DE GRIEGOS Y TROYANOS

martes, 25 de abril de 2006

Vaya semanita la pasada...¡Madreee! No tuve tiempo ni para mear, como quién dice. ¡Pufff! El sábado tenía que hacer una presentación sobre una investigación que ando haciendo de la Guerra de Troya...Tuve toda la semana santa, lo sé, pero, vaguilla que es una, y siguiendo una de las máximas que han guiado siempre mi vida...lo dejé todo para el final.

Así las cosas, me pasé la semana rodeada de griegos y troyanos. Mil libros, mil películas, mil historias, mil mitos y mil leyendas...buenoooo, si soy sincera (para que nos vamos a engañar a estas alturas) no revisé ni la mitad de la información que tenía que haber revisado, pero ¡oye! que la investigación no tenía que estar terminada...sólo se trataba de dar un avance de cómo iban las cosas y de qué curso iban a seguir...

Pues nada, que la menda se tuvo que quedar toda la semanita hasta las cuatro o las cinco de la mañana leyendo e intentando entender a los griegos...que hubo un momento en que hasta me enfadé muy seriamente con ellos ¿Qué es eso de montar una guerra que duró nada más y nada menos que 10 añitos, por semejante tontería? ¡Coñeeee! Que es lo más normal del mundo eso de que te dejen por otro ¿no? Y más teniendo en cuenta que el otro era más jóven y más guapo...Si todo al que le han dejado por otro/a a lo largo de la historia hubiera montado una guerra semejante, no sé yo cómo andaríamos ahora...¡Bastante más locos de lo que estamos! que ya es decir... ¡Pero serían salvajes los jodios! Si no pararon hasta que prendieron fuego a la ciudad, que era la única manera de ganar...y total, para nada...porque la nena al final no volvió con el viejo apestoso del que había escapado (noooooormal!). Y para más tela, el gran héroe griego, va y la palma...¡Pues eso os pasa por listos! Y encima...se valieron de engaños para ganar esa dichosa guerra que ellos mismos habían montado ¡Corbardesss!

Ale, y toda la semana sin dormir, para llegar a estas magníficas conclusiones que acabais de leer. Pero mira...que esto bien redactadito y adornado con alguna escena de cierta película de cuyo nombre ya no quiero ni acordarme, pues tenía para una presentación de unos 20 minutillos...que no está nada mal. Y después de todo, mi curro me había costado...que comí con griegos y troyanos, cené con griegos y troyanos, vi la tele con griegos y troyanos...¡Y hasta terminé soñando con griegos y troyanos!

Así, el viernes me fuí a dormir tempranito...una peli (que no tenía nada que ver con esta gente...) y a dejar que la almohada hiciera su trabajo...Pero ¡Oh, cruel destino! (que diría el mismísimo Príamo - Rey de Troya que sin comerlo ni beberlo se vió metido en toda la movida, el pobre...-) cuando mi niño me despertó con un besito y me susurró al oído: "¿Al final has decidido no ir a clase?", casi se me sale el corazón del pecho...Pegué un salto que ni Magic Jhonson y miré al reloj deseando que el tiempo hubiera parado en seco a eso de las 8 de la mañana...pero Dios no quiso hacerme ese favor...¡Las 12! Noooooo...la clase acababa a las 2, pero a ver quién era el listo que se presentaba ahora, cuando el día anterior habían dejado bien clarito que las presentaciones tenían que ser a primera primerísima hora...Ayyyy...Me dejé caer otra vez en la cama...¡Tanto griego y tanto troyano para nada! Si es que toda la semana sin dormir a penas tenía que pasar factura antes o después... (podía haberse tirado el rollo y que se lo hubiera cobrado despues ¿noooo?). Vale...también tuvo algo que ver el hecho de que yo me olvidara de poner el despertador...pero ¡leñe! que tanto estrés no es bueno. Lo raro es que no se me olvidara hasta cómo se abren los ojos para despertarse por la mañana.

Por lo menos me queda el consuelo de haber visto a Brad Pitt en el papel de Aquiles, con faldas y a lo loco...¡Que oye! eso hizo bastante más llevadera la investigación...

EL ATAQUE DE LOS CUCURUCHOS...

domingo, 16 de abril de 2006

¿Qué no quieres ver capuchones? ¡Pues toma dos tazas! Que digo tazas...¡Me encontré con la sopera entera! Estoy segura de que lo que pasó el jueves fue una confabulación contra mi por haberme retado a mi misma a intentar no ver capuchones...

Como dije en el post anterior, el jueves me fui a pasar la tarde al campo...No...ningún sin cara de cucurucho en la cabeza se escapó de su comparsa (y vuelvo a decir la palabra comparsa consciente de todas sus connotaciones...) para hacernos una visita en el campo. Allí no había ni tambores, ni cornetas, ni nada que se le asemeje...Pero ¿Quién nos mandaría irnos tan pronto??? A ver...¿Por qué no nos quedamos en el campo a dormir? Aynss.

Al campo fuimos cinco en un coche...normal. Pero por una historia que no viene a cuento , volvimos seis. Primera y segunda rotonda ya dentro de la civilización: Sin problemas. Tercera rotonda: ¡Con todos los problemas! Hay que echar gasolina en la gasolinera anexa a la rotonda. La rotonda está rodeada de polis ¿Qué habrá hecho la rotonda? ¿No se la ha ocurrido un momento mejor para liarla? "Pum,pum, pum..." Valeeee...Que la rotonda no ha hecho nada la pobre, que la poli la rodea porque los sin cara con cucurucho en la cabeza van a pasar...La sexta ocupante del vehículo se dobla cuál plastilina. Venga ¡confiesa! ¿de pequeña trabajaste en un circo? Pobre...coches por todos los lados, la poli de frente y ella hecha un ovillo en el asiento de atrás con un bolso encima para que no se note que ahí hay alguien. Y mientras hechamos gasolina, los del cucurucho en la cabeza pasan tan panchos...¡Que felices ellos! Alaaa...a la porra el reto conmigo misma.

Pero ahí no acaba la cosa. Todas las rotondas que vinieron después estaban también rodeadas de polis ¿De dónde han sacado tanto poli??? Pués nada, la sexta ocupante dobla que te dobla la columna...¡Si hasta hubo un momento en que la pobre se quedó atascada contra el asiento delantero! Y no fue poco tiempo, no...que la ciudad estaba cortada por completo. No podíamos pasar por ningún sitio...Y venga dar vueltas a la ciudad por las afueras, y venga pasar rontodas rodeadas de polis...En fin, lo único bueno es que no vimos más sin cara con cucurucho en la cabeza...Bueno si, algún despitado que corría porque llegaba tarde, con el cucurucho en la mano...pero esos no cuentan ¡Se les veía la cara!

Viendo lo ocurrido, el viernes decidí quedarme en casa trabajando un poquillo...¡Era la mejor opción para no encontrárme con la procesión larga! La de los taitantos pasos de la que hablaba en el post anterior. Pero no, ellos no podían dejar pasar el día sin hacerse notar. A eso de las ¿once de la noche? (que ya no son horas ¡Por Dios!), estándo yo tan feliz haciendo trabajar un poquillo a mi ordenador, lo oigo..."pum, pum, pum...tiroriiii" ¡Ayyyy...mamaaaa! ¿Están aquí? ¡Han venido a buscarme! ¿Vienen por el pasillo? ¿Cómo diablos han entrado??? ¿Hago palanca en la puerta con la silla para que no entren? ¿Me escondo debajo de la cama? ¿Saco el altavoz que no tengo y grito "fuegoooo"? Alomejor así se largan... ¡SOS! ¡Que se vayaaan!...

Los cristales de la ventana empiezan a vibrar...ufff...vale, no están aquí, sólo pasan a ¿cuánto? ¿dos milímetros de mi ventana? Tengo la persiana bajada. Ja! ¿Creíais que me ibais a pillar otra vez? Así que, la anécdota sólo quedó en un susto...Quince minutillos escuchándo "pum, pum, pum...tiroiiii" y ¡Todo arreglado!

Y hasta hoy no he vuelto a saber nada de los sin cara con cucurucho en la cabeza...Ahora ya tengo un añito para relajarme y poder salir a la calle sin tener que poner a todos mis sentidos en alerta...¿no???

STOP CUCURUCHOS EN LA CABEZA

jueves, 13 de abril de 2006

Increible pero cierto...¡Todavía no he visto ni un sólo capuchón! La verdad es que no he intentado evitarlos, pero hoy me he dado cuenta de la jugada...sin hacer nada al respecto he conseguido librarme de tener que cruzar la mirada con los sin cara con cucurucho en la cabeza ¿Pero a quién se le ocurrió similar disfraz?Madreee...de nazarenos, dicen que visten ¿...??? ¿En qué libro de historia han visto que los nazarenos se vistieran así?

Así que, me he dicho...a ver si hay suerte y consigues no ver ninguno este año. Va a estar difícil, lo sé. Hoy y mañana son los peores días. Las calles van estar infectadas de los sin cara con cucurucho en la cabeza...Pero ¡oye! si no hay reto, no hay diversión.

De momento, hoy me voy a pasar la tarde la campo...Espero que ninguno se pierda y aparezca por allí con su corneta...Que seguro que como son todos muy amigüitos vendrá a buscarle toda la comparsa (si,si, comparsa...no ha sido una equivocación...lo digo con todas las connotaciones de la palabra). ¡No vaya a ser que le de miedo al pobre verse rodeado de gente sin cucurucho en la cabeza y con la cara a la vista!

Ainsss...si es que no me gusta ¡Que le voy a hacer! Espero que no me pase como otros años, que sin verlo venir me he visto metida en una encrucijada de narices...Vas tan feliz por la calle y de pronto "pum,pum, pum..." ¡Ayyy! Que vienen de frenteeee ¿huida más fácil? Media vuelta, claro...pero ¡Argggs! También vienen por detrás. ¿Calle alternativa? Mmmm...es la que van a usar los que vienen de frente...¡Horror! Te han atrapado...No te queda otra ¡A ver pasar cucuruchos!

Pero es mucho peor si te pilla la gran procesión...la de los taintantos pasos. Pufff...que te coja esa por la calle y no tengas salida...eso, ¡eso si que es una penitencia! Tres horas y media (o más...) a pie quito viéndolos pasar. Intentas dejar volar la imaginación...pero hasta ella se cansa de volar libre tanto tiempo. Preguntas a las viejecitas de al lado cuanto falta...Su contestación es una mala mirada ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Esperas, esperas, esperas...y te de repente te das cuenta de que estás viendo más vírgenes juntas que toda tu vida. Se te escapa una risilla y las viejecitas te vuelven a mirar mal. Pues nada, oye...te quedas muy seria mirando sin ver y oyendo sin escuchar. Y cuando por fín termina...cuándo pasa el último sin cara con cucurucho en la cabeza...Alaaaaa ¡A las barricadas! Se produce tal estampida que más te vale andar rápida de reflejos, o te llevarán en bolandas vete tú a saber dónde...mejor ni pensarlo...¡Que miedo!

Ay, ay, ay...yo me voy pa' el campo, y ¡que sea lo que Dios quiera! (y nunca mejor dicho...)

EL DESTINO DE UN PANTALÓN

martes, 11 de abril de 2006

En diciembre me compré unos pantalones. Preciosos, oye! Morados, ajustaditos, bajos de cadera...¡y que bien quedaban los jodios! La primera vez que los lavé, al ir a recogerlos del tendedero...¡Sorpresaaaa! A alguna vecina se le había ocurrido la genial idea de tender la ropa calaíta de lejía...Mis pantalones habían dejado de ser morados, para pasar a ser morados con manchitas (manchazas, más bien) fucsias...¿Y si los corto y me conformo con unos shorts???

Reacciones en cadena. Primero vino el mosqueo. Tal fue mi enfado que quise ir puerta por puerta con mis pantalones para tirárselo a la cara a quién confesara ser artífice del delito...Pero me lo impidieron. Así que me conformé con escribir una notita (muy irónica y muy bien escrita, por cierto) a cuerpo 20 y en negrita y colgarla en portal para asegurarme de que la leía quién la tuviera que leer.

Mi segunda reacción fue de desonsuelo. Me fui a mi habitación a admirar el destrozo que habían sufrido mis pobres pantalones nuevos... Pero la tercera reacción llegó rapidísimo. Fue la de dar solución al problema. Ni corta ni perezosa (todavía con restos de la primera reacción que había hecho desaparecer por completo a todos los restos que pudieran quedar de la segunda) me fui a comprarme otros iguales...Y después de tenerlos en mi posesión decidí teñir los primeros de negro. Bueno...después de todo no ha sido tan malo, me dije. Ahora tienes dos de diferentes colores.

Bien, y os preguntareis por qué diablos cuento esto después de cinco meses. Pues yo os lo explico. El caso es que esta mañana, por un capricho de esos que de vez en cuando se da la vida, pues he tenido que ir a la compra ( que, todo sea dicho, no suelo ir). Y ahí me teneis, con mis pantalones teñidos de negro en la cola del super. De pronto, una viejecita me pide ayuda. Lleva dos cestas, una en cada mano, llenas a más no poder, y una garrafa que alguien ha aparacado en el suelo la impide el paso a la pobre viejecita...Pues nada, yo, con toda mi buena voluntad levanto la garrafa...y la garrafa empieza a chorrear, y me pone perdida, y yo miro (sabiendo lo que iba a leer, pero permitiéndome el lujo de negármelo a mi misma por unas décimas de segundo) la etiqueta de la garrafa... ¡LEJÍA! Arggggggssss! Noooooooooooo...

Pues si...a mis pantalones teñidos de negro no han tardado en volver a aflorarles manchitas (más bien, manchazas) fucsias... ¡Mamaaaa! ¿Por qué a mi? Reacciones en cadena otra vez. La primera, si, elemental, de mosqueo. Enfado con la señora por decirme después y sólo después "Ayyy...no te he avisado de que estaba rota...si la yo estaba viendo yo" ¿.......???? uffff...repira hondo... Y enfado también con el personal del super ¿Cómo se les ocurre dejar un arma bioquímica de ese calibre en to' el medio??? La diablesa que hay en mi me decía que cometiera un homicido en masa y que después alegara locura transitoria. El angelito que hay en mi, me pedía tranquilidad y que lo zanjara con "no pasa nada". Sólo diré que al homicidio en masa no he llegado... ¡Demasiado buena que es una!

La segunda reacción, esta vez no ha sido de desconsuelo...si no de vergüenza ¡He tenido que irme hasta mi casita hecha un adefesio con pantalones bicolor! Y la tercera reacción, tampoco ha sido la de dar solución al problema, ha sido la de aceptación. Estaba claro ¿cómo no me dí cuenta antes? ¡Esos pantalones tenían su destino escrito con fuego!

En fin...que por lo menos me quedan los segundos, los que siguen siendo morados...y ahora me estoy planteando dejarlos guardados en el armario por los siglos de los siglos, amén...porque me encantan, si...pero ¿de qué otra manera puedo estar más segura de que la malvada lejía no se cruce jamás en su vida? Ainsss...

FOTOGRAFÍA DEL PASADO

lunes, 10 de abril de 2006

El sábado fiesta...que digo fiesta...¡Fiestón! Fue la típica noche de la que no despercias ni un segundo y vuelves a casa cuando está amaneciendo, riéndote al recordar que la tarde anterior repetiste como mil veces "hoy no salgo".

Podría haber sido como una noche de sábado más, si no fuera porque hubo algo que me hizo pensar. El primer sitio al que fuimos, es uno de esos sitios a los que un día por H o por B dejas de ir, después estar años visitándolo. Uno de esos primeros sitios que te abren sus puertas cuando empiezas a descubrir el mundo de la noche, pero que termina por cansarte, porque llega un momento en que buscas otro tipo de cosas que ese sitio ya no puede darte.

El local en cuestión ha cambiado de nombre...pero sólo de nombre (buenooo...y de dueños, imagino). Todo lo demás está prácticamente igual...tan igual que da miedo. Tan igual que me sorprendió encontrarme allí con las mismas caras que hace 5 ó 6 años. ¡Ey! No veas si asusta eso...hubo un momento en que llegué a pensar que en vez de en una discoteca ¡me había metido en un tunel del tiempo! Los veía a todos tan iguales...Mi cabeza se empeñaba en pensar que seguían teniendo los 16 ó 17 añitos de entonces. Yo sé que ya no los tengo, y ¿para que negarlo? ¡Mejor que mejor! Me siento mucho más agusto con la edad y con la vida que tengo ahora...Pero mira tu, que no podía verlos a ellos crecidos...

No podía hasta que llegó el momento de los saludos. Momento cataclismo. Momento en que ví que si...que ellos también han crecido, a pesar de seguir ocupando hasta las mismas posiciones habituales que hace años en el mismo local.

¿Que estás aquí de vacaciones? ¿Que te has ido a vivir dónde???...
¿Qué ahora eres guardia civil??? ¡Tú! Precisamente tú...¿Te pasaste de bando así sin más?
¿Negocio propio, piso propio y coche propio? ¿Tú no eras quien me intentaba convencer a mi de que no saliera de casa de mis padres hasta los 30?
¿Novio formal desde hace cuánto? Pero...¡Si te conocías todas las camas de la ciudad y lo pregonabas orgullosa! Si llevabas hasta una lista de tus conquistas en el bolsillo de aquella cazadora... ¡Mierda! ¿No es esa misma cazadora que lleva ahora?
¿Cómo que por fin acabaste Derecho? ¿Tu no empezaste Medicina porque era el sueño de tu vida?
¿Qué tienes un qué??? Uauuuhh...con lo grande que sonaba en tus labios la palabra hijo... ¿Con quién??? Vaya ¿pero no le odiabas???


En fin...que me harté de preguntar cosas por el estilo a estas. Los que no fumaban, ahora fuman. Los que bebían, ahora no beben. Los que corrían delante de la policia, ahora se visten de verde y hacen controles de alcoholemia. Las que no querían relaciones formales ni en pintura, ahora están a punto de casarse...

Todos ellos era "amigos de noche"...así les llamaba yo. Nunca quedé con ninguno durante el día. Pero sabía que todos los fines de semana los iba a ver y me iban a contar cómo les había ido durante la semana y yo les contaría cómo me había ido a mi. Cuatro risas y cuatro bailes...y cada uno para su casa, hasta el viernes siguiente.

Y mita tú...seguían todos ahí, como alguien les hubiera congelado y les hubiera devuelto a la vida justo el día en que yo decidí pasarme por allí otra vez...Parecía que nada había cambiado...Pero ¡joer! Vaya si habían cambiado... ¡Y yo que creía que había entrado en el túnel del tiempo! Y lo único que pasaba es que estaba viendo una fotografía del pasado...

¡QUE VIVAN LOS DOWONLOADS!

sábado, 8 de abril de 2006

Ya hable una vez por aquí del Veterinario Gates. Pues bien, hace unos minutos ha venido a mi habitación indignadísimo y enfadadísimo. Yo, que estaba inmersa en mis trabajos (si,si...mi cabecita ha decidido que hoy si), al principio no sabía muy bien por dónde me venían los tiros...

"¡Pero qué se han creído!" "Joder, no hacen más que liarla" "Me cago en piii...¿por qué no nos dejan hacer lo que nos de la gana?" "¡Están todas cerradas!"

Él hilando frases y yo intentando buscarlas un sentido y haciéndole cual metralleta preguntas del estilo a: ¿Quién?, pero ¿qué pasa?, ¿qué dices???, ¿Que han cerrado qué?...

Al final, ya que el veterinario, a causa de los nervios, no era capaz de explicarme muy bien qué le había indignado tanto, se ha limitado a decirme: "Entra en www.%&·"()&%.com ". Y yo, obediente que soy, pues he entrado. Y me encontrado con un cartelito que rezaba: "Web cerrada definitivamente". Miro al Veterinario Gates implorando una explicación...parecía que me la iba a dar, pero lo único que ha salido de entre sus labios ha sido: "¡Lo ves! son unos desgraciaos". Vale...sigo sin enterarme muy bien de qué va todo esto. Entonces descubro un link en la web cerrada definitivamente. Es un link a la página de un famoso diario. Y ahí, ha sido donde me he enterado de todo.

Resulta que en una operación que ni la poli de New York...mira tu, la nuestra, la españolita, ha cerrado 17 páginas web de descargas y han detenido a 15 individuos que al parecer estaban detrás de dichas páginas...

Mmmm...¡Que bien a quedado nuestra poli, oye! Que dicen que la operación no tiene precedentes en Europa...como mola,eh! estarán tan contentos ellos...contentísimos por haber metido en la cárcel a 15 personas, cuyo único delito era ser proveedores de servicios en Internet. Contentísimos también (imagino) por haber dejado en libertad estos días de atrás a otros tres individuos cuyos nombres no pienso poner aquí, porque no quiero ensuciar mi blog...Pero que eran culpables de delitos de verdad...es decir, de delitos que si atentan contra la dignidad de la democracia...Pero nada, que bonito queda en las noticias lo de los 15 piratas ¡Que ni que hubieran pillao a los del Caribe, oye!

Pues si...estoy a favor de la piratería...Y totalmente en contra de pagar 20€ por un CD que sólo escucharé una vez en mi vida, porque sólo tiene una canción que merezca la pena. Totalmente en contra de pagar una salvajada por ir a ver una peli al cine, que luego sea un auténtico bodrio...Totalmente en contra de pagar otra salvajada por comprar esa peli en DVD, porque 1º ¿y si estamos en las mismas? ¿Y si resulta que es una peli de las produce efectos secundarios como, por ejemplo, somnolencia? y 2º Si tenemos suerte y resulta que la peli es buena...¡Sólo la vamos a ver una vez! dos si te gustó mucho y tres si es la peli del siglo... y punto pelota. Y, por supuesto, estoy totalmente en contra de pagar 60€ (que se dice pronto...) por un juego para PC, también por dos razones principales (aunque hay muchas más secundarias, claro): 1º por lo mismo que lo de las pelis ¿y si resulta que no me gusta el juego en cuestión? y 2º Si el juego me gusta...¡Que pena! Has pagado 60 eurazos para terminarlo en menos de una semana (que no todos, pero la mayoría vienen durando esa media).

En fin, que he decidido solidarizarme con el Veterinario Gates e indignarme yo también. De momento creo que estoy en mi derecho...a no ser que hayan puesto una ley que lo prohiba en las últimas horas...que puede ser ¡Ya me lo creo todo!.

Y si me tachan de mala persona por apoyar las descargas en Internet, también están en su derecho...como yo en el mío de que me de igual. ¡Que vivan los downloads!

¡PERO QUE CABECITA QUE TENGO!

viernes, 7 de abril de 2006

Tengo cuatro libros a la mitad, dos trabajos por empezar y uno por terminar, mil apuntes que pasar y un millón de cosas que colocar...Y aquí llevo todo el día, delante del ordenador, jugando a que hago algo. Leyendo blogs y abriendo páginas de jueguecitos on line. ¿Por qué me ha dado hoy por jugar a este tipo de jueguecitos si no lo hago nunca? Fácil...por la misma regla de tres por la que cuando tienes un exámen super importante al día siguiente, decides que esta tarde es el mejor momento para ordenar tu habitación, que lleva hecha un desastre tres meses...Es la ley de Murphy (o cómo se escriba el nombre de este señor): "Nunca ves el momento de hacer algo, hasta que llega el momento de hacer otra cosa más importante".

Y nada, que no me veo yo con ganas hoy de coger ningún libro! Mi cabecita se ha cerrado por dentro y a tirado la llave al retrete. Que no, que no quiere...que ha pensado (¿y quién mejor que ella para eso de pensar...?) que no la apetece hacer del de hoy un día productivo. Y mira tú...que no me veo yo en condiciones de discutir con ella. Ya ves...que seguro que un debate me sienta de culo en menos de dos segundos...¡Que aquí la lista es ella! La que sabe cuando si y cuando no siempre es ella...así que si la nena ha dicho que no, pos va a ser que no...

Hace un rato la he hecho una propuesta.El caso es que para uno de esos trabajos tengo que ver una peli...Y esta ha sido la converación en la que ha derivado mi idea de la propuesta:


Yo.- Oye...¿y si vemos "nombre de la peli"?
Mi cabeza.- Si claro...y después también vamos a misa, si eso...
Yo.- Que no hombre, que seguro que no es aburrida...
Mi cabeza.- ¿Me estás tomando por tonta? ¿A mi?
Yo.- No...pero a ver, ya que no sabemos que hacer...
Mi cabeza.- Vamos a leer blogs.
Yo.- Pero si ya los hemos leído todos...
Mi cabeza.- Alomejor acaban de actualizar alguno y tú y yo aquí perdiendo el tiempo.
Yo.- ¡Pero si eso es lo que estaba diciendo! Que para no perder el tiempo, ¿por qué no vemos...?
Mi cabeza.- ¡Que no coña! Pero que pesada que eres Martitha...Que he dicho que no y es que no...y no me vas a engañar, que ya vimos el trailer de la peli un día...¿No te vale con eso?
Yo.- Mmmmm...creo que no ¡Lo sabes tu mejor que yo!
Mi cabeza.- Bueno, que me dejes en paz ya....que te pongas a leer blogs y punto en boca ¿estamos? Ya si eso vemos la peli mañana.

Y ala...a leer blogs como una descosida. Pero al final, mi cabecita se ha convencido a si misma (porque si la tengo que convencer yo...difícil lo tenemos) de que la gente no actualiza sus blogs 25 veces al día...Así que hemos ido a parar a lo de los jueguecitos on line.

Y ya nos hemos cansado también...Acabo de preguntar (si levantar mucho la voz, no vaya a ser que se me enfade) que qué tiene planeado ahora. Que hay que ser preventivas, dice. Que nos estamos quedando sin tabaco...Pues ale, no se hable más, la menda y su cabecita se van pa el estanco...

LAS HADAS TIENEN FORMA HUMANA

jueves, 6 de abril de 2006

Conmigo sólo se enfadó una vez...hace ya mucho tiempo y ¡vaya lo que me costó que perdonara! buenooo...no tanto, sólo tuve que contarla cómo había pasado todo, y que yo no lo había hecho por voluntad propia. Asunto arreglado...Y aunque ya antes entre ella y yo todo iba como la seda, a partir de aquel momento supe que si alguien, algún día, me pidiera que diera mi descripción de la palabra "amiga", la imagen de su rostro aparecería en mi cabeza rauda y veloz.

Y es que, tengo entre mis amigas a un ángel que a veces se disfraza de diablilla. A una carita dulce que a veces frunce el ceño, sólo para practicar su cara de enfadada, para que no se la olvide cómo se hace... Tengo entre mis amigas a una niña que nunca ha roto un plato, aunque a veces estropea pantalones por culpa de la lejía, que no por la suya. Tengo entre mis amigas a un diamante en bruto que no hace falta que nadie pula...porque en estado natural es como me gusta, como nos gusta a todos.

Ella es el hada madrina de todo aquel que se cruza en su camino y decide quedarse a su lado...¡La mejor decisión que podían tomar! Y es que, yo nunca creí en las hadas, pero después de conocerla, supe que tenían forma humana y que concedían deseos, no con una barita, si no ayudándote a cumplir tus sueños.

Siempre he pensado que lo tendría difícil si alguna vez quisiera hacerse enemigos...Y mucho más difícil si quisiera hacerse pasar por mala. Es imposible ver un ápice de maldad en esos ojos saltarines e hiperactivos que siempre mantienen la mirada a flote...la suya, y la de los demás.

Su amistad es un regalo que muy pocos no han sabido apreciar. Ella siempre está ahí. En el momento en que más la necesitas, aparece sin llamarla, y te ayuda sin pedírselo. Te aconseja sin que lo sepas, te ve con los ojos cerrados, sabe lo que pensarás mañana y te lo cuenta con palabras sordas. Usa el silencio para cantarte una canción, y el mundanal ruido para susurrarte al oído. Agradece tu presencia con una mirada. Agradece tus palabras conviertiéndolas en su fe... Y todo lo hace sin darse cuenta de que lo está haciendo. Eso es lo mejor...que lo suyo es un don intrísenco, no hay cirujía que pueda extriparlo. Lo lleva dentro, aunque no escondido, siempre lo saca a pasear.

No he dicho que la quiero, porque no creo que haga falta decirlo. Ya lo sabe. Y no diré que me daría de cabezazos contra la pared si alguna vez fuera tan estúpida como para dejar esta amistad se esfumara, porque tampoco creo que haga falta. También lo sabe. Siempre se lo digo con la mirada...y fue ella quién me enseñó que también se puede hablar con los labios sellados.

MANUAL DE PRIMAVERA

miércoles, 5 de abril de 2006

Mmmm...¡la primavera se respira por doquier! La de hoy ha sido una mañana ajetreadilla. Mucho paseito... Y por la calle, he notado que la primavera se palpa ya en toda su magnitud.

Me he cruzado con una viejecita vestida de verde, con un paraguas con una ranita verde para cubrirse del sol...¡Que mona iba la viejecita! (Léase el manual "Viejecitas con paraguas en primavera"). ¿Dónde iría la viejecita tan conjuntada ella? Vaya...que me ha quedado la duda existencial...

He seguido andando y a los pocos minutos me he encontrado con una amiga que hacía meses que no veía. Hemos estado hablando poniéndonos al día como media hora al sol...¡Así da gusto pararse a hablar! Porque, en invierno hacer algo parecido puede suponer una congelación general de tu cuerpo...Además, es mucho más difícil encontrarse a alguien en invierno por la calle...supongo que será por eso de que somos como los caracoles y cuando sale el sol, es cuando asomamos la cabecita...jeje. (Léase el manual "Encuentros casuales de primavera que no se dan en invierno").

Después he pasado por una obra...si, si, repletita de obreros jovencitos con las hormonas revolucionadas por la primavera...La pena es que lo único que les he entendido ha sido el "guapa"...lo demás era en su idioma, ¡que vete a saber tú cuál era! He pasado por ese mismo una segunda vez 10 minutos más tarde, y la historia, claro, se ha repetido ¿Qué les hacía pensar que les iba a contestar esta segunda vez si la primera ni les he mirado?...Pero bueno, que los piropillos, aunque en otro idioma, hacen ilusión oye... (Léase el manual "Piropos primaverales de obreros de la construcción con las hormonas revolucionadas").

Más tarde he tenido que saltar por encima de toda una excursión de guiris super blanquitos que han decido que el mejor sitio para tirarse al suelo a tomar el sol de primavera era una de las plazas más céntricas y por las que más gente pasa...En fin...que felices se les veía to' tirados...¡Y que rojitos se estaban empezando a poner! (Léase el manual "Guiris y el primer rayo de sol primaveral").

Después,el género masculino de otra excursión, esta ya no de guiris, si no de quinceañeros revolucionados con eso de la primavera, ha decido apartar su mirada del monumento en cuestióon que la guía les explicaba muy ilusionada ella, para posar sus ojos en otro...osea, en la menda ¡Que ilu me hacen esas cosas, madre! (Léase el manual "Adolescentes, hormonas y primavera").

Y ya llegando a casa, un viejecito se ha sentido en la obligación de recordarme que llevaba el ombligo al aire...pobre...yo también he sentido la necesidad de recordarle a él que su calva también estaba al aire...pero he decido dejar que seguira pensando que esos cuatro pelos mal peinados se la tapaban y le hacían aparentar 40 años menos...Buena que es una (Léase el manual "Viejos de 80 a los que la primavera les hace pensar que aún son hombres de 40").

¡Ay la primavera! Que bonito todo...que bien pensado...

DE TELENOVELAS Y DISTRACCIONES

martes, 4 de abril de 2006

¿No os sentís como si estuvierais viviendo en un peli? Vaya días que llevamos con lo de la corrupción marbellí...Madreeee ¿Y dónde se mete Torrente cuándo se le necesita? Y vale...que el temita se las trae, pero a mi lo que más me asusta es que nos están distrayendo, así, a lo tonto, de otras cositas más importantes. Y mientras nosotros vemos en los telediarios la historia por capítulos del declive de Marbella (que parece una telenovela que más quisieran las sudamericanas...), pués por ahí hay algunos que firman por aquí y firman por allá y nosotros ni papas del tema.

Mmmm...todo esto me recuerda a algo...Hace mucho tiempo (unos meses...), en un pequeño país (el nuestro, oiga...) se creó una gran polémica derivada del anuncio de la aprobación de las bodas homosexuales...Y unos en contra, otros a favor...unos manifestándose asegurando tener el apoyo del mismísimo Dios, otros apoyando la ley cagandose en el mismísimo susodicho...En fin, que así estaban las cosas, todo el mundo preocupado por lo mismo, y sin verlo a penas venir, nos cascaron la nueva super ley de educación...Aynsss, y me sigo preguntando lo mismo ¿dónde estaba Torrente cuándo más le necesitábamos?

Y cuando se caldea un poco el ambiente, porque a alguien se le ha ocurrido la genial idea de contar como van las cosas que de verdad importan…pues Mari Tere se nos va pa él sur (más al sur que Cádiz,eh!) y se nos echa unos bailes y todos jaja, jiji. Y tan contentos otra vez. Ayyy! Que agradecidos somos, con qué poca cosa nos conformamos…

Y mira tu, que a los franceses les queman cuatro coches y no saben qué hacer…¡Pero si distraer a la opinión pública es de lo más fácil! Es la mejor solución y no cuesta dinero. A nosotros aquí, nos distraen con el gran problema de los botellones, y ya tenemos tema de debate en el bar pa dos meses. Y así, les dejamos tranquilitos para que ellos hablen de naciones y de independencias…que nosotros no sabemos de esas cosas…

¿Se acaba el tirón de lo de los botellones antes de lo previsto? ¡Pues vamos con la joyita! La telenovela líder de audiencia de esta primavera. ¿Terminará Julián Muñoz por pagar sus deudas con la justicia? ¿Han incautado a Isabel García Marcos todo lo que tenían que incautarle? ¿Cómo va a recuperarse la Yagüe de su liposucción entre rejas? ¿El espíritu de J.G atormentará de por vida a los policías que tomaron parte en la operación cómo se llame? Y en el Making off… ¿Acabaremos algún día con el problemón del botellón?

TU RESPIRACIÓN SOBRE MI CUELLO.

lunes, 3 de abril de 2006

Me encanta dormir a tu lado...Es algo que no cambiaría por nada del mundo. Me encanta esa sensación de tranquilidad, de protección. Y es que, a tú lado, la cama se vuelve nube y la almohada balsa de sueños hechos realidad.

Me encanta pelear contigo por un trocito de edredón. Me encanta que, medio dormidos, siempre terminemos nuestra lucha durmiendo abrazos bajo el mismo minúsculo trocito de ese edredón. Es genial dormir entre tus brazos sabiendo que me estás soñando, mientras yo te sueño a tí. Me siento como una niña que necesita sentirte cerca para poder dormir...sentir tu abrazo y tu respiración sobre mi cuello. Caminar de la mano por el país de los sueños.

Me encanta que cuando me alejo demasiado, rodees mi cintura con tu brazo y arrastres mi cuerpo hacia ti. Saber que miras a través de mis párpados mientras duermes, mientras dormimos los dos. Saber que si abro los ojos, estarás ahí, como un angel que sueña a mi lado y que con sólo soñar me hace feliz. Ver esa carita y sonreir intentando colarme en tus sueños.

Me encanta derpertar de madrugada y dejarte un "hasta mañana" en la mejilla. Es genial jugar con tus rizos furtivamente con la oscuridad de la noche como cómplice. Velar por tus sueños como tú velas por los míos.

Me encanta que me despiertes con tus besos por las mañanas...Me encanta despertarte a tí de la misma manera. Que me traigas el desayuno a la cama y engatusarte para que vuelvas a acurrucarte a mi lado bajo ese trocito de edredón que hemos compartido durante toda la noche ¡No quisiera levantarme nunca de esa cama convertida en nube!...en nuestra nube.

Y las noches que no dormimos juntos...me encanta imaginar que me abrazas, que peleamos por un trocito de edredón, que miras a través de mis párpados mientras duermo...y entonces, siempre siento tu respiración sobre mi cuello.
Sueños de ayer. Design by Pocket