutos se están acabando (el ron no, que tampoco somos unos borrachos!)...

- ¡Goooooooooooooooooooooooool! Ese es mi Barça, ahora si!

Anda...pues mira, que me he perdido el gol por estar concentrada en la búsqueda de un mechero en mi bolso...Si es queeee...Pero bueno, queda la repetición, que no es tan emocionante, pero vale....Aaaaaag! Pero ¿Qué estoy diciendo??? ¡Que yo soy del Madrí!¿para que quiero ver el dichoso gol?

Y mientras yo me sumerjo en un debate interior acerca de estas cuestioncillas, de repente...

- Goooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool! Si, si, siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!

Mi nene se pone a bailar, y yo a reir...¡Otro que me he perdido! Y de este me pierdo hasta la repetición...¡pero no importa! Mi niño me abraza...¡Vaya abrazo oyes! Me besa...¡Vaya besooo! Ayyyyyyyyyyy! Quiero que el Barça gane por goleadaaaaaa!

La carita de felicidad de mi nene ya no se borra...me encanta verle así! Acaba el partido, la Champions para el Barça...más abrazos y muchísimos más besos para mi...¡Diossssss! Creo que anoche descubrí mi lado pro-culé...

SONRISA PROFIDENT...

jueves, 11 de mayo de 2006

Ayer fui al dentista...¿Quién me mandaría a mi??? Si es que me pasan las cosas por ir de valiente por la vida...¡y luego me quejo! Si todo el mundo se queja de los dentistas, si todo el mundo los tiene miedo...¿Por qué voy yo por iniciativa propia? Alaa..así, porque si, porque me aburría y no tenía otra cosa mejor que hacer...ufff. Porque a mi no me da miedo. Porque yo no soy una cobarde. Porque yo siempre que he ido no he tenido nunca problemas...¡Pues toma problemas! Por lista...

Reconozco que iba un poco nerviosilla...pero bueno, total ¿qué me iba a hacer? Pues nada mujer, sólo te va a mirar los dientes ¡no es para tanto! Y encima, oye, que al entrar y encontrarme un dentista jovencillo, rubio, de ojos azules y, por supuesto, dentadura perfecta, pues los nervios se fueron por la taza del váter...pero volvieron...¡Vaya si volvieron!

El hombrecillo muy simpático, todo hay que decirlo. Y las féminas que le ayudaban (también de dentadura perfecta y super monas) más simpáticas si cabe...¡Pero que buen marketing que saben hacerse los dentistas!

Pues nada, me siento en el sillón...de los más cómodos que he probado en mi vida,eh! que ya quisiera yo uno de esos para mi salón! Todo rosita y moradito ¡Que mona la consulta (o sala de torturas, según se mire...)!

La cosa no empezó mal. "Está muy bien" dice..."No veo caries" dice al rato..."Si,si...veo que tienes una buena higiene"... Jijiji...y yo tan contenta con las cosas que decía...¡Ves como no es malo ir al dentista! ...Ja! Lo que pasaba es que me guardaba una sorpresita para el final...y yo tan feliz sin verlo venir...aysss...¡Pero que ilusa que soy!

Cuando ya pensaba que me iba a mandar para casa con una palmadita en la espalda por saber sacarle provecho a mi cepillo de dientes, me dice con la mejor de las sonrisas de dentista:

- Mmmm, yo creo que tendré que hacerte alguna extracción...

¿??????? Define la palabra extracción¡Por tu madreee!...Le suplico con la mirada. Sigue sonriendo...Clarooooo...si la situación tiene muchísma gracia ¿no? ¡Pues dime dónde porque yo no se la encuentro! Aaaaah! ya, ya lo entiendo...es una bromita de dentistas ¿no? Jaja...muy buena...¿me sacas ya la mano de la boca para irme corriendo a contárles el chiste a mis amigos?

- Es que te han salido las cuatro muelas del juicio...

¿Y??? Where is the problem? Mejor ¿no?...¡Oye! Me han salido y ni me he enterado...eso tiene que ser bueno ¡Casi todo el mundo tiene millones de problemas con las muelas del juicio! Pero a mi me salieron sin decir esta boca es mía...¡Eso no es malo!

- Si no te las quitas, las consecuencias pueden ser terribles. (Palabras textuales...con mucho tacto, oye...)

Chan,chan,channnn (musiquilla de peli de terror).

¡Mamaaaaaa! ¡Que alguien me saque de aquí! O por lo menos que el rubito este me saque la mano de la boca ya para poder quejarme o algo...

- Pero tranquila...que las del juicio no te las saco. Te saco otras cuatro que no hacen falta y que duele menos al sacarlas...

¿Me lo repitessss? ¡Cuatro dice el loco! A ver hombre...piensa un poco! que me vas a dejar la boca llenita de agujeros...¡No quierooooo!

Esto último lo debió de leer en mis ojos y me dice:

- No te preocupes, que no se van a quedar los huecos, en una semana lo ocupan las de atrás...

Y tu madre ¿Qué tal?¿duerme bien por las noches y esas cosas?

Y al final me sacó la mano de la boca...Me dió una tarjetita con una cita para la semana que viene y otra para la siguiente (que decía que para que no haga mucho trastorno en mi vida lo de las extracciones, pues que me las saca en dos veces...). Y aleee...adios muy buenas y otra sonrisita profident para despedirse...

Y yo me fui para mi casa tocándome mis muelecitas con la lengua...¡Ya las echo de menos! Pero...¿Qué han hecho las pobres para merecer un destierro tan cruel??? Ayyyy...¡Tengo miedooooooooo! ¿Y si huyo a otro país este fin de semana?

AND THE PLANETA GOES TO...

martes, 9 de mayo de 2006

Hace ya un par de semanas, un sábado por la tarde, me encontré en el msn a mi querida primita y ahijada. La jodia tiene ya 12 añitos, y a mi me hace sentirme super vieja el pensar que yo soy la madrina de alguien que ya pasa de los 10 años…¡joer! Pero si todavía no llego a los 25…

En fin, el caso es que la conversación fue algo así:

(Ella)- Mi primi que yo más quiero en este mundo! La más guapa de todas! Cuánto tiempo sin hablar contigo.

(Yo)- Mmmm ¿quieres algo peque?

(Ella)- Puessss ¡Si! Es que te iba a llamar, pero ya que te veo aquí… ¿Vas a hacer algo esta tarde?¿Has quedado con tus amigas o con tu novio?

(Yo)- Pues si tenía planes, pero si necesitas algo…

(Ella)- Si, ayúdame porfi! Estoy pilladísima con un trabajo que tengo que entregar el lunes (inciso: Si, a mi también me chocó, pero debe ser que ahora las niñas de 12 años también se estresan con los estudios y esas cosas…¡Y yo que con 12 años todavía no sabía lo que era abrir un libro! Mis estudios de momento quedaban en la calle…pero bueno…lo mío es caso a parte).

(Yo)- ¿Y de qué es ese trabajo?

(Ella)- Pues tengo que escribir un cuento de tres folios ¡Y eso es mucho! Y no se me ocurre nada para tantos folios, y había pensado que como tu eres periodista aunque no salgas en Antena 3 (Otro inciso: Cuando empecé la carrera mi queridísima primita se empeñó en que yo tenía que salir en Antena 3 y presentar el Club Megatrix…Siempre que me ve me echa en cara que todavía no lo haga…En finnnnn…sin comentarios!).

Media hora después, mi primita estaba en mi casa, sentada a mi lado delante del ordenador y mirándome con cara de “¡Venga! ¡Ponte a escribir!” Ingenua de mí… no había caído antes en que la palabra “Ayúdame”, para ella significaba “Hazlo tú”.

Me costó bastante convencerla de que la idea tenía que salir de ella y que mi misión consistía “sólo” en ayudar…(Faltó poco para tener que echar mano del diccionario de la Real Academia para que entendiera el significado real de la palabra “ayudar”, pero, no sé si por alguna ayuda divina, al final no hizo falta…).

Tras tres cuartos de hora intentando sacarla algo de esa cabecita con caña de pescar, la nena se soltó de repente y dejó en libertad al Umbral que lleva dentro… ¡Pero que miedo que me dio…Madreeeee! De pronto decidió que el tema sería, el gran tema…”El amor”.

- Es que así seguro que se me ocurre algo…porque como he visto los Gavilanes… (Mi primita y su amor incondicional hacia Antena3…)

Desde ese momento, hasta que por fin mis dedos se posaron sobre el teclado para escribir la palabra “fin”, todo se volvió de un surrealismo absurdo que me abrumaba, me asustaba, y hasta estuvo a punto de hacerme desistir y mandarla para su casa con “el cuento” (que de cuento tenía poco) bajo el brazo a medio escribir.

De primeras ya me dijo que el chico tenía que morir. Es que si no se muere, decía, pues ya no va a quedar bonito. Decía también que antes de que él muriera tenían que pasar cosas malas para que a la gente les gustara el cuento…¿???? Bueno…yo calladita, era su cuento, y no el mío… Las cosas malas se sucedían tan rápido en su cabecita que a mi no me daba tiempo a asimilarlas: Padres malísimos que odian a sus hijos y no los dejan estar juntos (Alaaaa, que ni Shakespeare superó a mi primita con Romeo y Julieta…), trabajos de mala muerte que no duran ni dos días, discusiones nocturnas porque a la chica la ha saltado el reloj biológico y el chico no quiere hijos ni en pintura (normal! Resulta que hablamos de una parejita de 19 años! Aunque para mi primita eso era lo que hacía que la gente viera al chico como una mala persona y después no “llorarían” cuando él muriera…), y hasta violaciones de por medio (intentó colármelas un par de veces, pero ahí si que me negué en rotundo…). Y la guinda final…cuando ya se había cargado al chico (por lo menos la muerte no fue demasiado trágica…lo ahogó en el mar…), me dice que ahora viene lo mejor, que para que el cuento acabe con todos felices (con todos menos con el muerto…pensé yo…aunque bueno, teniendo en cuenta la vida tan perra que mi primita le había dado, lo mejor era ahogarse en el mar…) pues resulta que la prota estaba ¡por fin! Embarazada y estaba muy feliz porque iba a tener un hijo que era lo que más deseaba en el mundo….(¡Pero por Diosss! Que tiene 19 años, sus padres no la hablan, no tiene amigas porque lo dejó todo por su chico, no tiene trabajo, no tiene casa porque vivía en casa de su novio que ¡mira tu por donde! Te acabas de cargar….¿Me quieres explicar cómo diablos va a ser feliz esta chica? ¿De verdad puede llegar a quedar coherente que en esos momentos lo que más desee en el mundo sea un baby???) Aynnnnsssss…

Pero bueno, era su cuento y la encantaba…estaba orgullosísima de sus tres folios que no se cansaba de agradecerme. Y yo no me cansaba de repetir que no era gracias a mí ni mucho menos (no quería cargar con semejante historia sobre mis hombros el resto de mi vida…).

Se fue tan contenta para su casa y yo, no sé muy bien cómo, conseguí olvidarme del tema…Hasta ayer, que me llama mi queridísima primita por teléfono y me da la gran noticia…¡La han dado un premio por el cuento! ¿Qué, quéeeee? Pues si, resulta que a su profesora la encantó y lo presentó a un concurso… Nada, oye...que de esta el cuentecito, con un par de retoques, se nos lleva el Premio Planeta...

Y ahora, tendré que vivir con la eterna duda de quién demonios formaba parte del jurado de ese concurso…¡No quiero cruzarme con esa gente en mi vida!

ANGELITOS...

jueves, 4 de mayo de 2006

El otro día fui con mi niño a escalar...buenoooo, más bien a verle escalar, que a mi esas cosas no se me dan muy bien... ¡pero me gusta verlo, oye! Estoy hecha una auténtica grupie...

Nada más llegar pillé butaca de primera fila, me encendí un cigarrito, y...¡lista para el espectáculo! Pronto empezó a llegar más gente...todos conocidos (inciso: Esto de la escalada ofrece una vida social inimaginable...). Y no tardó en llegar el "amo" (El "amo" es un hombre ya en sus 30 ó 40 añitos que escala de miedo y al que todo el mundo por la zona conoce y admira). Y resulta que el "amo" no vino sólo. Llegó acompañado de sus dos retoños...¡Pero que monos que son los babys! La niña tendrá unos seis o siete años y el pequeño tres o cuatro. Los dos rubitos(como su mami, que es otra "ama", pero ella en la especialidad "resistencia en carrera" ¡como corre la jodia!) y con cara de angelillos.

Pues nada, el "amo" les dio a cada uno sus respectivas pelotas, los dejó jugando en la zona de butacas y se subió a la pared. Y ahí me vi yo, sentadita con los dos angelitos jugando a mi alrededor...¡Que estampa tan bonita! La niña no paraba de mirarme mientras jugaba con su pelota y pensaba en voz alta...supongo que esto último sería para ver si a mi me daba por contestar a sus pensamientos o algo... Y el pequeño, se dedicaba a hacer montoncitos de arena. Al poco se cansó de la arena, cogió su mini pelota y vino hacia mi. Me dio la pelota y en su lenguaje me pidió que se la tirara...¡Que ricura! Pues nada, yo se la tiro. La niña se queda quieta y nos mira. Me la vuelve a dar. Se la vuelvo a tirar. Me la vuelve a dar. Se la vuelvo a tirar...la niña intercepta el tiro.

- ¡Ey! Que yo también juego...

Buenooo...pues ale ¡a jugar!. Al rato (y cuando digo rato, me refiero a unos 20 ó 30 minutos) de estar pasándonos las pelotita de uno a otro con una distancia máxima de ¿un palmo? entre jugadores, pues me cansé. ¡Ey! Que mi espacio vital estaba empezando a resentirse...Les intentó convencer para jugar a otra cosa...pero no les hace mucha gracia. Mientras yo hago uso de todos mis conocimientos sobre oratoria y argumentación para convencer a los angelitos, mi niño me echa una mirada unos cuantos metros por encima de mi y se ríe...Le sonrió, respiro y vuelvo al jueguecito de pasar la pelotita a la mínima distancia posible entre participantes. Ya calmaré luego a mi espacio vital... Por fin me dan un descansito…pero no tardo en oír a la niña que me dice:

- ¡Mira lo que he hecho!

Me giro... ¡Diosssss! Nena ¿Pero cómo te has subido ahí arriba??? Pues nada, que a la niña la había dado por imitar a su papi y se había subido por una pared. Busco con la mirada al "amo"... Está lejísimos y altísimo...Puffff, vale, la menda se encarga. Me acerco a la niña... - ¿Te ayudo a bajar? - ¡No! Vamos a jugar aquí... Mmmm...Lo siento chiquilla, pero a mí de pequeña me enseñaron a no jugar en las alturas... Y alaaaa, otra vez con la oratoria y la argumentación pa arriba y pa abajo, a ver si convenzo a la niña de que se baje de ahí...y cuando ya lo estoy consiguiendo, el angelito pequeño se acerca y la tira la pelotita. La niña hace un quiebro y a mi casi se me para el corazón del susto porque la ví en el suelo. Pero la nena ha heredado los genes de su papi y se agarra a la pared con una mano y coge la pelotita con la otra...¡Ey! ¿Nadie a pensado en llevar a esta niña a las Olimpiadas? ... Cuando se me pasa el susto, descubro que los angelitos han decido adoptar eso como nuevo juego de la tarde...No me hace mucha gracia, pero en vista de que lo de la oratoria y la argumentación con menores de 10 años no funciona, pues me quedó con ellos para evitar cualquier posible desastre...¡Hay que cuidar a esa futura medalla de oro!

Cuando la niña se cansa de estar ahí arriba, decide bajar sin ayuda. Pasan los minutos. Yo mirando y su hermanito riendo...Al final sin que ella lo pida la cojo y la bajo al suelo, de dónde nunca debió salir. No me dijo nada, pero creo que no la gustó mucho que la ayudara...¿Qué iba a hacer? Lo de subir y mantenerse muy bien nena, pero el descenso está poco trabajado...lo dejamos para otro día que el "amo" esté contigo y te de unas clasecillas, ok?

El angelito no tarda en acercarse otra vez...

- Oh...que pelo tan suave...es preciosísimo.

Mmmm... pues muchas gracias por el piropo chiquitín... Lo del piropo le sirve de introducción para pedirme que juegue con él. Se ha inventado otro juego. Él es el médico y me tiene que dar pastillas para medirme. Y pensareis ¿pastillas para medirte? Eso mismo pensé yo...y como no existen, pues supongo que algún día el nene las inventará...así que, además de una futura medalla de oro, ya tienen en la familia un futuro premio Nobel en medicina... Vale, el angelito me da piedrecitas que yo me tengo que comer. Bien, truquillo de tirarlas por encima del hombro. Pero el nene no es tonto así que intenta metérmelas a presión en la boca mientras me cuenta una historia de las muelas de "nata" ¿...??? Ya me veía en urgencias con el estómago lleno de piedrecitas (bueno...de pastillas para medirme...) cuando mi niño descendió de las alturas cual Dios griego y me rescató...Uffff...faltó poco. Pero el angelito pequeño decidió entonces tomarla con él...Y empezó a tirarle por encima florecillas, hierba, arena y todo lo que encontraba a su paso mientras le perseguía...Lo cierto es que esa escena fue graciosa...¡Vaya apuro que pasó mi niño para quitárselo de encima!

A todo esto, la niña debía estar enfadada porque la salve de romperse algún que otro huesecillo bajándola de la roca...así que no se acercó más, y ni siquiera se despidió cuando el "amo" decidió que ya era hora de volver a casa...¡Que descanso más celestial cuando los angelitos abandonaron el campamento! Ayssss...

Y bueno, lo del perro (si,si...también tenían perro) y como me puso mi cazadora blanca blanquísima subiéndoseme encima...mejor ya ni lo cuento...

Sueños de ayer. Design by Pocket